viernes mayo 25 de 2018

Farc suspende temporalmente campaña política por ataques y hostilidades contra sus dirigentes

09 febrero, 2018 Política

El partido de las Farc determinó suspender temporalmente la campaña política con miras a las elecciones de Congreso del próximo 11 de marzo y de las presidenciales del 27 de mayo, como consecuencia de los ataques y hostilidades de que han sido víctimas sus dirigentes en desarrollo de manifestaciones públicas realizadas en diferentes regiones del territorio colombiano.

Los dirigentes de Farc denunciaron “un plan coordinado, dirigido a impedir la participación política de su partido”, que incluye amenazas, señalamientos y toma de fotos a las casas de sus militantes.

Al margen del comunicado en el que se oficializó la suspensión temporal de la campaña, alias Pablo Catatumbo anunció una demanda penal contra dirigentes del Partido uribista Centro Democrático, por presuntamente instigar o promover los ataques contra los dirigentes de Farc.

“Tenemos muchas pruebas y vamos a instaurar ante la Fiscalía una demanda penal contra quienes han patrocinado estos hechos”, precisó.

A su turno, Imelda Daza, fórmula vicepresidencial del aspirante presidencial “Timochenko”, aseguró que se estaban pagando hasta 30 mil pesos “para hostigar y atacar a nuestros candidatos”.

Por ello advirtió que las agresiones y maltratos “no responden a una expresión espontánea de la ciudadanía sino a personas interesadas en sabotear la campaña de Farc”.

“Un joven en Cali aseguró que le pagaron $30.000 por lanzar cosas y sabotear la campaña”, precisó la candidata a la vicepresidencia en declaraciones a la W.

La suspensión temporal de la campaña fue oficializada en conferencia de prensa realizada en Bogotá, en el siguiente comunicado:

“Los sucesivos ataques realizados contra la campaña electoral de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, FARC, en los departamentos del Quindío, Caquetá y Valle del Cauca, que ya cobran los primeros heridos y contusos, entre ellos dos menores, además de daños materiales a vehículos y una sede sindical, ponen de manifiesto la existencia de un plan coordinado, dirigido a impedir la participación política de un partido legalmente constituido, luego del acuerdo de paz que puso fin a un conflicto armado de más de medio siglo y que se originó, precisamente, en la intolerancia y la exclusión política, mezclada con la violencia partidista”.

Se agrega a lo anterior amenazas, señalamientos y toma de fotos a las casas de militantes de FARC, a la vez que abundan los mensajes de texto en las redes sociales incitando a la violencia, e imágenes en las que se pueden identificar claramente los responsables de estos hechos delictivos, entre los que se encuentran algunos líderes regionales del partido Centro Democrático, además de conocidos provocadores profesionales como el señor Gustavo Muñoz, todo en medio de una impunidad sorprendente.

El derecho a la protesta, no puede ser esgrimido como argumento para justificar hechos y conductas, tipificadas como delitos en el código penal colombiano. Por esta razón, acudiremos con todo el acervo probatorio disponible, ante las instancias judiciales para que se castigue los responsables de estos hechos.

A lo anterior se agrega que el día 6 de febrero del año en curso en la vereda Puerto Guamo del municipio de Montecristo en el departamento de Bolívar, a las 11 de la noche, fue asesinado Kevin Andrés Lugo Jaramillo, quien era conocido como, Julián Morales, integrante de la FARC; al parecer por guerrilleros del Frente Guillermo Ariza del Ejército de Liberación Nacional, ELN.

A la vez que manifestamos nuestra solidaridad a su familia, compañeros y amigos, exigimos al Gobierno Nacional que haga efectivas las garantías para el ejercicio político de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común; en píe de igualdad a los demás partidos y movimientos que participan en la contienda electoral en curso.

Expresamos así mismo, nuestra voz de solidaridad con los partidos y candidatos que han sufrido algún tipo de obstrucción o amenaza en desarrollo de la campaña, lo cual rechazamos vehementemente. Colombia no puede convertirse en un estado fallido electoralmente, por culpa de los enemigos de la paz.

Por el momento, hemos decidido suspender las actividades de campaña, hasta tanto contemos con las garantías suficientes.

Convocamos a todos los partidos y movimientos políticos, sin excepciones, a pronunciarse rechazando este tipo de provocaciones y los invitamos a encontrarnos en una cumbre para acordar unas reglas de juego limpio, para la campaña electoral en curso, donde primen los argumentos, las ideas y las propuestas, por encima de la agresividad verbal y la violencia física.

Llamamos a toda nuestra militancia, amigos y simpatizantes a no dejarse llevar por las provocaciones, a mantener la calma y concentrarnos en el desarrollo de reuniones internas que nos permitan fortalecer las propuestas programáticas que estamos presentando a consideración del país.

A los países garantes del Acuerdo de Paz, a la Segunda Misión de las Naciones Unidas, y, a toda la comunidad internacional, les solicitamos su apoyo para que se pueda dar cumplimiento a la reincorporación política de quienes hasta hace poco estábamos alzados en armas, por causa de la intolerancia y la exclusión que ha caracterizado el sistema político colombiano.

A toda la nación, la reiteración de nuestro compromiso con la consolidación de la paz con justicia social, plena democracia y soberanía”. Fin del comunicado.

De hecho, “Timochenko”, el máximo excabecilla de las Farc y candidasto presidencial, suspendió la gira política que tenía programada por varios municipios del Valle del Cauca, entre ellos Sevilla.

“Se está a tiempo de frenar el odio y las incitaciones violentas que pongan en peligro la vida e integridad física de la gente del común. Ningún colombiano debe ser agredido por ser militante o simpatizante de cualquier partido”, escribió Timo en su cuenta en Twitter.

Previamente, en declaraciones radiales, Imelda Daza, fórmula vicepresidente de “Timochenko”, aseguró que detrás de los actos en contra de Farc registrados en los últimos días, hay candidatos al Congreso de partidos políticos rivales, quienes, dijo, han “incitado a la multitud a agredir física y verbalmente” a los integrantes de este movimiento.

Indicó que la decisión de suspender temporalmente la campaña se tomó por falta de garantías para realizar la actividad política en el país.

“Exigimos más compromiso del Gobierno y de las instituciones en el control de la turba que ha atacado no solo a ‘Timochenko’ sino también en Florencia a Iván Márquez”, afirmó Imelda Daza, en declaraciones a Blu Radio.

Al efecto, la aspirante a la vicepresidencia de la república hizo un llamado a la Fiscalía a “judicializar a los autores de los hechos” porque–subrayó– “no es una manifestación espontánea, son acciones promovidas”.

“Creemos que hay una fuerza policial que puede, sin reprimir ni maltratar a nadie, poner distancia entre los candidatos y la ciudadanía que protesta por la presencia de ellos”, subrayó.

“Pedimos que nos provean de los recursos económicos a los que tenemos derecho por ley como partido político. El Gobierno no ha desembolsado un peso y nuestra campaña se realiza con las uñas y con la colaboración de la ciudadanía”, explicó.

El partido de la Farc, a través de su fórmula vicepresidencial, pidió un compromiso por parte de todos los partidos políticos para que rechacen las manifestaciones en su contra.

“Pedimos que no se utilice a la ciudadanía para generar lo que se ha generado en Cali o en Yumbo. Son actos violentos que deben ser castigados”, precisó.

Finalmente, Daza aseveró que los hechos ocurridos contra los representantes de Farc no constituyen una protesta social, sino una protesta política “de un sector que quiere que el país siga en guerra”.

Comunicado

Los sucesivos ataques realizados contra la campaña electoral de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, FARC, en los departamentos del Quindío, Caquetá y Valle del Cauca, que ya cobran los primeros heridos y contusos, entre ellos dos menores, además de daños materiales a vehículos y una sede sindical, ponen de manifiesto la existencia de un plan coordinado, dirigido a impedir la participación política de un partido legalmente constituido, luego del acuerdo de paz que puso fin a un conflicto armado de más de medio siglo y que se originó, precisamente, en la intolerancia y la exclusión política, mezclada con la violencia partidista.

Se agrega a lo anterior amenazas, señalamientos y toma de fotos a las casas de militantes de FARC, a la vez que abundan los mensajes de texto en las redes sociales incitando a la violencia, e imágenes en las que se pueden identificar claramente los responsables de estos hechos delictivos, entre los que se encuentran algunos líderes regionales del partido Centro Democrático, además de conocidos provocadores profesionales como el señor Gustavo Muñoz, todo en medio de una impunidad sorprendente.

El derecho a la protesta, no puede ser esgrimido como argumento para justificar hechos y conductas, tipificadas como delitos en el código penal colombiano. Por esta razón, acudiremos con todo el acervo probatorio disponible, ante las instancias judiciales para que se castigue los responsables de estos hechos.

A lo anterior se agrega que el día 6 de febrero del año en curso en la vereda Puerto Guamo del municipio de Montecristo en el departamento de Bolívar, a las 11 de la noche, fue asesinado Kevin Andrés Lugo Jaramillo, quien era conocido como, Julián Morales, integrante de la FARC; al parecer por guerrilleros del Frente Guillermo Ariza del Ejército de Liberación Nacional, ELN.

A la vez que manifestamos nuestra solidaridad a su familia, compañeros y amigos, exigimos al Gobierno Nacional que haga efectivas las garantías para el ejercicio político de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común; en píe de igualdad a los demás partidos y movimientos que participan en la contienda electoral en curso.

Expresamos así mismo, nuestra voz de solidaridad con los partidos y candidatos que han sufrido algún tipo de obstrucción o amenaza en desarrollo de la campaña, lo cual rechazamos vehementemente. Colombia no puede convertirse en un estado fallido electoralmente, por culpa de los enemigos de la paz.

Por el momento, hemos decidido suspender las actividades de campaña, hasta tanto contemos con las garantías suficientes.

Convocamos a todos los partidos y movimientos políticos, sin excepciones, a pronunciarse rechazando este tipo de provocaciones y los invitamos a encontrarnos en una cumbre para acordar unas reglas de juego limpio, para la campaña electoral en curso, donde primen los argumentos, las ideas y las propuestas, por encima de la agresividad verbal y la violencia física.

Llamamos a toda nuestra militancia, amigos y simpatizantes a no dejarse llevar por las provocaciones, a mantener la calma y concentrarnos en el desarrollo de reuniones internas que nos permitan fortalecer las propuestas programáticas que estamos presentando a consideración del país.

A los países garantes del Acuerdo de Paz, a la Segunda Misión de las Naciones Unidas, y, a toda la comunidad internacional, les solicitamos su apoyo para que se pueda dar cumplimiento a la reincorporación política de quienes hasta hace poco estábamos alzados en armas, por causa de la intolerancia y la exclusión que ha caracterizado el sistema político colombiano.

A toda la nación, la reiteración de nuestro compromiso con la consolidación de la paz con justicia social, plena democracia y soberanía.

Febrero 9 de 2018.

Consejo Político Nacional,

Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

FARC.

Share Button