sábado octubre 20 de 2018

El Ojo del Halkón Responsabilidad política en el 2018

Por Rubén Darío Mejía Sánchez

Hablar de temas políticos luego de unas vacaciones por mi pueblo, Neira, ubicado en el norte de Caldas, es un poco difícil en este momento porque apenas estamos despegando, pues estábamos en compañía de la familia y en algo que quizá no olvidaré nunca, en el primer paseo por la región cafetera con mis nietas María Paula y Valeria Estefanía, además de mi hija y de mi esposa.

Digo que es difícil porque ahora si le doy toda la razón a muchos de mis colegas, amigos y políticos que han estado de acuerdo que los abuelos no servimos para educar sino para deseducar a los nietos y es que estos seres nos enseñan de manera sencilla cosas muy importantes de la vida, que se van quedando y que además de nuestros años de vida no conocíamos esas mieles de felicidad y de valor para nuestra existencia.

Las cosas no se quedan así, después de toda la experiencia hoy escribo la primera columna del 2018 con mi esposa Sandra Milena al frente del teclado y mis nietas tratando de ser juiciosas y calladas mientras que voy desarrollando el tema de esta oportunidad.

Tomé como tema la responsabilidad política después de hablar con personas de los diferentes estratos sociales y en especial de los campesinos de la zona cafetera de Caldas; quienes opinaron de lo que piensan sobre los comicios electorales para el Congreso y la Presidencia de Colombia, y pude llegar a una conclusión, que se cumple lo que decía mi abuelo, que los políticos en esta oportunidad están tan desprestigiados y caídos que vale más la pavesa de un cigarrillo o la cabeza de un fósforo apagado.

No le creen a nadie, no se les ve interés por ninguno de los candidatos y es donde me hago una pregunta, así en esta situación, ¿cómo se va a elegir un Senado y una Cámara de Representantes? Y se puede responder simplemente por un milagro.

El caso por ejemplo de los Lizcano es para poner a cualquiera a pensar, nadie cree en el padre y mucho menos en el hijo por los problemas en los que se han visto involucrado en los últimos años; salen a relucir gran cantidad de nombres, unos ya trajinados en el mundo político y otros nuevos y a la gente solo le importa que pasará en la Feria 62 de Manizales que comenzó el sábado anterior y termina el próximo domingo; cuál será la suerte del Once Caldas después de la salida de Francisco Maturana, si será que el Pereira y el Deportes Quindío vuelven a la Primera A del fútbol colombiano y si será posible que la cosecha cafetera del 2018 sea mejor que la del 2017, la que fue pasada por agua y no dejó sino deudas en los campesinos de esta región.

Al saber muchos que el suscrito era periodista comenzaron las preguntas y de reportero pasé a reporteado, pues me preguntaban qué opinaba de los candidatos a la presidencia de la república y que les recomendaba, y me tocó ser ágil en ese momento para devolverles la pregunta y saber que opinaban ellos que era más importante para la opinión pública y me dii cuenta de verdad de la gran responsabilidad política que tienen nuestros políticos con el pueblo y no los politiqueros, porque las necesidades del pueblo son bastantes y las voy a enumerar primero antes de contar lo que ellos opinaron.

Por lo que pude ver es lamentable que un departamento como Caldas que en estos momentos cuenta con un Ministro de Transporte cuente con vías terciarias con muy mala calidad, y lo digo porque viví la situación; el 30 de diciembre casi que por unas horas quedamos atrapados en varios derrumbes en la carretera que conduce entre Neira y Aranzazu, siendo la puerta para todo el departamento la que conduce a Salamina, Pácora y Aguadas para luego caer al departamento de Antioquia y todo por el mal estado de las vías y el fuerte invierno que estaba azotando la región.

En el regreso volvimos a ser víctimas del punto Mesones, entre el Fresno y Letras, un lugar que sido imposible que ingeniero alguno le dé solución y que en mas de una oportunidad ha dejado víctimas y que el domingo anterior estuvo cerrado a pesar que las directivas viales dijeran que era apenas por unas horas, cuando nos vimos obligados a dar la vuelta por La Línea y un recorrido de 7 horas se convirtió en las de 12 horas en compañía de menores de edad, tanto por el flujo de vehículos como los problemas en la vía de llegada a Cajamarca.

El problema de salud es otro de los dolores de cabeza, no se quejaron de una sola EPS, se quejaron de todas y del mal servicio de salud en el departamento de Caldas cuando las citas con los especialistas se están dando hasta con seis meses de demora, conocimos el caso de una niña con cáncer y de una persona mayor a quienes se les ha negado el servicio por la no autorización de su respectiva EPS.

Otro de los problemas que tiene el departamento de Caldas es la falta de empleo, la mayoría de los campesinos ya no quieren trabajar en el campo, y eso quedó claro durante la pasada cosecha, pues algunos se quejaron que la cosecha se haya perdido por falta de manos recolectoras y la manera como la ciudad está absorbiendo a los campesinos que reciben desinformación por los medios de comunicación y ahora por medio de las redes sociales en donde se habla como es mejor vivir en la ciudad que en el campo y estos lo creen y lo dejan todo y cuando ya están al frente de la realidad no saben si devolverse o aguantar que es lo que por lo general hacen.

Si siguiéramos hablando de los problemas en eso se nos iría la columna, pero no, voy a hablar de política dejando en claro que hay mucha queja contra la Policía Nacional por la inseguridad en varias partes de la región.

¿Qué piensan de los políticos y del Gobierno? Pues se queda uno sin palabras, porque les han vendido tan bien la mala imagen del Presidente Santos que para muchos es el causante de todos los males del país, principiando por la pobreza, la falta de salud, el microtráfico y el mal estado de las vías. Si fuéramos a calificar al Presidente Santos por lo que piensan los caldenses en su mayoría la calificación no sería superior a un 3.5.

El que mas credibilidad tiene en el Eje Cafetero sigue siendo Álvaro Uribe Vélez y aquí las cosas se ponen bastante difíciles, porque la responsabilidad política del dueño del Ubérrimo es bastante grave porque si guía al pueblo por lo negativo estoy casi seguro que lo enviará al despeñadero y es importante que lo haga de manera positiva para que el país siga su rumbo alejando ese odio que se ha sembrado en él y la desesperanza que reina en el ciudadano de a pie.

Doctor Uribe, usted tiene la palabra: Colombia sigue viviendo una paz como la que gozamos durante esta temporada en compañía de nuestra familia o nos seguimos matando y acabando con nuestros soldados y jóvenes que esperan un futuro mejor.

Vuelvo y le repito, como hace algunos meses en alguna de mis columnas, que usted es el Uribe que necesita Colombia, pero el Uribe que enseña respeto y orienta y no el que muestra que la paz si no se hace como usted quiere no es el camino, se necesita el Uribe de las soluciones.

Parece que el camino de Germán Vargas Lleras no va a estar tan fácil, la gente del Eje Cafetero no cree en él y Cambio Radical por no haber sido el partido que lo avaló parece que ha perdido bastante fuerza en estos días y vale destacar que cuentan con muy buenos candidatos.

Parece que el Partido Conservador tiene una gran oportunidad en estos momentos, sus candidatos son en mayoría los más conocidos y reconocidos en la región, pues o olvidemos que Caldas ha sido por antonomasia un departamento de ideas conservadoras, sin olvidar también que el Partido Liberal ha jugado un gran papel en la orientación del departamento, en especial en el departamento de Risaralda.

Los demás partidos parece que no existieran y no es por la falta de publicidad, que no se encuentra en las ciudades y en los pueblos sino porque la gente ni siquiera los menciona.

De lo único de que se habla a manera de chisme es de los acercamientos de Sergio Fajardo con el Polo Democrático y los Verdes de Claudia López pero nadie dice ni fu ni fa de Clara López, de Humberto de la Calle, que es de la región, de Juan Carlos Pinzón el ex ministro de defensa y ex embajador en Estados Unidos, y poco pocón de Iván Duque porque no se habla de él sino de Alvaro Uribe Vélez.

De los demás candidatos no se habla nada y por lo menos con relación a otros años electorales este está mas apagado que una fiesta sin bombos y platillos

De verdad verdad, las elecciones de Congreso y Presidenciales deben ser de responsabilidad y confianza política porque de lo contrario nuestros políticos lo tienen perdido todo con el pueblo.

[email protected]

Share Button