domingo noviembre 19 de 2017

El Ojo del Halkón “Noticias falsas”

Por Rubén Darío Mejía Sánchez

 Creo que no hay nada más interesante que los mismos periodistas tomemos en serio la autocensura. En el foro que hicieron, entre otros Caracol, El Espectador y Revista Semana con invitados internacionales, para hablar del cáncer que se está apoderando de los medios de información en el mundo, como son las “falsas noticias”, se dijeron cosas muy importantes y se hicieron propósitos que espero que se cumplan.

Pero este domingo quedé “plop” como decía Condorito, porque un periodista de farándula se atrevía a decir que no había noticias falsas; cuando de esto es que está plagado el medio periodístico mundial y con mucha fuerza mas en Colombia, Estados Unidos, Venezuela y España.

Pero empecemos por casa: a nuestros políticos se les ha olvidado hacer la verdadera política, que es planteando soluciones a los problemas del país y no acabando con la honra de los demás y hemos podido ver que, en algunos eventos, como en el pasado plebiscito, dominaron las “noticias falsas” y son noticias falsas las que tratan de enredar y desinformar a quienes nos leen, nos escuchan y nos ven.

Y hablando de noticias falsas, precisamente ese día del foro salió a decir en Twitter el ex alcalde de Bogotá Gustavo Petro, que después de una reunión con el candidato Germán Vargas Lleras, el Fiscal General de la Nación había dictado orden de captura en su contra, y lo peor de todo fue que muchos, entre ellos quien escribe, caímos redonditos ante la mentira difundida por el ex alcalde y candidato a la Presidencia de Colombia.

En lo que tiene que ver con el Proceso de Paz han reinado las falsas noticias y que pena da que conglomerados económicos, que son dueños de medios de comunicación han hecho a su servicio de algunos partidos políticos sus canales de televisión, sus estaciones de radio y hasta sus medios escritos para desinformar y hacer política sucia, sin importar que esto le pueda hacer daño a la totalidad del país.

Cuando vemos o escuchamos o leemos noticias sobre farándula, como están las cosas hay que ponerles el filtro, porque quienes se han dedicado a escribir de este género han perdido la ética y se han creído que escribir de farándula es hablar mal de los actores, de los artistas, de los escritores y de los que tienen que ver con este gremio; cuando de lo que debían de hablar es de los logros que se alcanzan en cualquiera de esas áreas. Y que decir de algunos comentaristas deportivos, quienes son unos maestros para subir y acabar de un momento a otro con los deportistas, en especial en el futbol cuando a pesar nuestro algunos de nuestros colegas defienden los intereses de los empresarios del futbol nacional e internacional; muchas veces sin importar la calidad o el daño que se pueda hacer a quienes practican este deporte.

Si nos vamos al ámbito judicial, Aquí sí que no hay de que hacer una buena tarea, pues algunos creen que son los jueces o los fiscales y muchas veces actúan siendo mas drásticos que los mismos policías, porque se consideran mas policías y militares que estos sin uniforme.

Y eso da pie a que estemos viendo y escuchando noticias amarillas, las que yo no llamaría noticias amarillas, sino noticias sin responsabilidad, porque no se tiene en cuenta que una persona es inocente hasta que se le demuestre lo contrario y muchas veces por estar de acuerdo o congraciados con la Policía, con los fiscales o con los mismos jueces terminan de un plumazo con la honra de las personas.

“Noticias falsas”, no deben de ser las reinas de los comicios electorales que acaban de iniciarse en el país y los medios de comunicación deben de poner filtros y autorregularse ante los boletines y las informaciones que llegan desde las diferentes campañas; para no caer en la trampa y como decía anteriormente cumplir con el sagrado deber de informar y no de desinformar.

No es lógico que para buscar votos se dediquen los diferentes partidos políticos a mostrar solo las cosas malas que hacen los alcaldes, los gobernadores y el mismo Gobierno, sin darse cuenta que entre los errores en muchas oportunidades se pueden destacar más los logros que lo que se ha dejado de hacer y si se cometieron errores lo que se deben de presentar son fórmulas y no siempre criticar y hablar mal de los demás.

Hace unos días me puse a analizar las noticias que llegan a mi escritorio y de cien noticias que llegaron ochenta fueron malas y me di cuenta la manera tan sucia como se trataba de mostrar la situación del país y la mala imagen de quienes dirigen los destinos del mismo con el fin de decir que lo que ellos estaban haciendo, es decir los que enviaban las noticias eran lo mejor.

Me parece muy curioso que a la mayoría de los políticos les pase lo mismo, cuando están en el Gobierno no hacen las cosas y cuando están por fuera encuentran todas las soluciones a los problemas; es decir que a este país debían de manejarlo sus ex funcionarios y no los que están en el poder; porque después de que son electos o nombrados, se les olvida lo que deben de hacer.

Los políticos o politiqueros de este país están muy equivocados cuando creen que el pueblo no se da cuenta de lo que está sucediendo, la gente, aunque mal informada se da cuenta de lo que sucede; aunque se debe tener en cuenta que los políticos nuestros son demasiado astutos para tergiversar los asuntos e informar al revés a quienes ellos saben que no tienen las capacidades intelectuales para debatir con relación a diferentes temas.

Ahora se discute que tal o por cuál partido político va a llegar a la Presidencia de la República y eso puede suceder, pero todo depende de como los ciudadanos participen en las elecciones, dándose cuenta como está cada partido y castigando con su voto a quienes no hacen sino mentirle al país.

Hay una cosa que si me da pena y creo que a muchos de mis conciudadanos y es que algunos de los partidos en los que se ha creído por su honestidad y por su capacidad de crítica han caído en las mismas equivocaciones que los partidos tradicionales. Y esto si es demasiado grave, porque como están las cosas no se sabe por quién votar para no estar equivocados.

Se habla de Germán Vargas Lleras como el fuerte, de Humberto de la Calle como el hombre que podrá ser respaldado por el Gobierno o por el propio Partido Liberal, por los candidatos del partido Verde como Claudia López y por otros partidos como Clara López, como Sergio Fajardo, como Martha Lucia Ramírez y sigue la lista; pero está tan polarizado que parece que no saliera el Presidente de Colombia sino de los primeros que mencioné y del que diga Álvaro Uribe Vélez.

Mi pregunta es, si seguimos con las “noticias falsas”, quien va a ser el que dirija los destinos de Colombia a partir del 2018 y que reemplace a Juan Manuel Santos, sin ser tan monotemáticos y que respeten los acuerdos de paz, y que no tenga los deseos de volver a la guerra fratricida de más de 50 años y que sepa tener oídos sordos a las propuestas de Andrés Pastrana y principalmente a las de Ernesto Samper quien opina que lo mejor sería que los guerrilleros volvieran al monte.

No creo que seamos tan ignorantes de retroceder y no buscar lo mejor, simple y llanamente porque estamos cegados por el odio, la envidia, el orgullo y el deseo de poder.

Digamos de una “noticias verdaderas” y colegas, demos paso firme a negar un lugar de privilegio a las “noticias falsas”.

rudames@gmail.com

Share Button