viernes noviembre 16 de 2018

Estudiantes del programa “Pilos” que tienen que ver con ‘cartel de intelectuales’ podrían perder sus becas

14 junio, 2018 Económicas, Educación, Judiciales

  Este jueves la ministra de educación, Yaneth Giha, rechazó que 16 estudiantes hubieran suplantado identidades durante los exámenes de admisión de la Universidad del Magdalena, y que tres de estos jóvenes pertenezcan al programa Ser Pilo Paga, e indicó que habrá una sanción para ellos.

La ministra dijo que: “Rechazamos profunda y totalmente este tipo de actuaciones. Creo que ningún colombiano debería caer en una práctica como esta, una práctica deshonesta, una práctica del camino corto, del atajo, de lo que ya en este país no podemos seguir teniendo”.

Y agregó que: “Rechazamos aún más que pilos estén involucrados en este proceso. Lo que se sabe en esta universidad es que es una red mucho más grande y que este es solo un eslabón de la cadena”, informando que junto a las universidades están analizando el tema.

Giha sostuvo también que: “A pesar de que el manual de Ser Pilo Paga no contempla sanciones, porque no teníamos previsto que esto pudiera suceder, ya estamos evaluando qué tipo de sanciones vamos a dar. Recordemos primero que hay aquí hay un tema y una actuación judicial, y en eso el Ministerio no se puede meter”.

Anunció la funcionaria que se está trabajando con las universidades a las que pertenecen estos estudiantes, determinando las sanciones y poder articular con el Ministerio decisiones definitivas.

El coronel Gustavo Berdugo, comandante de la Policía de Santa Marta, señaló que: “Existen evidencias de que estas personas eran reclutadas por una mujer de Barranquilla que cobraba 24 millones de pesos a los familiares que querían que sus hijos estudiaran medicina en la Universidad del Magdalena”.

Como se sabe, la Fiscalía y la Policía Nacional capturaron a 16 personas en las aulas de la Universidad del Magdalena para ser enjuiciadas por presuntamente conformar un cartel de suplantadores de aspirantes a ingresar al centro de enseñanza superior.

En otras palabras, presentaban los exámenes de admisión a nombre de estudiantes que a cambio debían pagar entre 20 y 24 millones de pesos.

Entre los capturados, que hacían parte de una banda conocida como “los intelectuales”, figuran estudiantes becados de varias universidades reconocidas, ingenieros, matemáticos y expertos en lectura crítica y psicotécnica.

Al menos 3 de ellos fueron beneficiarios del programa “Ser pilo paga”.

Según las primeras investigaciones los involucrados en la banda vendían cupos de ingreso a la Universidad del Magdalena, con sede en Santa Marta, y además suplantaban a los que debían presentar el examen de admisión.

La organización delincuencial conformada por más de 35 personas utilizaba esta misma modalidad en diferentes universidades públicas del país.

Los informes revelan que los implicados estudiaban los perfiles y capacidades económicas de los alumnos recién graduados de la secundaria para contactarlos y ofrecerles el servicio, y estos a su vez, durante el proceso de selección, mostraban tarjetas de identidad y contraseñas falsas para obtener calificaciones altas y ser admitidos en los programas educativos.

Share Button