domingo octubre 21 de 2018

Albertville y La Rosiere

17 julio, 2018 Ciclismo, Deportes

18/07/2018 – Etapa 11 – 108,5 km – Montaña

El 18 de julio tiene lugar la 11ª etapa del Tour de Francia 2018 entre Albertville y La Rosiere. Etapa de alta montaña con un recorrido de solo 108 kilómetros y una altimetría en la que encontramos cuatro puertos.

Se trata de la segunda etapa alpina del Tour, una etapa corta que puede ser muy nerviosa y que a priori está concebida para que los corredores lo den todo desde muy pronto. Aunque eso es algo que habrá que ver porque al día siguiente se llega a Alpe d´Huez, otra jornada para no perderse. Por cierto, que ya podría el Tour haber metido estas jornadas en fin de semana. Etapa 11 Tour de Francia 2018 18 de julio

Al poco de empezar la jornada empieza la subida al Montée de Bisanne, un Hors Categorie de 12,4 kilómetros al 8,2 por ciento. Perfil y altimetría Montée de Bisanne

Bajada de puerto y enseguida comienza la ascensión al segundo Hors Categorie del día, el Col du Pré, otros 12,6 kilómetros de ascensión al 7,7 por ciento que se corona en el kilómetro 57,5 kilómetros y que se une con el el tercer puerto de la jornada, el segunda categoría Cormet de Roselend, de 5,7 kilómetros al 6,5 por ciento.

Perfil y altimetría Col du Pré

Para acabar la jornada, una vez que se desciende de Roselend, comienza a 17,6 kilómetros de distancia la ascensión a La Rosière, en cuya cima se sitúa la llegada tras una ascensión con una pendiente media del 5,8 por ciento.

Hay macizos montañosos que se reconocen por su altimetría. Pocos hay que puedan ofrecer la que proveen este miércoles los Alpes: un diente de sierra, con dos puertos de categoría especial y uno de primera, todos ellos mucho más allá de los diez kilómetros de esfuerzo, prácticamente consecutivos, sin tramo de llano para separarles y ofrecer un respiro a los corredores entre rápido descenso pedaleable y extenuante media hora larga de escalada.

Montée de Bisanne (HC, 12,4 km al 8,2%), Col du Pré (HC, 12,6 km al 7,7%) y La Rosière (1ª, 17,6 km al 5,8%) se concentran en tan solo 108 kilómetros, con una subida hasta la cima del Cormet de Roselend (2ª, 5,7 km al 6,5%) entre el penúltimo y el último puerto a modo de golpe de gracia. Serán algo más de tres horas de etapa muy exigentes, ideales para que una escapada potente deje sin respuesta al pelotón o un favorito con ganas de guerra se lance desde lejos. Un auténtico desafío en el cual no primará tanto el fondo como la explosividad.

Share Button