viernes agosto 17 de 2018

Barranquilla se lució con Inauguración de los Juegos Centroamericanos y del Caribe

20 julio, 2018 Deportes

Barranquilla, 19 de julio_ RAM_ Con un espectáculo de luces, música en vivo y un despliegue de bailarines, se cumplió en el estadio Metropolitano el show ‘Barranquilla 2031’ con el que se dan inicio a las justas deportivas. “Qué bueno cantar en mi tierra”, dijo emocionada Shakira.

“Que comience el juego”. Con esta frase anunciada en el video que se desplegó en una pantalla electrónica gigante sobre la imponente tarima, se dio inicio a las 8:00 p.m. de ayer a la inauguración de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

En medio de una mezcla del futuro y el presente, recreación lograda gracias a un espectacular juego de luces y matizado con canciones emblemáticas en el que Barranquilla es la ciudad escogida para ‘superar el tedio en el que ha caído la humanidad’, comenzó la edición 23 de los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

El escenario del espectáculo, denominado ‘Barranquilla 2132’ y en donde se recreó el ‘viaje al pasado’ que hizo la Miss Universo 2015, la barranquillera Paulina Vega, fue el estadio Metropolitano Roberto Meléndez. Allí actuó un primer grupo de danzarines, animados por agrupaciones musicales, lideradas por la banda roquera Los de Adentro, aplaudidos por unos 10.000 espectadores. Ese fue el preámbulo a las 8 de la noche.

Paulina Vega

Acto seguido a los acordes del Himno Nacional entonado por el productor y cantante Nicolás Tovar, y tras la izada de la bandera Colombia por parte de un grupo de cadetes de la Armada Nacional, se dio inicio a los actos protocolarios con el desfile de las delegaciones deportivas que se disputarán el cuadro de la medallería de oro plata y bronce, lideradas por México, país en donde se realizó la pasada edición de los juegos, con epicentro en Veracruz.

Serán 5.424 deportistas de 37 delegaciones en 458 competencias hasta el 3 de agosto próximo.

Cumplido el desfile de las delegaciones, que cerraron los jueces encargados de impartir justicia deportiva, la cantante Maía animó brevemente con una mezcla de ritmos caribeños. Luego se izaron las banderas de los anillos olímpicos, la de la Organización de los Juegos Centroamericanos y del Caribe (Odecabe) y la de Barranquilla, con sus respectivos himnos.

Ceremonia de inauguración

El alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, agradeció el respaldo del presidente Juan Manuel Santos y de la Odecabe para que la ciudad fuera escogida como sede de la edición 23 de los Juegos; luego intervino Steven Stoute, presidente de Odecabe, quien destacó que hayan vuelto las justas deportivas a La Arenosa después de 72 años y exhortó a los deportistas al juego limpio.

Por su parte, el presidente Santos indicó que esta es la casa del deporte colombiano y como prueba nombró el destacado papel de la Selección Colombia de fútbol; el forjamiento de figuras como Heltmut Bellingrodt, medallista olímpico en tiro, y el beisbolista Édgar Rentería; y hasta de grandes artistas como Shakira. Dijo que esta fue la última visita a Barranquilla como presidente de Colombia y, después, declaró abiertos los Juegos Centroamericanos.

En nombre de los deportistas juramentó Alex Cujavante, patinador, señalando que la participación será de manera limpia en las competencias; también lo hizo Magally Peña, en nombre de los jueces, quien además ratificó actuaciones con decoro y decisiones transparentes; y Oswaldo Pinilla, vocero de los entrenadores, ratificó el respeto y el buen comportamiento.

Luego fue interpretada la canción oficial, ‘Viniste a Ganar’, por parte de Adriana Lucía, acompañada de Baqui, la mascota de los Juegos.

El escenario se fue a penumbras para dar paso a una segunda parte. Paulina Vega volvió a la escena, y con ella bailarines a ritmo de cumbia bajo la animación del cantante Andrés Cabas

Vino después una representación histórica y musical de la amalgama de culturas que han dado vida a Barranquilla, y que usaron el río Magdalena y el mar Caribe para llegar a ella; una especie de tierra prometida para muchos y por eso se han quedado.

Antes del cierre, el Metropolitano se iluminó con el fuego olímpico de la llama que arderá durante 16 días y que transportará por los deportistas Carlos Bacca, Stefanny Hernández, Mariana Pajón, Helmut Bellingrodt y Edgar Rentería.

Pero no podía faltar una muestra del Carnaval de Barranquilla, segmento que estuvo a cargo del Checo Acosta, del dominicano Cuco Valoy, y de la actual al reina de la fiesta Valeria Abuchaibe.

Y en el cierre, acompañada de Paulina Vega, Helmut Bellingrodt, Silvia Tcherassi y Édgar Rentería, se presentó la invitada internacional, la barranquillera Shakira. ‘Me enamoré’ fue su primera canción; ‘My hips don’t lie’, la segunda; ‘La bicicleta’, la tercera y última de su performance. “Estoy feliz de estar en mi casa y orgullosa de que esta sea la sede de estos juegos y de mi gente. Gracias tierra mía, los quiero mucho”, gritó a manera de despedida.

 

Con un soberbio espectáculo de sonido, color, movimiento y riqueza cultural, realizado en el Estado Metropolitano de Barranquilla, en la noche de este jueves se dio apertura a los XXIII Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe 2018.

En la producción audiovisual se mostró a la ‘Barranquilla del futuro’, y una de sus protagonistas fue la ex Miss Universo Paulina Vega Dieppa que, con su aparición en la pantalla grande, generó los aplausos de los miles de espectadores que observaban desde las tres tribunas habilitadas en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez.

A medida que iba avanzando la ceremonia inaugural, el juego de luces iba ganando espacio en el espectro del escenario deportivo. Estas provenían de las líneas laterales de la cancha, de las tribunas y de la cubierta del ‘Coloso de la Ciudadela 20 de Julio’.

La música se hizo presente con los géneros rock y chandé, lo que volvió a provocar el jolgorio del público.

Unos 20 minutos después, la cotidianidad de la capital del Atlántico se vio representada en el escenario con los artistas vestidos de marinero y manejando bicicleta, mientras en el suelo se desplegaba el río Magdalena, los parques renovados y el tráfico, a través de luces robóticas.

De repente el cielo barranquillero se iluminó. No era solo por la luna, esa que también fue evocada con la canción de Esther Forero, era la pirotecnia que se alzaba en lo más alto del estadio.

Como si estuvieran rodeando el templo de Junior y de la Selección Colombia se perdieron los destellos en el espacio en medio de aplausos.

Diez integrantes de la Base Naval levantaron la bandera de Colombia mientras Nicolás Tovar, vestido de entero, interpretaba el Himno Nacional. El amor patrio se sintió en las tribunas y le dio paso a la entrada de las 37 delegaciones que se posaron en el césped del ‘Metro’.

Desfile de delegaciones

“Chinga tu madre, wey”, gritaban algunos espectadores a la salida de México, el primer país en desfilar. Las rancheras fueron la banda sonora y los aplausos acompañaron el ritmo.

Cada país era saludado por los asistentes. No importaba la nacionalidad, en el Metropolitano era el amor al deporte lo que primaba.

Las estructuras de las tribunas del estadio se estremecieron con la música típica de cada país que cumplía con su turno de desfile. Por lo que los asistentes movían sus hombros coordinados con el compás… Y los jóvenes voluntarios, que ejercían su labor de logística, se sumaron disimuladamente a la pista de baile improvisada.

Guatemala brilló en la cancha. No era ninguna competencia, pero ellos se la ingenian para saludar a Barranquilla de una forma particular. Sus celulares estaban en modo linterna y llevados en lo alto de un lado a otro saludaron a la ciudad que los recibirá hasta el próximo 3 de agosto.

Josefina Villareal

“Venezuela” dijo la voz del espectáculo anunciando la llegada de la delegación del país vecino y una ola de aplausos los recibió.

Como en casa los atletas venezolanos agitaron sus banderas y disfrutaron del recorrido.

Una hora después de haberse iniciado el acto de apertura de las Justas, el turno de desfilar fue para Colombia, país que cerró la presentación de las delegaciones con un emocionante repertorio musical, en el que se incluyó la salsa ‘En Barranquilla me quedo’, del Joe Arroyo, la cual fue coreada por todos los espectadores; y el reguetón ‘Mi Gente’, de J Balvin.

Los jueces, vestidos de azul, caminaron agitando los brazos cerrando el desfile de delegaciones. ‘La, la, la’, de Shakira les dio el paso a la cancha, que cerró con Pa Mayté de Carlos Vives.

“Atletas, bienvenidos a los Juegos Centroamericanos y del Caribe”, fueron las palabras de recibimiento mientras aparecían las banderas de los países en el costado oriental del estadio. La emoción fue única, Barranquilla vibró al mismo ritmo.

Acto que fue precedido por el grito del público y al disco oficial del certamen deportivo, que fue interpretado por Maía.

Más tarde, las notas del himno de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018, el de la Odecabe y el de Barranquilla se hicieron escuchar en los altavoces del escenario futbolístico, en simultáneo con las izadas respectivas de banderas.

Tras los discursos protocolarios del presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos, del presidente de la Odecabe, y del alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, los deportistas y dirigentes colombianos leyeron los juramentos oficiales de las competencias.

A este fragmento le prosiguió la canción ‘Viniste a ganar’, interpretada por la cantautora Adriana Lucía, que fue acompañada por un impresionante conjunto de fuegos artificiales que volvieron a iluminar el cielo de la ‘Arenosa’.

Con un soberbio espectáculo de sonido, color, movimiento y riqueza cultural, realizado en el Estado Metropolitano de Barranquilla, en la noche de este jueves se dio apertura a los XXIII Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe 2018.

El Presidente declara oficialmente abiertos los XXIII Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla, ciudad a la que llamó la ‘Casa del Deporte Colombiano’.

Share Button