Jueves Agosto 17 de 2017

Tensión entre Gobierno y FARC por adecuación de Zonas Veredales

13 Marzo, 2017 Política

Tras la movilización de casi 7.000 miembros de las FARC a las 26 Zonas Veredales Transitorias de Normalización, dispuestas por el Gobierno para la dejación de armas y la reincorporación de estos guerrilleros a la vida civil, se abrió el debate por los retrasos que se presentan en su adecuación.

De una parte el Gobierno alega que los impedimentos los ha hecho la misma guerrilla una vez en terreno. Según expresó el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, el Secretariado de las FARC tiene voluntad en el proceso de dejación de armas, sin embargo los comandantes en las zonas ponen el traspié.

“Exigencias de los guerrilleros, no contempladas en el acuerdo, dilatan la implementación de estas zonas”, puntualizó Jaramillo.

En contra parte el senador de Alianza Verde, Jorge Iván Ospina, dijo que las zonas veredales no deben ser un paraíso, pero sí un espacio que brinde condiciones dignas a sus ocupantes. “Planteamos al Gobierno consolidar las zonas veredales con todas las garantías, que sean unos espacios dignos que faciliten el desarrollo armónico del acuerdo de paz, con baterías sanitarias, agua, sistema eléctrico, entre otros”, anotó Ospina.

Asimismo planteó que faltó previsión para ubicar a los 7.000 hombres y mujeres de las FARC. “El Gobierno no hizo una gestión integral en este aspecto, teniendo en cuenta que desde hace un año se proyectó la creación de estos espacios”, expresó el senador Verde.

La distribución del terreno se configuró en 19 zonas veredales, que contienen varios campamentos y 7 puntos de menor tamaño que una zona veredal, con un solo campamento.

Precisamente la Subcomisión de Seguimiento al Acuerdo de Paz del Senado, visitó los Llanos del Yarí la semana anterior, esto con el fin de monitorear las acciones que allí tienen lugar.

Para la senadora Rosmery Martínez, quien estuvo en esta región del Meta, las inconsistencias están relacionadas al tema logístico. “El problema no es de fondo si no de forma, es importante la planificación y el acompañamiento de profesionales en ciencias sociales. Que la guerrilla se abra a la presencia del Estado”, dijo la senadora de Cambio Radical.

Según el texto final del acuerdo firmado por Gobierno y FARC en noviembre pasado, las zonas veredales son temporales y transitorias, alrededor de 180 días, definidas, delimitadas, con un mecanismo de monitoreo y verificación.

Sin embargo un grupo de altos mandos militares en retiro, mostraron su preocupación en este aspecto, pues según le expresaron al Presidente Juan Manuel Santos, existe un interés por la permanencia de las zonas en el tiempo.

Es así como el senador Iván Cepeda aseguró que las FARC están en un proceso de dejación de armas que va por buen camino. “No debemos crear mayor incertidumbre en la opinión pública, vimos en la zona una eficiente presencia de las Fuerzas Militares y del mecanismo operado por Naciones Unidas. La voluntad política debe expresarse con la consolidación de la paz y asumir con responsabilidad los compromisos acordados durante el proceso”, afirmó el senador del Polo Democrático.

A esta situación se suma la denuncia presentada por la senadora Paola Holguín del Centro Democrático, quien alegó que las zonas veredales son un engaño a los colombianos. “Recibimos denuncias de la comunidad aledaña y nos expresan que la guerrilla sigue en armas, haciendo proselitismo y extorsionando a la ciudadanía”, dijo Holguín.

Por último exigió al Ministerio de Defensa y a las Fuerzas Militares dar a conocer los informes de inteligencia, donde constan los estimados del número de integrantes de las FARC, sus milicias y armamento. “Sin claridad sobre estas cifras es imposible que se ejerza control real sobre la entrega, concentración, verificación y destrucción de armas”, puntualizó la senadora Holguín.

Share Button