miércoles agosto 10 de 2022

Gabo se nos fue

21 abril, 2014 Opinión

Lorena Rubiano FajardoEpígrafe

“Hay un momento en que todos los obstáculos se derrumban, todos los conflictos se apartan, y a uno se le ocurren cosas que no había soñado, y entonces no hay en la vida nada mejor que escribir”. Gabriel García Márquez

Por: Lorena Rubiano Fajardo

Poco a poco fue languideciendo  la vívida llama de nuestra gloria nacional de las letras, el  Premio Nobel Gabriel García Márquez, y a los 87 años murió víctima de un cáncer en Ciudad de México. Nuestras condolencias a su esposa Mercedes y sus hijos Rodrigo y Gonzalo.

  Había escrito esta nota el miércoles antes de viajar y lamentablemente tengo que cambiarla para decir que me duele la partida de un grande hombre de las letras y el periodismo. La semana pasada recordamos al  Gabo mamagallista de siempre, estilo que no  había perdido y desde su lecho de enfermo nos sorprendió a todos al hacer un llamado a los periodistas que se agolparon en las afueras del centro de salud: “Están locos, qué hacen allá afuera. Que se vayan a trabajar, a hacer algo de provecho”.

En esta columna dejo, a pesar de algunas divergencias con su pensamiento político, un  mensaje de reconocimiento, lo admiramos y recordaremos  como a uno de los más grandes de nuestra patria. Controvertido como todos los escritores, con amigos y malquerientes, con críticos y aduladores, García Márquez seguirá siendo por siempre nuestro más destacado  escritor y periodista.

A Gabo, le fascinaba la música vallenata, que desde niño oía interpretar y cantar en Aracataca  y ese son lo inspiró tanto, que lo inmortalizó en sus escritos y novelas y lo motivó para impulsar el ya legendario Festival Vallenato, que creó con López Michelsen, Consuelo Araujo, el maestro Escalona y Álvaro Cepeda.

  Jaime García Márquez, hermano del Nobel y reconocido por el mote de “el ingeniero cultural”,  tendrá sobre sus hombros la responsabilidad para con Gabo, con su familia y con el país, de mantener vivo ese gran legado y  terminar la adecuación de su casa en Aracataca y la construcción y dotación de la biblioteca en su pueblo natal Barrancas en La Guajira en honor de su señora madre Luisa Santiaga Márquez Iguarán y continuar con la excelente labor de la Fundación Nuevo Periodismo, que al ponerla en funcionamiento Gabo expresó:  “un factor esencial en la defensa de la integridad de un periodista, de su independencia y hasta de su vida, es una buena formación profesional”.

[email protected]

Share Button