viernes octubre 19 de 2018

Tradición y modernidad llegan al Teatro Mayor JMSD con la Compañía Nacional de Danza Contemporánea de Corea

08 noviembre, 2017 Bogotá, Teatro, Variedades

La Compañía Nacional de Danza Contemporánea de Corea (KNCDC) llega a Colombia con Música para ritos, las imágenes posteriores a la rosa, una obra que desenreda la belleza de los ritos y sus significados contemporáneos a través de los sonidos de instrumentos tradicionales coreanos. Establecida en 2010 y bajo la dirección de Ahn Sungsoo, la KNCDC llega al Teatro Mayor con 25 bailarines en escena y música en vivo con instrumentos tradicionales como gayageum, daegeum, piri, haegeum y percusiones para adentrar al público colombiano en la magia ritual y en la fuerza expresiva de la cultura coreana. Este espectáculo hace parte del Festival Danza en la Ciudad, que se realizará en Bogotá del 1 al 13 de noviembre.

Música para ritos, las imágenes posteriores a la rosa, la obra que presenta la Compañía Nacional de Danza Contemporánea de Corea (KNKDC) toma como punto de partida La consagración de la primavera de Ígor Stravinski, cuyo argumento narra el rapto y sacrificio pagano de una doncella al inicio de la primavera, la cual es obligada a bailar hasta su muerte, para obtener la benevolencia de los dioses en esta nueva estación que da inicio. Ahn Sungsoo, director artístico de la compañía, ha reinterpretado el concepto de la pieza a partir de su cultura, de sus rituales, de sus instrumentos y de su música, logrando una bellísima y sutil partitura visual, que es acompañada por la composición sonora del compositor coreano Ra Ye-song.

Con una puesta en escena minimalista, que permite realmente centrar la atención en el cuerpo y en la fuerza colectiva de la danza, Sungsoo logra adentrarse en el universo ritual, pero con una mirada contemporánea, que ubica a la tradición en un lugar diferente, creando un verdadero diálogo entre pasado y presente. Elementos folclóricos -como la danza de cinco tambores- y la utilización de instrumentos tradicionales coreanos, son las herramientas con las a obra se acerca a las raíces de la cultura coreana y ver desde allí el mundo de hoy.

Como director artístico, Sungsoo ha buscado que la compañía esté abierta a distintos géneros dancísticos, desde la danza tradicional coreana, hasta el ballet y la danza contemporánea, logrando que sus intérpretes tengan una gran cantidad de herramientas expresivas al momento de llegar a una nueva creación. Su método de entrenamiento busca realmente combinar la danza oriental con la occidental, para crear un lenguaje híbrido totalmente propio.

Música para ritos, las imágenes posteriores a la rosa se componen de doce escenas en donde la danza rinde un homenaje a los dioses ancestrales y al encuentro de los pueblos antiguos con la naturaleza, construyendo un collage de imágenes que entrelaza el pasado y el presente bajo títulos como: Viaje por el tiempo, Danza de los guerreros, Expansión, El oso y el tigre o Divertimentos, entre otros.

La compañía

Establecida en 2010, la KNCDC es la única compañía nacional de danza contemporánea en Corea y ha sido dirigida por Hong Seung-yup,  Ahn Ae-soon, y actualmente por Ahn Sungsoo. Trabaja con artistas creativos para compartir y plantear inquietudes sobre el tiempo, la sociedad y la cotidianidad. La meta de la compañía es ofrecer presentaciones de danza contemporánea para todos, independiente de la clase social, región y generación; y quiere inyectar “diversión” a la danza contemporánea. En vez de presentar piezas complejas y ambiguas, la KNCDC busca ofrecer presentaciones que el público pueda entender intuitivamente, simpatizar con ellas y disfrutar.

Con el apoyo de la Fundación Asia Iberoamérica.

Share Button