miércoles noviembre 22 de 2017

El cáncer de piel: una enfermedad que no conoce edad

Agencia de Noticias RPTV

_ Con las declaraciones del médico dermatólogo del Hospital Universitario Federico Lleras Acosta, Jhon Alexander Nova

Ximena Suárez, una joven bogotana de 24 años, nunca se imaginó los momentos de tristeza y desazón que viviría por culpa de los rayos del sol y de su descuido a la hora de exponerse a ellos en vacaciones.

“Yo era morena por naturaleza, por eso pensé que estaba exenta del peligro”. Este es uno de los imaginarios que tienen muchas personas y que hacen que no tomen las medidas necesarias para protegerse de la radiación solar.

Ximena después de un tiempo comenzó a notar en un lunar que tenía ciertos rasgos extraños a los que no prestó mucha atención en un primer momento. Pasados los días constató que aquello no era algo normal, por eso decidió acudir al médico.

Luego de unos exámenes le diagnosticaron melanoma en una fase temprana. El melanoma es causante de la mayoría de las muertes relacionadas con el cáncer de piel. Por esa razón, Ximena pudo vivir para contar sus historias. Muchas otras personas no cuentan con la misma suerte.

Por eso, el Hospital Universitario Centro Dermatológico Federico Lleras Acostas, entidad adscrita al Ministerio de Salud, alerta sobre la necesidad de acudir al médico ante cualquier cambio en la piel.

Y es que la continua sobreexposición a los rayos solares puede acelerar las probabilidades de adquirir un cáncer, así lo asegura el médico dermatólogo, Jhon Alexander Nova, “se sabe que con cinco quemaduras en la vida aumenta la posibilidad de tener cáncer de piel”.

Para el doctor Nova es importante que se le preste mucha atención al cuidado de la piel en los niños, pues en esta etapa se puede incubar un futuro cáncer de piel, si no se adoptan las medidas necesarias.

“Ya se ha comprobado que las quemaduras que uno tiene en la infancia son responsables del cáncer que a uno le da en la vida adulta”, asegura Nova.

Por otra parte, el especialista señala que se debe tener mucho cuidado con los remedios caseros, pues como se dice coloquialmente “el remedio puede ser peor que la enfermedad”.

“Los remedios caseros en algún momento podrían calmar pero también podrían irritar, por ejemplo se puede adquirir una dermatitis al contacto con la sábila. Lo ideal es solamente humectantes y si la quemadura es muy importante se tiene que consultar a un médico”, dijo.

Las épocas de vacaciones son un momento para pasar en familia y disfrutar de diferentes ambientes a los que ofrecen la cotidianidad, no deje que se conviertan en un dolor de cabeza como le sucedió a Ximena.

Share Button