miércoles septiembre 19 de 2018

El Ojo del Halkón Legislativas y consultas populares

Por: Rubén Darío Mejía Sánchez

 A las 8 de la mañana de este domingo 11 de marzo, los colombianos concurren a las urnas para elegir un nuevo congreso y responder a dos consultas populares que han sido la piedra de tropiezo y a las que unos les han puesto trabajo y otros no le han dado importancia; sin darse cuenta que esas consultas populares pueden dar pie a lo que serán las elecciones presidenciales del 27 de mayo y del 17 de junio del presente año.

Decía mi abuelo que uno se podía morir de viejo y aprender a cada instante o morir de viejo sin dejar de ser el pendejo de siempre y creo que yo a pesar de los años sigo aprendiendo y en una amena charla con una joven periodista, pude darme cuenta quizá de algo que muchos colombianos hemos ignorado y es de la importancia de las consultar populares de este día de elecciones en las cuales el Centro Democrático define quien será su candidato presidencial y por otro lado, se define entre Gustavo Petro y Caicedo para que sea un pulso entre la izquierda y la derecha para reemplazar a Juan Manuel Santos “el malo para algunos” por haber hecho un proceso de paz en donde le perdonó sus pecados de mas de 50 años a las FARC.

No ha sido muy emocionante el trayecto de la campaña legislativa, aunque hay un centenar de nombres de hombres y mujeres que quieren disputar las curules en el Senado y Cámara para reemplazar al famoso Congreso “de la Paz”; que de verdad no tuvo nada que ver con la paz, sino con las intrigas y los ataques de un lado y de otro.

“No vale la pena votar por nadie”, “no hay por quien votar”, “todos los políticos son unos mentirosos”, “son los mismos con las mismas”, son las opiniones del ciudadano de a pie que no sabe que camino coger ni por quien votar en el día de hoy.

Es curioso que en un mundo mediático como en el que vivimos haya gente tan desinformada o simplemente que haya gente tan audaz que a pesar de la inmediatez de los medios de comunicación se atreva a engañar y embaucar al ciudadano que simplemente le importa ganarse el sustento diario y el de su familia.

En esta campaña de mentiras y de no programas concretos nos damos cuenta que los políticos que regresen al Congreso en un alto porcentaje van a ser los mismos, no solo físicamente, sino por sus ideas y la herencia por medio de sus hijos, familiares o amigos y si los colombianos no votamos con seguridad y conocimiento de causa se va a cumplir aquello de “los mismos con las mismas”.

Colombia después de mas de 60 años celebra unos comicios electorales en medio de “la paz”, en donde no hubo que trasladar mesas de ninguna región; porque a pesar de los brotes de violencia y amenazas a algunos de los candidatos, podemos decir que la paz es casi total.

Son importantes los comicios de este domingo; no solo por la elección del nuevo Congreso, sino por el experimento de las consultas populares, que como me hacia caer en cuenta mi colega, son nuestras primarias y lo mejor del caso es que estamos a punto de poner la firma en una partida sin darnos cuenta; porque es una nueva forma de hacer política y de demostrar que la democracia a pesar de los ataques y amenazas se sostiene y que el colombiano es bueno y solo le importa el trabajo y el futuro de su país.

Este domingo sabremos quien es mas fuerte, si la izquierda o la derecha y podemos tener bases de lo que puede ser la primera vuelta de las elecciones presidenciales y si se puede hablar que la contienda grande será entre un candidato y el que diga Uribe y no me atrevo a dar el nombre del otro candidato porque no se sabe; aunque para los entendidos la consulta ya está ganada y por el Centro Democrático dicen que gana Iván Duque y entre Caicedo y Petro, si se cumple lo de las encuestas Petro va a ganar de una manera sobrada.

En el momento, debemos centrarnos en las elecciones legislativas para tener una buena Cámara y un buen Senado, y nos damos cuenta que a pesar del escepticismo sí hay por quién votar; porque encontramos en la baraja de todo como en botica, continuistas, quienes irán al Congreso a dormir los cuatro años y otros que trabajan como hormiguitas para sacar adelante sus proyectos.

Se preguntarán mis lectores a quien voy a recomendar para que voten en esta oportunidad y solo les digo que a pasado el tiempo suficiente para que estén informados y sepan tomar sus decisiones y que sea lo mejor para todos.

Quiero destacar finalmente que el marketing político de estas elecciones legislativas, en especial en la última semana ha sido de gran altura, anuncios publicitarios respetuosos, con propuestas concretas y que deben de tenerse en cuenta porque en el contexto cada uno de los candidatos que ha contado con el dinero para hacerlo han logrado que sus equipos de trabajo plasmen lo que quieren decir, así no lo vayan a cumplir.

Los colombianos recelosos por la elección de Timochenko pueden dormir tranquilos porque por ahora este personaje no ocupará la silla de Bolívar y esperar a ver como se van a portar sus seguidores para conseguir las nuevas curules en juego y si saben aprovechar las adquiridas en la firma del proceso de paz.

Esperar que sucede y si continua el miedo de un triunfo rotundo de Gustavo Petro; aunque me atrevo a decir que en este momento las cartas están sobre la mesa y es muy incierto quien pueda ser el ganador de la partida.

[email protected]

Share Button