martes octubre 24 de 2017

En Colombia las “minas” siguen matando: Rafael Pardo

13 febrero, 2017 Política

El Alto Consejero presidencial para el Postconflicto Rafael Pardo advirtió que uno de los más grandes retos tras la firma de la paz, es el de extraer las minas sembradas por las guerrillas en más de 50 millones de metros cuadrados, m2, del territorio colombiano. “Las minas siguen matando y hay que sacarlas”, precisó.

Las dimensiones del problema fueron expuestas por Pardo a través del Canal Institucional, en donde dijo que de los 50 millones de metros cuadrados hoy están en intervención 22 millones.

“”Se ha firmado la Paz, pero ahora debemos sacar las minas antipersonal de la tierra”, expresó Pardo y agregó:

“Para el posconflicto es fundamental que no haya tierra vedada. En este momento, está bajo intervención el 40% del área minada en Colombia. La meta es una Colombia libre de minas en 2021”.

Añadió que el despliegue para desminado humanitario es muy grande, con el objetivo de erradicar el problema en los próximos 4 años.

Las minas antipersona son artefactos explosivos que pueden herir, mutilar o matar a una o más personas y se activan por la presencia, la proximidad o el contacto de la propia víctima. Pueden estar camuflados en un tarro, una olla, una cantina, un balón, un radio, una lata, un frasco o una botella, entre otros objetos.?

Pero además de las minas, en las zonas del conflicto, hay todavía artefactos explosivos que no estallaron después de ser lanzados, proyectados, arrojados, abandonados intencionalmente o por descuido.

Se trata de granadas, morteros, municiones (balas, vainillas) o bombas, entre otras, que causan los mismos estragos: mutilaciones y la muerte.

La semana pasada, después de 20 meses de trabajo conjunto entre el Gobierno Nacional y las Farc en la implementación del Proyecto Piloto “Gestos de Paz”, se hizo entrega de una nueva área libre de minas antipersonal (MAP), artefactos Explosivos improvisados (AEI) y municiones sin explotar (MUSE).

El hecho se produjo en la vereda Santa Helena del municipio de Mesetas en el departamento del Meta, uno de los fortines de las Farc.

El trabajo coordinado permitió en Santa Helena el despeje de 20.874 metros cuadrados y la desactivación de 20 artefactos explosivos, beneficiando directa e indirectamente a más de 3700 personas. Durante el proceso de intervención se identificaron 7 áreas peligrosas, de las cuales fueron intervenidas 4 (Río Tambor, Galleta 1, Galleta 2 y Quiebra Patas de Rubiel), en dos más se realizó marcación y señalización permanente (Bizcocho 1 y Bizcocho 2), y otra área fue cancelada (cerro Gualenque).

Entre los municipios que hasta ahora se han declarado Libres de sospecha de minas antipersonal figuran los siguientes:

-Guatapé, La Unión, Nariño, San Carlos y San Francisco en Antioquia,

-El Dorado, en Meta

-Zambrano en Bolívar y

San Vicente de Chucurí, en Santander

Un municipio se considera Libre de sospecha de minas antipersonal cuando el operador al que le ha sido asignada la tarea, ha realizado todos los esfuerzos razonables para identificar y eliminar toda sospecha de minas antipersonal en la zona, mediante la conducción de Estudios No Técnicos, Estudios Técnicos y/o Despeje, bajo un estricto control de calidad externo realizado por el Programa de Acción Integral contra las Minas Antipersonal (AICMA-CO) de la Organización de Estados Americanos – OEA.

Actualmente, 22 municipios de 7 departamentos han sido asignados a las Organizaciones de Desminado Humanitario – ODH autorizadas en Colombia para realizar operaciones.

Pero también se han desminado 35 bases militares que en desarrollo del conflicto fueron protegidas por este tipo de explosivos.

La tarea, iniciada en 2006, en cumplimiento del Artículo 5 de la Convención de Ottawa, se cumplió en Bogotá D.C. y 19 departamentos, en las cuales se ubicaron y destruyeron 3562 artefactos y se despejaron 158.830,86 mts2.

Estas operaciones fueron realizadas por la Compañía de Desminado Humanitario, hoy en día Batallón de Desminado Humanitario – BIDES, con el monitoreo de la Organización de Estados Americanos – OEA, y veeduría internacional.

Erradicación de cultivos ilícitos

Así mismo, el Alto Consejero expuso los resultados logrados por el Gobierno Nacional en la erradicación y sustitución de cultivos ilícitos.

“La meta que tiene el Gobierno para el año 2017 es afectar y sustituir 100 mil hectáreas de cultivos de coca. De las cuales 50 mil están en procesos de sustitución voluntaria y 50 mil en procesos de erradicación forzada”, precisó.

Explicó que ello obedece a “una estrategia única e integral del Gobierno, que tiene dos componentes: una, la erradicación forzosa que hace el Ministerio de Defensa y la Fuerza Pública; y otra, la erradicación voluntaria o la sustitución voluntaria”.

Dijo que hay una coordinación permanente entre la Fuerza Pública y la Dirección de Sustitución de Cultivos para tal fin y que actualmente se trabaja para llegar a posibles acuerdos de sustitución voluntaria en 2.015 veredas del país.

Pardo informó también que, en lo corrido de este año, en desarrollo de lo pactado el 27 de enero con las Farc para la sustitución voluntaria, se han alcanzado acuerdos en 1.800 hectáreas sembradas con coca en distintos lugares del país.

Así mismo, puso de relieve que el Ministerio de Defensa Nacional en lo transcurrido del 2017 lleva 3.200 hectáreas erradicadas de manera forzosa.

Share Button