domingo noviembre 18 de 2018

“Me distancie de Carlos Antonio Vélez cuando se quiso…” : Javier Hernández Bonet Entrevista Pantalla & Dial"

Javier Hernandez Bonet

 Por Édgar Hozzman

Javier Hernández Bonet es un periodista agradecido con quienes tuvieron que ver en los comienzos de actividad profesional. Comunicador comprometido con sus responsabilidades, lo que le significó un vertiginoso ascenso en su proyección.

En 1978 tocó las puertas de Todelar cargado de ilusiones, las que había alimentado en su primera edad comentando imaginarios eventos deportivos, teniendo como referente a Javier Giraldo Neira, quien es el gestor de la escuela periodística deportiva de Manizales.

La objetividad de Javier Hernández Bonet fue tenida en cuenta por el noticiero de televisión 24 horas, empresa que lo contrató como director y presentador de deportes. Su llegada a Bogotá, la capitalizó Caracol Radio, donde entró a reforzar el equipo de periodistas deportivos, comandado por el Ingeniero Hernán Peláez, quien le definió y marcó el norte al novel periodista, quien hoy le agradece a su maestro las enseñanzas y consejos los que han sido definitivos, en los logros obtenidos como director de deportes del Canal Caracol.

Javier fue el gran ganador del mundial, Brasil 014, evento en el que triplicó en audiencia a RCN, gracias al acertado manejo que le dio al equipo de periodistas que le fue encomendado para el cubrimiento del mundial, su lema: “tenemos que llegar con notas, entrevistas, crónicas y comentarios que despierten el interés de la audiencia de todas las edades, creando el clima propicio para para el gran evento”.

Javier es digno discípulo de dos profesionales que se han distinguido por su calidad humana, sencillez, sapiencia, ética y calidez humana, Hernán Peláez y Jorge Campuzano.

–¿Quién ha sido su guía radial?

— Mi guía radial y profesional ha sido Jorge Eliecer Campuzano.

–¿Javier Giraldo Neira creó una escuela periodística en Manizales a la cual pertenece usted?

— Si. Los comentaristas de nuestra época tuvimos como referente a Javier Giraldo Neira. La llegada de los doctores al comentario deportivo, caso Javier y Hernán Peláez, dignificó el oficio y nos alentó a los demás.

–¿Cómo se originó el distanciamiento con Carlos Antonio Vélez?

–Cuando se quiso burlar de sus colegas.

–¿Cómo descubrió a Carlos Alfaro como comentarista?

–Un día lo vi en un programa de la televisión en Argentina. Era el invitado central como técnico de Quilmes y sus respuestas cortas y contundentes me impresionaron. Lo busqué para invitarlo al juego Argentina-Colombia de la eliminatoria del 2006 y fue un hit.

–¿Él hubiera sido un buen candidato para suceder a Pekerman?

–No le quedaría grande ningún reto. Es un hombre claro y estudioso. Pero egoístamente quisiera conservarlo en el “Gol Caracol”. De hecho muchas de las ofertas que ha rechazado en Colombia, tienen que ver con el compromiso y cariño que tiene por sus compañeros de transmisión. Alfaro dice que el pase y transferencia son nuestras, jajaja.

–¿Cuál fue la fórmula del Gol Caracol en Brasil 2014?

–Fue simple. Planeamos todo con más de un año de anticipación. Nuestra gente se capacitó para recibir durante el mundial una audiencia muy distinta a la futbolera. Nos preparamos para hablarles a las mujeres, tíos, tías, abuelas y niños que no eran asiduos al fútbol, pero que necesitaban ser incluidos, pues el mundial era una fiesta nacional.

–¿Es verdad que Javier Fernández duerme mucho?

–Muchísimo. Por eso a la hora de los partidos está fresco como una lechuga. Es un gran profesional.

–¿A quién prefiere como jugador a Jairo Arboleda o James Rodríguez?

— James es el ídolo de hoy, pero lo que hacía Jairo Arboleda, era del otro mundo. Tenía gambeta y pase gol. Era lanzador, pero también desbordador. Jairo nació en la época equivocada al igual que Willington. 

–¿Cómo conformaría la Selección Colombia ideal de todos los tiempos?

Es difícil porque todos los días se me viene un nombre distinto y digo como dejo a este por fuera, en fin. Pero lo intentaré. Zape , Chonto Herrera, la mosca Caicedo, Miguel Escobar , el pecoso Castro, Osvaldo Calero, Leonel, Fredy, Arboleda, Faustino y Falcao García. Les puedo hacer otras dos más con Óscar Córdoba, Yepes, Brand, Willington, el tren Valencia, Aritizábal … Y otros cracks .jajaja- 

–¿Cuál ha sido el mejor equipo periodístico que ha conformado?

— Integré muchos equipos en mi carrera, pero el más poderoso fue sin duda con Edgar Perea y Hernán Peláez en Caracol Radio.

–¿Cuáles han sido los mejores narradores y comentaristas en Colombia?

–Jorge Eliécer Campuzano, Perea, Cuello y el Emperador Marco Antonio. Hoy Javier Fernández escribe su historia con gran éxito. Y de los comentaristas Peláez, Mejía, Wbeimar y Vélez.

–¿Quién creyó en usted en Bogotá?, ¿en qué año llegó a Bogotá?

–Llegué en 1989 invitado por el Noticiero 24 horas. Pero mi despegue se dio gracias a Hernán Peláez, que me llevó a Caracol Radio. Allí construí parte de mi carrera hasta llegar a ser el director de deportes de la cadena.

–¿Es difícil trabajar con el enemigo?

–Nunca me prevengo. Sé que los resultados lo mantienen a uno, o lo entierran.

–¿Qué tienen en común Alejandro Brand y James Rodríguez?

–Brand era un fenómeno al que le faltó tiempo para imponerse internacionalmente. Su lesión tempranera nos privó de ver a uno de los mejores del mundo. Con sus pases encontraba espacios que nadie veía. Fue de los primeros jugadores colombianos en utilizar los tres dedos para asistir a los delanteros, herramienta exclusiva de los brasileños. James es más frontal, su técnica esta aliada a la velocidad del fútbol de hoy. Y todavía tiene mucho que dar.

–¿A Cuántos mundiales ha ido y cuál el mejor por qué?

–Ya son 10. Pero este último será inolvidable por lo que hizo Colombia.

–¿Además del fútbol que otra disciplina comenta?

–Monté en bicicleta y acompañé a varios ciclistas exitosos de los años 70, como Gonzalo Marín y Óscar González. Ya en los medios tuve la oportunidad de ir a dos Vueltas a Colombia, como comentarista del carro dos.

–¿Los comentaristas son irreverentes con la audiencia?

–Sí. Debo reconocerlo. Unos más que otros, pero siempre existe el riesgo de creerse más que los demás. En eso mi maestro Jorge Eliecer Campuzano, siempre fue mi corrector.

–¿Cómo se informa?, ¿A quién escucha?

–Diariamente hago una ronda con mis fuentes de información. A las 6 de la mañana leo los periódicos y visito páginas de internet y oigo desde el más prestigioso programa de radio, hasta el más humilde. No solo para informarme sino para saber que talento nuevo se asoma para hacerle seguimiento.

–¿Un día inolvidable en su existencia?

–El día que nacieron mis hijos, Juan Pablo, Alejandra y Sofía.

–¿Un error?

–Muchos. Pero hubo uno que me dolió por no decir las cosas por su nombre. Cuando el camerunés, Fue, se desmayó en el partido Colombia- Camerún, me preguntaron cuáles podrían ser las causas del desmayo, y yo por no comprometerme y decir que podría estar relacionada con sustancias prohibidas, como ocurre en la mayoría de los casos dije que seguramente se había tomado un chocolate trasnochado. Al morir Foe, se tomó como una burla. Días después la fiscalía de Lyon abrió una investigación por sospecha de doping.

–¿La radio está perdiendo audiencia frente a las redes sociales?

–En los últimos dos años según los estudios, hubo un repunte en la audiencia de radio, que había sido afectada por la llegada de los canales privados y de la televisión por cable. Yo lo creo es que se han complementado.

–¿Qué le aconseja a su hijo?

–Que escriba su propia historia. A Él le toca más duro que a todos, pues tiene de jefe a su papa.

–¿Qué es la “malasqueña”?

–Es la más linda jugada de irreverencia e irresponsabilidad que vi en una cancha. Malásquez un peruano que jugaba en el Medellín, se sacó a cuatro jugadores del Unión Magdalena y se negó meter el gol, para volverlos a esperar, gambetearlos de nuevo y finalmente disparar. Esa jugada la bautizamos la Malasqueña.

–¿Por qué Caracol no transmite la Vuelta a España?

–No tenemos derechos, pero tenemos enviado especial para los noticieros.

–¿Continúa interesado en la política?

Javier Hernández y Edgar Artunduaga

–No directamente. Apoyo a todo aquel que tenga un Proyecto para darle oportunidades a la juventud. La violencia y la droga nos están arrebatando a nuestros chicos y poco se hace desde el estado.

–¿Volvería a aspirar a una curul en el Senado?

–Sacamos casi 40 mil votos y no llegamos. Más de 25 senadores entraron con menos. Pero así estaban establecidas las reglas y las respetamos, pero tenía claro que esa era una primera y última oportunidad. Le prometí a la familia no ir más.

Share Button