viernes octubre 19 de 2018
Periodismo
Norberto Patarroyo

Entrevista con Norberto Patarroyo, editor de El Muro de Patan: “El periodista no tiene siempre la plena protección del estado”

 Para Norberto Patarroyo, el editor de El Muro de Patán,  la seguridad para los periodistas en Colombia está muy regular. “Podemos hablar que pasa con 6, pasa raspando. Especialmente cuando hablamos de esas regiones en las cuales la mano oscura de los grupos al margen de la ley que hacen presencia para amenazar con un revólver, pistola o fusil a los comunicadores que quieren denunciar irregularidades en una región. Es evidente que el periodista no tiene siempre la plena protección del Estado”.

Rubén-Darío-Mejía-Sánchez-251117A-230x300A

El Ojo del Halkón No más violencia política

Me enseñaron de niño que para delante era para adelante y los costeños dicen “para delante es para allá” y desde allí aprendí que desde que comencé a caminar tenía que comenzar a conseguir objetivos e ir dejando las cosas que iba superando y todo esto lo digo porque creo que mas de uno está como la tarde lluviosa de Bogotá hoy, tristes, descontrolados, desinformados y sin un rumbo en el campo político, porque estamos ad portas de regresar a la violencia política que dejó tantos muertos en el país.

Graves disturbios impiden concentración política de Petro en Cúcuta

Moe y Flip exigieron respeto por labor de periodistas durante proceso electoral

Luego de las alteraciones de orden público que se presentaron el pasado viernes en Cúcuta y que afectaron la campaña del candidato a la presidencial, Gustavo Petro, donde fueron además afectados varios periodistas, por miembros del Esmad de la Policía, la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) y la Misión de Observación Electora (MOE) hicieron un llamado urgente para que se respete la labor de los medios y sus periodistas en la campaña electoral.

El fútbol en boca de todos

El fútbol en boca de todos

“‘Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma’, dijo Julio Cortázar. Y es así. Las palabras pueden no ser suficientes para describir el gol más bello o, incluso, el más doloroso. Aquellos que reconocen en el fútbol la más extrema pasión también saben que una victoria desborda las almas de los aficionados y los corazones de los pueblos.