viernes junio 18 de 2021

$113.613 millones destinados, por Secretaría de Educación, para beneficiar a 20.898 bachilleres solo favorecieron a 59 estudiantes

Gloria Estella Dìaz

 Según el pronunciamiento realizado, el semestre pasado, por la Contraloría de Bogotá a la Administración Distrital; El Proyecto “Educación media fortalecida y Mayor acceso a la Educación Superior” que tenía como fin patrocinar el ingreso y estabilidad de los bachilleres en la Educación Superior, no cumplió con su objetivo:

En primera instancia, las Universidades no dictaron las asignaturas indicadas, por lo que la Secretaría tuvo que encargarse del pago de docentes solicitados; además de contraer la obligación de conseguir los materiales, adecuación de sedes con recursos adicionales, por valor de $44.028 millones.

Igualmente, fue inoportuna la inclusión de los colegios públicos en el proceso, como se puede observar en el documento elaborado por la Contraloría cuando se refiere al caso de la EAN “20 fueron vinculados en febrero, 6 en mayo y 1 en agosto de 2.014, pese a haber sido suscrito el correspondiente convenio desde noviembre de 2.013; situación que incidió desfavorablemente en el cumplimiento del cronograma de actividades”

Adicionalmente, tampoco se cumplió con el perfil de los docentes presentado en los Convenios de Asociación; como fue el caso de la UNIMINUTO, en donde se requerían 68 profesionales con maestría y experiencia académica, de los cuales, 56 contaban con experiencia laboral en conducción, cargos administrativos, operarios de parqueaderos y con un nivel de estudio de primaria y bachillerato.

Frente a esta situación la Concejal Gloria Díaz Martínez, del Partido Conservador, comenta: “claramente se observa incumplimiento del objeto contractual, una serie de irregularidades en la falta de planeación y supervisión a los Convenios de Asociación firmados con algunas universidades privadas; el pésimo manejo de los recursos públicos, en la pasada administración, benefició a las Universidades en vez de fortalecer el acceso de los bachilleres a la Educación Superior. No podemos permitir la falta de planeación, eficiencia y eficacia en la ejecución de los recursos de todos los bogotanos; el erario público no se debe convertir en dádivas hacia unos pocos”

Share Button