Jueves Marzo 30 de 2017

El teatro Julio Mario Santo Domingo bajo la gran batuta de Ramiro Osorio con todo para el 2016

Ramiro-21

 Por Rubén Darío Mejía Sánchez

Hablar de cultura y principalmente de teatro no es  cosa fácil, pero en esta oportunidad me atrevo a hablar de un hombre que tiene una carta de presentación casi diseñada que lo envía y presenta para ser, con toda autoridad, el director de un teatro, no de un teatro cualquiera, sino del Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, con sede en la Capital de Colombia, un teatro a la altura de los grandes del mundo; es Ramiro Osorio quien tomó la batuta desde hace varios años y nos anuncia que el 2016 será éxito total a partir del momento en que se levante el telón.

Entre las entrevistas más entretenidas que haya hecho durante mi carrera profesional está la de Ramiro, un hombre de gran trayectoria profesional, llena de pergaminos, no solo en Colombia sino en otros países de América Latina, como México en donde tiene su segunda nacionalidad y que lo acaba de condecorar como la gran figura por todo lo que ha hecho por el teatro y la cultura del país manito.

Ramiro fue el primer Ministro de Cultura de Colombia, cofundador del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, Embajador de Colombia en México, asesor cultural del presidente Vicente Fox, funcionario del BID en Paris, como Director Cultural de la Secretaría Iberoamericana y ahora es el gran Director del Julio Mario Santo Domingo, luego de haber cumplido una gran labor en España como Director General de un gran proyecto de la Sociedad General de Autores que se llama Arteria Multiespacios, en donde tenía a su cargo nueve teatros y tres en proyecto, uno de ellos en Bogotá, el cual no se hizo realidad.

Osorio llega para hacerse cargo del Teatro Julio Mario Santo Domingo y es así como hoy 5 años y medio después ha consolidado el primer modelo público-privado en Colombia para gestionar una institución de carácter público en donde de manera admirable se ha conseguido el concurso tanto de la ciudad como de la familia Santo Domingo que son los cogestores público y privado en el modelo, pero también el público que cada vez que compra boletas para el Teatro Mayor están siendo también patrocinador del teatro.

Ramiro-5

Es así como en lo que va corrido de funcionamiento del Teatro han asistido un poco mas de 1.100.000 personas, según calcula Osorio.

Manejar la economía y administración de recursos del teatro no ha sido muy fácil, es así que con el presupuesto que se le da, con los auxilios del mayor patrocinador, la familia Santo Domingo y varios patrocinadores como Caracol Televisión, Grupo Bancolombia, Grupo Energía de Bogotá, Sura, Protección, la Cámara de Comercio y también el Ministerio de Cultura, se ha logrado que el proyecto Teatro Julio Mario Santo Domingo salga adelante y se ponga a la altura de los mejores en su género.

Para el año que comienza se anuncian grandes presentaciones teatrales y musicales entre las que se destacan la llegada de cinco de los más grandes directores de orquesta del mundo: Valery Gergiev que dirige la Orquesta Filarmónica de Viena, Kent Nagano que dirige la Orquesta Filarmónica de Hamburgo, Zubin Mehta dirigiendo la Orquesta Filarmónica de Israel, Gustavo Dudamel dirigiendo la Orquesta Simón Bolívar y Daniel Hope dirigiendo la Camera Orquesta de Basel. La ópera de Richard Strauss, Salomé con un reparto internacional y nacional espectacular, con la Orquesta Filarmónica de Bogotá, con el Coro de la Opera de Colombia, dirigida por Josep Caballé Domenech, y la ópera Tristán e Isolda de Wagner con la Opera de Hamburgo, entre otros.

Ahora dejemos que en el siguiente reportaje nos cuente Ramiro todas las novedades y los planes del Teatro Julio Mario Santo Domingo para este año y el futuro inmediato (este reportaje fue hecho a mediados de diciembre de 2015 y adaptado por su actualidad para publicar en la fecha).

 Ramiro-51

Decían antes que era quijotesco haber hecho un teatro como el Julio Mario Santo Domingo y ponerlo a usted al frente. ¿Cuál ha sido el resultado de estos años?

Yo resaltaría lo más virtuoso y es que el Gobierno de la Ciudad accede a llegar a un acuerdo con la familia Santo Domingo en un proyecto en beneficio de los ciudadanos. En el origen de este proyecto está el alcalde Enrique Peñalosa, que al final de su anterior gobierno invitó a don Julio Mario Santo Domingo a que donara la cuarta biblioteca de Bogotá, de las grandes bibliotecas que faltaba. Ya se había construido el Tintal, el Tunal y la biblioteca Virgilio Barco y Julio Mario Santo Domingo dijo que por supuesto aceptaba la invitación y que donaba la biblioteca. En el gobierno siguiente, en el gobierno de Lucho Garzón, ya se fue construyendo ese modelo de la donación y lo que originalmente iba a ser solo una gran biblioteca pública, terminó siendo un centro cultural con una gran biblioteca, con dos teatros, el teatro mayor y el teatro estudio, con una galería, con salones de conferencias, con un parque, en fin, es absolutamente admirable que la ciudad aportó el lote que son 5 hectáreas y media y 350 estacionamientos subterráneos y construyó el parque y la familia Santo Domingo aportó la construcción de un edificio de 26.000 metros cuadrados que tiene estas dotaciones que acabo de comentar, eso es lo primero, este es un centro que ha enriquecido la vida de la ciudad de manera sobresaliente, a esta mega biblioteca vienen más o menos 50.000 personas cada mes y a estos dos teatros desde su fundación hasta nuestra proyección de cierre, digamos cinco años y medio, al final del 2015, fueron un poco más de 1.100.000 personas las que vinieron al teatro. Estamos hablando de cifras muy importantes.

Estamos hablando de este millón cien mil personas al teatro?

Al teatro, han venido en cinco años y medio. Yo creo que lo que hemos logrado en estos cinco años y medio es consolidar un modelo público-privado, el primer modelo público-privado en Colombia para gestionar una institución de carácter público en donde de manera admirable hemos conseguido el concurso tanto de la ciudad como de la familia Santo Domingo que son los cogestores público y privado en el modelo, pero también el público que yo creo que cada vez mas logramos que la gente se sienta que cuando compra boletas para el Teatro Mayor están siendo también patrocinador del teatro. También tenemos el patrocinio de empresas muy importantes: una parte del grupo Santo Domingo, tenemos patrocinio de Caracol Televisión, del Grupo Bancolombia, del Grupo Energía de Bogotá, de Sura, de Protección, de la Cámara de Comercio y también del Ministerio de Cultura, es decir, es un modelo que ha logrado traer reconocimiento de los sectores público y privado, es un tema muy importante.

Pero hubo un poco de susto cuando se habló del Teatro Julio Mario Santo Domingo, porque se creyó que era un teatro elitista y resulta que al transcurrir del tiempo se ha visto la cosa totalmente diferente. Como se logró esto?

Si, originalmente se decía que este era un teatro elitista, pues no, porque este es un teatro público, este es un teatro que pertenece a la ciudad, pertenece a la Alcaldía Mayor de Bogotá, que tiene otro modelo de gestión diferente al Jorge Eliecer Gaitán eso es otra cosa, pero este teatro tiene que cumplir las políticas culturales públicas de Bogotá, tiene que ser incluyente, democrático, se tiene que ofrecer una programación abierta a todos los públicos, tiene que formar unas audiencias, tiene que tener actividades de carácter pedagógico, y lo que nos hemos propuesto es tener una programación de excelencia, que de verdad enriquezca la vida de Bogotá, ese ha sido el reto.

La diferencia que es, en altura del espectáculo… porque es que vienen cosas muy finas, sin decir que haya teatro mas fino que otro, pero ustedes traen por ejemplo cosas muy fuertes que están compitiendo a nivel internacional

Nosotros tenemos hoy una de las mejores programaciones que hay en América Latina desde el punto de vista de la calidad. Que es lo que esto ha significado para Bogotá, pues que todos los teatros se han puesto las pilas, todo el mundo ha subido el nivel de calidad.

Les tocó…

Eso ha sido muy claro, estamos en una muy sana competencia, estamos luchando por tener público y creo que nosotros hemos sido unos agentes de cambio verdaderamente muy importante en la ciudad.

La experiencia que hemos tenido en teatro, cuando se habla de teatro local, uno hace noticias y las noticias se quedan muy locales, pero resulta que usted por ejemplo si no es cada ocho días, cada quince días hay una presentación de algo, que es una noticia internacional

Cada semana, tanto lo colombiano como lo internacional.

Si pero para nosotros como noticia internacional, mínimo dos veces al mes con el teatro. 

Si, si, si 

Cuénteme una cosa, como llegó usted aquí? Usted es un hombre que sabe mucho de teatro y que lo conoce Colombia, América y el mundo, pero como lo escogieron para que usted fuera el Director.

Yo vivía en Madrid y era el Director General de un gran proyecto de la Sociedad General de Autores que se llama Arteria Multiespacios. Yo tenía a mi cargo nueve teatros y tres en proyecto, uno de esos era en Bogotá y era un proyecto muy grande, un auditorio de 10.000 personas. Yo vine a conseguir socios, la idea era hacerlo en un local que tenía la Beneficencia de Cundinamarca, la Gobernación de Cundinamarca, ese auditorio allí en la calle 26 pero no se pudo, fue muy difícil y conocí a las personas del Grupo Santo Domingo, obviamente conocía muy bien al alcalde Moreno, a la secretaria de cultura Catalina Ramírez y en algún momento cuando yo ya definitivamente vi que no se podía, el Presidente de Valorem que es la holding de las empresas del Grupo Santo Domingo me dijo, mira nosotros le estamos donando un espacio a la ciudad que me gustaría que conocieras y me presentó un powerpoint y llamé a Catalina Ramírez y le dije óyeme me pareció muy interesante esto que me mostraron, yo ya me iba para Madrid, eso era un sábado y me dijo Catalina, pues claro voy y te lo muestro, entonces vinimos aquí, eso era digamos como octubre del año 2009, se inauguró en mayo de 2010. Yo ya llevaba 10 años fuera de Colombia en esa etapa, primero había estado 5 años largos en México dirigiendo el Festival Internacional Cervantino de Guanajuato y había estado 3 en la Secretaría General Iberoamericana con Enrique Iglesias dirigiendo el área de cultura y el tiempo que llevaba en la Sociedad General de Autores de España, entonces cuando Cata me mostró, yo realmente me emocioné mucho de que pudiera existir en Colombia un espacio de esta categoría y manifesté pero como una cosa coloquial, yo volvería a Colombia a dirigir una cosa así, entonces pues eso ya corrió, la Secretaria le dijo al Alcalde, él le dijo al Presidente de Valorem y el Presidente de Valorem le dijo a los señores Santo Domingo y en fin, yo pasé los procesos de selección para estas cosas y me invitaron, entonces empecé el primero de abril, pero realmente empecé a pensar en esto desde diciembre de 2009.

Pero su vínculo al teatro colombiano con Fanny Mickey fue muy fuerte

Si, si claro, los dos fundamos el Festival Iberoamericano de Teatro, yo dirigí con Fanny también el Teatro Nacional.

En este momento, después de haberse metido en eso con Fanny, porque fue una lucha también tremenda y viene y se le mide a la otra, cuál ha sido más difícil

Son proyectos todos de vida, son proyectos muy emocionantes, a mí me tocó ser Director de Colcultura con el gobierno del presidente Gaviria en un momento absolutamente clave en este país que fue después de la Constitución del 91 y que fue hacer realidad los derechos culturales que la Constitución señalaba para los colombianos. Me tocó ser el Ministro de Cultura de Colombia, a mí me tocó crear el Ministerio de Cultura.

Que fue cuando se dijo que era un error hacerlo.

Y se ha demostrado que no ha sido un error

Ramiro-16

Si, pero en ese momento, yo recuerdo que tenía que ver con el Gobierno en ese entonces y entonces dijeron que eso era una locura, que era un error 

Si, teníamos la oposición nada menos que de García Márquez. 

Bueno, ya estamos aquí en el Julio Mario Santo Domingo, inauguran el teatro, ya tengo el escenario, tengo las cosas, pero entonces con que lo acredito

Bueno, ese es el tema, nosotros empezamos a trabajar, cuando supe que habían tomado la decisión de que yo dirigiría el Teatro, eso era más o menos como en enero de 2010, yo llamé a trabajar conmigo a tres personas que han sido claves en este teatro que es María Teresa Calderón, una historiadora, una bailarina, que ha sido la Directora de Patrocinio y Responsabilidad social y Mecenazgo de este teatro; a Pilar Ordoñez que fue la Directora Administrativa y después la Subdirectora General del Teatro y Sandra Meluk, Directora de Programación. Y entonces nos pusimos a pensar en el proyecto, en como lo íbamos a armar todo el modelo y la programación y los recursos, etc y ellas entraron a trabajar como a mediados de marzo y yo entré a trabajar en abril pero ya teníamos adelantadas muchísimas cosas, yo me había puesto a mirar por todas partes que podíamos traer de espectáculos muy importantes para que semejara el carácter profesional y de calidad de este teatro y así empezamos y algo que me reconozco es que primero, todo lo que hemos ofrecido lo hemos cumplido, lo segundo, hemos sido muy sobrios con el tema de los recursos, entonces han alcanzado los recursos para hacer muchas cosas importantes para equipar este teatro de una manera mejor. Este es un teatro como en Nueva York, un teatro a la altura de cualquier teatro del mundo y hemos sostenido una programación de altísima calidad, además nos hemos vuelto una institución fundamental para el desarrollo de la cultura colombiana, que hacemos muchísimas coproducciones con los artistas colombianos, de música, de teatro, de danza, de ópera, aquí trabajamos muchísimo.

Me comentaban que usted ha tenido como la idea de aliarse con otros para hacer obras de teatro, para hacer montajes, para todo. Con quienes piensan hacer esas alianzas

Bueno, nosotros tenemos alianzas para el espectáculo de esta noche, por ejemplo, es una alianza con el Teatro de Oviedo, con la Opera de Oviedo. Entonces, nosotros hemos conseguido de manera gratuita que nos presten la producción que es una mega producción. Entonces hacemos alianzas con múltiples teatros, acabamos de cerrar un acuerdo para el 2017, para hacer una ópera que se llama Ascenso y Caída de la Ciudad de Mahagonny con el Teatro Colón de Buenos Aires y con el Teatro Municipal de Santiago, estamos trabajando en otro proyecto con la Opera de Lyon en Francia, en fin, son cosas que trabajamos en muchas bandas. El Festival de Música que creamos en el 2013, que se llamó Bogotá es Mozart.

¿Y qué va a continuar?

Por supuesto, en el 2017 se les dedica a los compositores de la Rusia romántica, el año pasado lo hicimos antes de Bogotá, la mitad en Méjico y la mitad en Santiago de Chile, lo hicimos con el Ministerio de Cultura de Méjico, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y con el Centro Artístico 660 de la Fundación Coltartes, entonces como verá, son alianzas muy importantes.

Ese olfato para ese negocio en el campo de la cultura, para hacer esas alianzas viene de donde, de lo que hizo anterior con el Teatro Nacional o usted ya venía…

Viene desde el origen de mi trayectoria artística, yo empecé siendo actor de un grupo de teatro, siendo el director cuando tenía 20 años, y a los 20 años yo me di cuenta que si no me conseguía el dinero y si no conseguía los teatros y si no hacía difusión, y si no entendía como era el modus operandi pues nunca iba a tener éxito. Podía montar muy bien las obras pero no iba a venir nadie.

¿Pero ha llegado algún momento en donde de pronto diga, yo como que hasta aquí llego o ha tenido momentos muy difíciles alguna vez?

Si claro, porque en la medida en que cada proyecto es más difícil, va superando en dificultad lo que uno se va proponiendo, pues claro que son grandes retos y todo tiene altibajos y uno a veces roza el fracaso y en fin, yo tengo una personalidad que en gran parte se la debo a mis dos padres. Mi papá era un hombre muy riguroso, él era santandereano y además era científico, eso era una vaina pero tenacísima de disciplina.

¿Y de dónde era?

De Oiba, nosotros somos una familia de Oiba y del Socorro, y mi madre era la dulzura absoluta…

¿De allá también, del mismo sector?

No, mi mamá era bogotana. La armonía, la dulzura; era la que armonizaba todas las cosas en la casa, entonces yo siempre esos dos aspectos me los reconozco en mi carácter. Yo no decaigo ante las dificultades, yo tengo una cosa y es que yo sé a dónde quiero llegar, entonces eso es un tema absolutamente clave, entonces a veces hay más o menos dificultades, a veces linda uno el fracaso pero uno sabe que tiene que llegar allá, y tengo esta cosa de mi madre, que es uno sobreponerse porque es capaz de renovarse internamente, es capaz de llenarse de ilusión, de cariño, de echar mano a todas las reservas que uno tiene y salir adelante.

¿Porque está metido en esto, por vocación?

Yo descubrí a los ocho años que me quería dedicar al teatro, estudiaba en el colegio San Bartolomé La Merced y montamos una obra de teatro los niños del colegio. Por algún proceso de selección llegamos a actuar al Teatro Colón y cuando yo actué en el Teatro Colón dije, me voy a dedicar a esto para siempre, y si, en mi colegio y en todo fui orientándome a eso, yo era el que dirigía el grupo de teatro, yo ganaba todos los premios de recitación, yo era el que daba los discursos de fin de año, todo. Yo me fui desde los ocho años, me fui orientando a eso.

Pura sangre de teatro

Sí, tengo la fortuna de que de muy joven supe lo que quería hacer.

Estuve investigando sobre usted y me dicen que no se ha dejado untar por la política y que sigue siendo alguien de arte, de cultura. ¿Cómo se maneja eso, porque es que usted ha estado al lado de políticos todo el tiempo?

Yo he tenido responsabilidades políticas en México, en Costa Rica, en España, en Colombia por supuesto.

La vida es política no…

Y me gusta la parte política desde el punto de vista de la cultura, pero nunca tengo ninguna ambición de nada, en algún momento me ofrecieron ser ministro de educación y dije que no. Lo único que me interesa es el tema de la cultura y me interesa que mi país sea mejor en ese sentido, nosotros somos un país de una gran fortaleza, nosotros somos un país pluriétnico y multicultural, con una capacidad creativa extraordinaria y no lo reconocemos así, no hacemos de eso la gran fortaleza.

Estamos viendo mucha cuestión en televisión sobre cultura últimamente y otra cosa que está haciendo usted mismo, usted está haciendo las transmisiones, la gente como se está sentando… para que usted siente a la gente un viernes o un sábado a ver algo que están transmitiendo del teatro. ¿Como se logra eso?

Primero es que tenemos cosas muy buenas para ofrecer y después es que toda la gente quiere en una ciudad como la nuestra, con tantos problemas de tráfico, con una vida dura, la gente quiere que le pase cosas bonitas, la gente quiere que le pase cosas importantes, la gente viene hasta acá y maneja hora, hora y media, vienen en transporte público y me dicen, no me importa haberme gastado hora y media en llegar acá, cuando llego acá todo funciona perfecto.

Usted ha mirado lo que nosotros hemos mirado a veces… Vine a ver un concierto que me llamaba mucho la atención, pero ese día me dio por mirar la gente, resulta que nos pusimos a mirar la gente y la gente se transforma aquí, y son muy amigables.

Nosotros no solo miramos eso, lo estudiamos, encargamos estudios, hemos hecho estudios con la Universidad de los Andes sobre eso, sobre la satisfacción del público. Nosotros por ejemplo tenemos un programa que comenzamos al final del 2013 que se llama “100.000 niños al Mayor”, nos hemos propuesto que cada año vengan 100.000 niños de las escuelas públicas distritales de Bogotá al Teatro Mayor…

¿Totalmente gratis?

Totalmente gratis, para que los niños descubran aquí los lenguajes artísticos, ese es un programa que nosotros hacemos con dinero que nosotros conseguimos de donaciones, en donde nosotros pagamos el autobús, le damos su refrigerio, les hacemos un programa de mano para que lo miren con sus padres y ese es un acontecimiento de vida para esos niños, es que hay muchos niños que nunca han pasado del sur al norte y todo tiene que ser de gran calidad, los autobuses, todo lo que hacemos es para que sea un acontecimiento de vida. Nosotros trabajamos en este teatro para que el que venga a este teatro tenga un acontecimiento de vida. Eso está en nuestro adn de esta casa, nosotros estamos absolutamente seguros, que nosotros contribuimos a que la gente sea mejor.

¿Bueno, antes de entrar en la programación del 2016, quien es Ramiro Osorio?

Yo soy fundamentalmente un hombre de teatro.

Nació en Bogotá

Nací en Bogotá, he sido actor, he sido director, estudié una maestría en letras españolas en la Universidad de Guanajuato, Méjico, aquí también había estudiado en Bogotá pero me fui a Méjico muy joven y bueno, a lo largo de la vida, en mi trabajo como actor, como director, como maestro, conferencista, pues se me ha llevado a varios países a trabajar. En Méjico me concedieron la medalla Ohtli el miércoles pasado, que es la medalla más importante que le dan a un mejicano, yo también tengo nacionalidad mejicana, por mi trabajo en Méjico y por el trabajo que he hecho para difundir la cultura mejicana, entonces he vivido 23 años en Méjico, he tenido responsabilidades realmente muy importantes en Méjico, fui director de teatro y danza de la Universidad Nacional Autónoma de Méjico, yo tenía doce teatros a mi cargo, para que tenga una idea, doce escuelas profesionales de formación de actores, de directores, de escenógrafos; fui director del Gran Festival de la Ciudad de Méjico, del Festival del Caribe…

¿La prensa mejicana habla muy bien de usted, por qué?

Salió una entrevista muy grande que me hicieron en El Universal hace como unas tres semanas porque crearon el Ministerio de Cultura en Méjico y me entrevistaron sobre el Ministerio de Cultura.

¿Nosotros cómo estamos de cultura en Colombia?

Yo creo que muy bien porque nosotros tenemos una capacidad de creación muy impresionante, somos un país tan diverso, tan rico en manifestaciones culturales.

¿Pero si lo estamos mostrando?

Yo creo que no lo estamos mostrando en todo lo que deberíamos. Aquí tenemos un problema muy grande, por ejemplo en el campo de la música, esto es como una botella, abajo tenemos una gran creatividad y un huequito chiquitico para que salga, ese es el gran desafío de este país, lograr que toda la creatividad salga.

Usted que vivió en Méjico, se dio cuenta que ellos son muy nacionalistas, ellos aman mucho su país…

Ellos aman mucho su país porque conocen su cultura.

Que creo que es lo que no nos pasa a nosotros

Claro, porque ese es un tema que solo se aprende en la escuela, solo se aprende en la educación básica y solo se aprende en la casa.

Entonces como se arreglaría eso…

Si yo amo a mi país fue porque en mi casa me enseñaron, me mostraron el valor de la música, el valor de lo nuestro, de lo autóctono, pero no me lo enseñan en el colegio, poco me lo enseñan en el colegio. ¿Cómo se logra? Cambiando de currículo, cambiando de políticas, se logra con una estrategia real de la más alta política.

Pero cuando hablamos de teatro… a ver lo que sucedió con el Festival de Teatro de Bogotá, decían lo que pasa es que eso es para la gente que tiene plata, hasta que la gente entendió que podía meterse en eso. Luego vienen ustedes y miren lo que están haciendo en este momento, pero ¿cuál sería la labor en este momento para que la gente entendiera y se enfocara más en esto de la cultura?

Yo creo que hay que reformar el currículo de la educación básica, hay que incluir los contenidos artísticos. ¿Yo me pregunto siempre, un niño hoy en nuestra escuela, yo me hago dos preguntas, tiene en sus materias, tiene en su currículo la posibilidad de que le detecten los talentos artísticos oportunamente y se los conduzcan? No. Dos, un niño colombiano tiene en su educación básica una formación que le permita conocer la diversidad cultural de su país y sentirse orgulloso de ella? No. Ese es el gran problema.

No sé si ha tenido tiempo de ver lo que está haciendo Caracol ahora con los niños, una cosa que se llama La Voz Kids

Si.

Ha visto que hay como tres o cuatro niños que están dedicados a que se conozca la música de mi tierra, del llano…

Sí, es muy impresionante porque, primero lo que veo es niños con una capacidad impresionante…

¿Cómo ve la llegada, de casi el padre del Teatro Julio Mario Santo Domingo a la Alcaldía de Bogotá?

Fantástica, no solo por la cultura, fantástica por la ciudad.

Enrique Peñalosa es realmente la persona más capacitada para gobernar esta ciudad, ya lo demostró y yo creo que todos estos problemas tan graves que tenemos, vamos a tener cuatro años de una gran gestión.

¿Usted ya se entrevistó con él?

Si, lo fui a ver antes de la campaña, para contarle como era el modelo de este teatro. El viene mucho a este teatro y a él le gusta especialmente la danza.

¿Pero ya hablaron sobre los programas, lo que hay del teatro, él mas o menos le dio idea de que quiere o no?

No, no, es que este es un modelo público-privado, el preside la Junta Directiva.

¿Pero el Alcalde no tiene mucho poder en ese momento?

Bueno, esto como se establece, los aportes de la ciudad, los aportes de la familia Santo Domingo, los aportes que hacen las empresas…

Entonces usted no ha tenido problemas con nadie hasta el momento para que todo funcione

No, yo creo porque en principio he sido realmente una persona institucional que lo único que me importa es el bien de la ciudad y el bien de esta institución. No tengo una agenda política, no tengo ningún interés que no sea este.

¿Cómo está la programación 2016?

Wiener Philharmoniker - Austria - Director Valery Gergiev - Rusia

Fantástica, fantástica, yo creo que hemos logrado una gran programación. En el 2016 hemos consolidado la programación en todo, en lo musical, en lo escénico.

¿Con que la sacó del estadio?

Michele Fleet with (L-R) James Samson, Eran Brugge, Michael Novak, Aileen Roehl, Michael Trusnovec and Heather McGinley in Esplanade

 No sé decirle… un solo ejemplo, cinco de los más grandes directores de orquesta del mundo van a estar en Bogotá. Valery Gergiev que dirige la Orquesta Filarmónica de Viena, a propósito que venga Viena es un gran acontecimiento. Viene Kent Nagano que dirige la Orquesta Filarmónica de Hamburgo, viene Zubin Mehta dirigiendo la Orquesta Filarmónica de Israel, viene Gustavo Dudamel dirigiendo la Orquesta Simón Bolívar, que ha venido todos los años, esa orquesta viene todos los años al Teatro y viene Daniel Hope dirigiendo la Camera Orquesta de Basel, y ese es solo un caso. Vamos a hacer dos óperas, vamos a hacer por primera vez en Colombia una ópera de Richard Strauss, vamos a hacer Salomé con un reparto internacional y nacional espectacular, con la Orquesta Filarmónica de Bogotá, con el Coro de la Opera de Colombia, en fin, con una producción maravillosa y la va a dirigir Josep Caballé Domenech, el gran director español y la puesta en escena la hace Joan Anton Rechi, director de Andorra, España. Hacemos Tristán e Isolda de Wagner con la Opera de Hamburgo, la producción completa de Hamburgo, los cantantes alemanes todo, en fin. Estamos haciendo cosas muy interesantes.

Nogravity Dance Company - La trilogía de Dante Allighieri - Italia Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández - México Salomé - Director musical Josep Caballé Domenech

¿Y en coproducción que hay?

Bueno, este año pues Wagner lo hacemos en co-producción, vamos a hacer un recital de Roberto Alagna, el gran tenor, para mi es el mejor tenor del mundo, lo hacemos con la Opera de Colombia, lo hacemos con la Orquesta Filarmónica de Bogotá. En el caso del teatro, por ejemplo, este teatro en el 2016 va a auspiciar siete producciones de teatro colombiano, vamos a hacer cuatro co-producciones con cuatro grupos muy famosos que tienen una gran trayectoria aquí, que es el Teatro Breve que dirige Victor Viviescas, el Teatro Umbral que dirige Carolina Vivas, el Teatro Ensamblaje que dirige Misael Torres y el Teatro Tierra que dirige Juan Carlos Moyano y nosotros tenemos tres estímulos para creaciones de grande, mediano y pequeño formato que hacemos en colaboración con el Jorge Eliecer Gaitán, es decir, siete espectáculos del teatro colombiano se van a estrenar en el 2016 en este teatro, estamos hablando de un esfuerzo grandísimo, porque celebramos los seis años del Teatro con la Compañía Nacional de Teatro Clásico de España con el Alcalde de Zalamea.

Y eso es el..?

Paul Taylor Dance Company Paul Taylor Dance Company00

El 26 de mayo. La programación de danza es absolutamente extraordinaria. Comenzamos con el Paul Taylor Dance Company, Paul Taylor es uno de los fundadores de la danza moderna en Estados Unidos con Martha Graham, con Alvin Ailey, con Merce Cunningham. Bueno tenemos en el campo de la danza folclórica, el Ballet Folklórico Nacional de México de Amalia Hernández, una de las grandes compañías de este tipo de danza, el Ballet de Víctor Ullate que es un ballet neoclásico español verdaderamente fantástico, la presentación de Danza Común de Colombia, viene un espectáculo absolutamente bellísimo que se llama Nogravity Dance Company de Italia donde todo el espectáculo es volando, los bailarines vuelan, un espectáculo aéreo verdaderamente extraordinario; hacemos con el ballet de Leipzig dos suites de Rachmaninov, nosotros hicimos aquí hace unos tres años, si lo recuerdas, la Gran Misa de Mozart, hay gente que me ha dicho que es el espectáculo más bello que se haya hecho, con ellos vamos a hacer dos programas con su gran coreógrafo que es Mario Schöder; con  María Pagés, la gran bailaora, traemos su espectáculo último que se llama Yo Carmen, sobre Carmen de Bizet; hacemos con el Ballet de Santiago de Chile, Sorba el Griego, lo hacemos con la Orquesta Filarmónica de Bogotá y los coros de la Opera de Colombia, esa es una mega producción.

Bueno, y de los personajes colombianos, suena como rara la pregunta que le voy a hacer, ¡cuáles son sus mayores clientes? porque cuando uno viene al teatro encuentra una figura que siempre está en el teatro que se llama Belisario Betancur

Viene mucho…

Así como él que otros personajes que sean habituales del teatro

Hay muchos personajes, por ejemplo, está Alberto Rojas Puyo, es una persona que viene 30 veces, 40 veces al año al teatro, es gente de una fidelidad… así podría darle veinte nombres más.

¡Cuando usted presenta esos espectáculos para niños que es con tanta altura, que ha llegado a escuchar de los niños? ¡Que dicen?

Eso les cambia la vida de manera total. Para empezar, entran a un recinto tremendo, para ellos ya es un cambio, además ven espectáculos maravillosos donde son tratados con inmenso respeto.

Concluimos la entrevista diciendo qué, Ramiro…

Yo creo que en lo personal, yo he vivido una vida muy afortunada, aunque me ha tocado trabajar muchísimo. A esta altura de la vida ya estoy un poco cansado, pero he tenido la posibilidad de realizar todos los sueños que he tenido y todos esos sueños tienen que ver con mejorar la vida de los países en los que he vivido, de las ciudades en las que he vivido, de los artistas con los cuales trabajo, del público que asiste a las ofertas que hemos creado y me siento profundamente agradecido con la vida.

Sin meterlo en problemas y si se puede hablar. ¿Presupuesto muy regular para la cultura?

Ha mejorado mucho, desde que se creó el Ministerio de Cultura ha mejorado mucho el presupuesto. Esta ciudad, por ejemplo, ha hecho un gran esfuerzo durante los cuatro años del alcalde Petro, un presupuesto muy grande.

Han estado muy bien, ¿no?

Si, yo creo que en el tema de educación, de cultura la ciudad ha avanzado mucho.

¿Algún fracaso?

Pues si, pero afortunadamente no he tenido un fracaso irreparable.

¿Piensa morir en Colombia?

Si, yo tengo una pequeña casa en el Huila frente al rio Magdalena, en un pequeño pueblecito muy lindo que se llama La Jagua, de camino para San Agustín…

Para Pitalito.

Si, para Pitalito, es una tierra que yo amo muchísimo desde que yo era adolescente.

¿Porque?

Porque mi hermano mayor, que él es médico, se fue a hacer su año rural a La Plata y después se quedó en Garzón como anestesiólogo de Garzón en el hospital y yo empecé a ir mucho, yo tenía por ahí 18 años y siempre he adorado esa tierra, me parece que ese es uno de los lugares más bellos físicamente pero que tiene una energía muy especial.

¿Ha cambiado mucho la música actual de lo que usted alcanza a escuchar?

Si, en este teatro lanzamos muchos de los nuevos discos que se hacen en Colombia, con los nuevos intérpretes y tienen muchísimo éxito. Han estado Monsieur Perine, Bomba Estereo, Chocquibtown.

Vi lo de Monsieur Perine, lo pasaron en televisión con ustedes y eso fue un éxito…

Aquí se graban los discos, Santiago Cruz acaba de estar el mes pasado, hizo dos conciertos y grabó su nueva producción, su nuevo video, en fin, Mederano grabó aquí también. Que veo, cosa que me alienta muchísimo, me gusta, primero que es que los jóvenes músicos colombianos están muy bien formados, o sea, aquí hay escuelas hoy en Colombia muy buenas, y lo otro es que de verdad sí conocen la música colombiana, entonces sus músicas, ya son jóvenes muy complejos en su formación musical, su música es esa mixtura que viene del jazz, que viene de las músicas internacionales, que vienen de la música clásica, pero también de la música popular colombiana, y aquí se está produciendo una música extraordinaria. Yo creo que en este país se está produciendo una de las mejores músicas del mundo.

Y si usted lo dice…

Seguro.

Share Button