viernes noviembre 16 de 2018

El Ojo del Halkón Llego la hora de elegir y bien

 Por: Rubén Darío Mejía Sánchez

 La hora llegó y los colombianos debemos de estar listos para asistir a las urnas el próximo 27 de mayo para decirle sí a la democracia, para elegir y elegir bien a quien sea el sucesor de Juan Manuel Santos Calderón, quien bien o mal ha hecho un Gobierno con algunos resultados que se reconocerán en un futuro o como simplemente se dice, es la historia la que tiene la última palabra.

En los años que llevo como periodista nunca había asistido a unas elecciones tan conflictivas y tan llenas de rencor, como las que están terminando y que elegirán al nuevo presidente y vale la pena recordar que ya son 50 años de actividad ininterrumpida por donde han pasado los mandatarios del Frente Nacional, los del Partido Liberal, del Partido Conservador y Álvaro Uribe, quien pasará a la gran lista de la historia de Colombia como un presidente sui generis, porque siempre quiso en su gobierno mantener el orden público y demostró no estar en condiciones de alejarse del Gobierno y por eso es que se habla de la orfandad de poder, pues no pudo continuar tras Juan Manuel Santos a quien consideró un traidor; pero que ahora quiere perpetuarse detrás de Iván Duque para hacer su trabajo como congresista en donde ha sido polémico y en donde ha demostrado quien es el que manda, porque su palabra es para cumplirla y quien no cumple sale de sus toldas.

Juan Manuel Santos, repito, lo dirá la historia, rebelde o no, ha logrado posesionar al país a nivel internacional y la economía con altibajos se ha sostenido y su mayor logro ha sido la lucha contra viento y marea para que se respeten los Acuerdos de La Habana, hoy en peligro por comportamientos non sanctus de algunos de los miembros de las FARC, como en el caso de Jesús Santrich a quien quiere llevar Estados Unidos al banquillo de los acusados para que responda por sus actividades y participación en narcotráfico. Lo más penoso que pudiera pasar en este campo sería la deserción de Iván Márquez, un hombre serio que ha puesto sus pies sobre la tierra para estar no solo en los diálogos sino en buscar soluciones a las trabas que han puesto los enemigos de la paz desde los diferentes sectores políticos y que le hicieron a última hora volver a buscar, por no decir la montaña, sectores un poco más alejados a la espera de los acontecimientos y a la llegada del nuevo gobierno, pues temen que como algunos lo han dicho en caso de triunfar no den validez o busquen la forma de dejar por tierra lo logrado en La Habana.

Queda un país con problemas económicos, pero lo mas grave es que en orden público, principalmente en seguridad urbana, las cosas van  muy mal y solo se habla de los errores cometidos en la justicia, en donde se ha visto que de verdad la justicia es para los de ruana y que las cárceles comienzan a llenarse de personas investigadas y no juzgadas, mientras que los jueces dan sin pensarlo, casa por cárcel a mas de un delincuente como son a los que hacen delitos menores, como robos de celulares y de otras pertenencias y también a los de robos grandes o mal llamados “ladrones de cuello blanco”.

Como vemos, el panorama es bastante oscuro y la responsabilidad de los electores es tal que deben de mirar con lupa a quienes están en la carrera por la Presidencia de la República; pero no dejándose llenar la cabeza de mentira, de ilusiones falsas y mucho menos caer en la patraña de dividir para reinar, hablando mal de los contendores.

Ha habido momentos de sosiego, en donde se respeta por parte de los candidatos a quiénes están compitiendo con ellos; pero hay momentos en donde los ataques son bastante fuertes y puede decirse que personales, olvidándose que están en algo tan delicado como es buscar las soluciones a los problemas del país y no la forma de buscar venganza de unos a otros.

El viernes anterior tuve la oportunidad de ver un debate en Caracol Televisión; un buen debate, de aspirantes a la Vicepresidencia de la República, la mayoría mujeres, pues solo había un hombre y se puede dar cuenta uno que se dejara el machismo en Colombia, ya el asunto está madurado y cualquiera de esas mujeres que estuvieron en ese debate están mas preparadas que un kumis para pelear por la primera magistratura.

Cuando trataron los temas y problemas del país, Clara López, Martha Lucia Ramírez, Claudia López y Angela Robledo dejaron boquiabiertos no solo a los periodistas sino a los televidentes y es así que lograr ser tendencia No.1 en las redes sociales y en Caracol Televisión que era el que trasmitía el debate en mención.

Hubo momentos regulares también, cuando se le salió su fanatismo y respaldo a quienes están representando, pero en sí se puede decir que estuvieron a la altura y que esto puede ser base para tener en cuenta en la próxima contienda electoral y que los partidos sean tradicionales o nuevos se la jueguen por la cabeza de una mujer.

Juan Carlos Pinzón estuvo bien, pero cuando trataron el tema de la corrupción lo bloquearon y las mujeres le hicieron una encerrona tan dura que estuvo a punto de quedarse callado, cuando le recordaron que uno de los partidos que mas ha tenido que tomar medidas contra la corrupción es el que respalda a su candidato presidencial.

Mientras que saboreaba un rico café en el restaurante Fogón de Palo que queda entre la ciudad de Manizales y el municipio de Neira, tuve que sacar un poco de la poca o mucha inteligencia que me dieron mis papás y mis abuelos para no caer en la trampa de quienes sabiendo que soy periodista querían saber, según yo, la formula o el nombre por quien debían de votar el próximo 27 de mayo y ellos no sabían o no saben que a esta hora del partido yo todavía no tengo en claro por quién depositar mi voto como ciudadano y conste que toda mi vida he sido un liberal obediente y disciplinado y que en elecciones del Congreso he respaldado ideas que me parecen claras o a “políticos” que creo que son honestos y que los hay, los hay hasta que dejen de serlo.

Analizando lo que pueda pasar el próximo domingo, primero creo que no creo en las encuestas porque no me parece muy claro cuando algunas de estas se hacen por mandato de partidos políticos o medios de comunicación simpatizantes de X o Y candidato.

Le oí decir a alguien anoche, no se por quien votar porque todos tienen cosas que me gustan y cosas que no me gustan, lo que quiere decir que esta persona votará por el menos malo o por el que le conquiste mejor con cosas concretas o programas reales.

Parece que al único que no pueden señalar con el dedo es a Humberto de la Calle Lombana, porque ha hecho una carrera política limpia y sin escándalos, ha sido obediente y disciplinado con su partido, pero no lo quieren elegir porque creen que es del grupo de Juan Manuel Santos, por haber estado como negociador en los acuerdos de La Habana y otros porque consideran “que ya está muy viejo”. Le ha tocado escuchar perlas como esta: “nosotros votáramos por usted, pero lo que pasa es que usted no va a ganar”, a lo que él jocosa y sabiamente ha contestado, “como se sabe si va a perder o ganar si no votan por él”.

Sergio Fajardo llegó con todos los impulsos y dicen que lo que ha faltado es asesoría, aunque los jóvenes se ven representados en él, ha sido un político honesto a quien los enemigos le han buscado caída en un lado y en el otro; pero a la hora de la verdad no lo han podido condenar ni señalar de manera concreta, hasta el punto de que en estos momentos se le está adjudicando el problema de Hidroituango. Tiene muchos seguidores, pero se espera que sean los mismos que vayan a las urnas.

Germán Vargas Lleras es el candidato de los amores y desamores, unos lo califican como el candidato de los coscorrones, por su mal genio, otros no le perdonan que sea de la cuerda de Juan Manuel Santos y los mal intencionados opinan que utilizó su paso por el Gobierno para hacer campaña con mas tiempo de antelación que sus actuales contendores.

Vargas Lleras ha sido organizado y ha presentado programas en todos los sectores, económicos, sociales y de seguridad y ha trabajado y de destacar se que ha contado con uno de los equipos de prensa mas activos y ha llegado a todos los medios de comunicación sin diferencia alguna.

Llego al dolor de cabeza, las candidaturas de Iván Duque y Gustavo Petro, al primero no lo quieren porque creen que es la continuación del expresidente – senador Uribe y que simplemente va a ser una figura decorativa para que el hombre del Ubérrimo cumpla su propósito de gobernar nuevamente al país. Aunque hay que destacar la juventud de Iván Duque, el conocimiento que tiene del país y la sinceridad que trata de dar a entender cuando habla; pero una cosa es lo que piensa y otra es la que se le esté diciendo que haga detrás de bambalinas.

Un punto negativo contra Iván es que no se le entiende muy bien el discurso que tiene que ver con el Proceso de Paz, porque tanto él como el senador Uribe en un momento estuvieron de acuerdo que había que volver trizas los acuerdos de La Habana y luego cambiaron el discurso, otra cosa es que no ha sido claro en cuanto a las pensiones, cosa que tiene pensando a uno que otro colombiano y se teme por la relación que pueda tener con los medios de comunicac8ión, luego de la advertencia del ex presidente Uribe cuando de forma tajante le dijo al periodista Daniel Coronell que las cosas iban a ser a otro precio con la llegada de Iván Duque.

Tiene madera, y le queda simple y llanamente demostrar que puede gobernar, sin la sombra de Uribe a sus espaldas.

Gustavo Petro, “Soy Gustavo Petro y quiero ser su Presidente”. Petro tiene un discurso contundente y muchas veces creíble y sabe como maneja las clases menos favorecidas a las que le recuerda que se les están violando sus derechos y que él va a solucionar todos los problemas, aunque en los ataques entre el candidato de Uribe y Petro, se nota la guerra abierta de quien dice que Petro llevará a Colombia a ser una nueva Venezuela y Petro demostrando los errores de la campaña de Iván Duque.

En los debates, todos los candidatos han atacado a Petro y se lo han dicho en la cara que puede ser un buen político, pero un pésimo administrador y que muestra de ello fue su paso por la Alcaldía de Bogotá.

Petro ha sido inteligente, se ha ido a los barrios marginados, ha ofrecido solucionar todos los problemas; pero en la parte económica parece no tener un buen asesor cuando ha hablado de poner freno a ciertas empresas, lo que hace temer a los industriales y comerciantes que Petro va a hacer lo mismo que Chávez y Maduro.

Si toda la gente que está acompañando a Petro en las manifestaciones públicas votan por él, se puede decir que el 27 de mayo todo va a ser color de hormiga y la ultraderecha y el centro deben de estar unidos para derrotar esa avalancha llamada Gustavo Petro.

En los medios de comunicación, aunque no se diga a voz abierta, si se dice en los corrillos que se le teme a un gobierno de Gustavo Petro.

Me parece muy osado el que diga en estos momentos que va a ganar los próximos comicios presidenciales y es por eso que los ciudadanos deben de tomar partido, por quien consideren mas honesto y capaz y que no pase lo que se teme, salir de Guatemala para llegar a Guatepeor.

Como están las cosas, esto pinta para una segunda vuelta y es para lo que se debe estar preparados.

Todos los colombianos aptos para ir a las urnas, tenemos la última palabra.

[email protected]

Share Button