sábado noviembre 26 de 2022

Estos audios son mi seguro de vida, le dijo Pizano a María Jimena Duzán

18 noviembre, 2018 Judiciales, Política

María Jimena Duzán narró en un artículo publicado este domingo en la revista Semana los encuentros personales y sus conversaciones en WhatsApp que sostuvo con el ingeniero Jorge Enrique Pizano, testigo clave en el caso Odebrecht.

El 28 de mayo de este año, Pizano le envío un chat a la periodista, en la que le indica: “(…) Discúlpame de antemano; con esto que te puedo contar me juego la vida, sobre todo con temas de la Ruta del Sol y lo de su socio minoritario…cuando te escribo esto me tiembla el pulso”.

Después de ese primer acercamiento, narra la periodista María Jimena Duzán, sostuvieron una serie de encuentros en las que el Ingeniero Pizano le entregó documentos y correos electrónicos que, de acuerdo con Pizano, demostraban cómo Odebrecht y el Grupo Aval sabían desde 2013 de la existencia de contratos falsos en su contabilidad en la Ruta del Sol II.

Duzán contó que el ingeniero Pizano le permitió escuchar los audios que él mismo había grabado en agosto de 2015 con varias personas de Corficolombiana y con el hoy fiscal Néstor Humberto Martínez, quien en ese momento era abogado del Grupo Aval.

La periodista cuenta que para el ingeniero Pizano con esos audios quedaba claro que el hoy fiscal general, encargado de la investigación de Odebrecht, sabía de la gravedad de los hallazgos hechos por él desde 2013.

Duzán narra que Pizano le dejó oír los audios con recelo y no le quiso dejar ninguna copia porque los consideraba como su última carta. “Estos audios son mi seguro de vida”.

La periodista narró que Pizano le contó que después de sus reuniones con NHM prácticamente lo aislaron en Corficolombiana, y comenzaron las investigaciones de la Fiscalía General en su contra por presuntas irregularidades en el contrato del Tunjelo-Canoas en Bogotá.

Al saber que nadie le ponía atención a sus denuncias, Pizano decidió pedir ayuda de la Justicia norteamericana, dice Duzán, «como última tabla de salvación para que lo considerara testigo protegido fuera de Colombia».

Duzán cuenta que Pizano alcanzó a entregar los audios y la documentación al FBI para iniciar su proceso como testigo protegido. La periodista dice que en una de las últimas reuniones que tuvo antes de su muerte, le contó que “el proceso ante la justicia norteamericana se iba a demorar, y eso lo tenía desalentado”.

Las empresas y los exfuncionarios mencionados por Pizano 

La segunda grabación que publicó Noticias Uno sobre el diálogo que sostuvieron el excontroller del Concesionario de la Ruta del Sol, Jorge Pizano y el entonces abogado Néstor Humberto Martínez el 26 de agosto de 2015, señala una serie de presuntas irregularidades, que ya presentía el ingeniero, eran los indicios de algo más grande.

“Cuando tú empiezas a halar la pitica, y por debajo de la puerta sale una pita así, pues ¿esa vaina qué es lo que trae? Cuando tiene un rinoceronte atrás que no puede pasar por la puerta”, dijo Pizano.

La conversación se dio cuando el ahora Fiscal General de la Nación ya había recibido las primeras pruebas sobre lo encontrado y por eso Martínez inicia el diálogo diciéndole que “Sarmiento” ya tenía “la copia” y “estamos trabajando en una vaina muy gruesa. El penalista: que no escribas, que no pidas vainas”. Luego, Pizano le cuenta en tres partes otros hallazgos.

Empresas Paralelas

El nombre central en la primera parte del diálogo es Humberto Sánchez Verano, quien dijo Martínez –ese día- al parecer era del Banco del Estado, y quien según Pizano, apareció como representante legal de dos empresas distintas en diferentes contratos.

La primera, la Sociedad Asesores y Consultores Presoam, quien señaló Pizano, fue una empresa llamada Sky Blessed SAS y se dedicaba a la producción de textiles meses antes de firmar un contrato para una asesoría de ingeniería.

La segunda, la empresa Herrera Sánchez Abogados Ltda, en la que dijo el ingeniero que la firma del representante legal en las facturas era también la de Humberto Sánchez Verano y tenía la misma dirección que la anterior compañía, lo que le hizo inferir que habría un modos operandi.

“Vemos que él va fabricando empresas, ¿sí? Es la conexidad que existe con las empresas y dan órdenes de servicio que no tengo certeza que hayan presentado informes de sus actividades (…) entonces vemos la conexidad empresa A, empresa B”, le dijo Pizano.

Es ahí cuando aparece el nombre Édgar Chacón, quien era gerente predial de la ANI, y quien según Alberto Mariño -lo cita Pizano-, tendría relación con el representante Sánchez Verano.

“¿Este tipo es socio de uno de la ANI?”, pregunta el Fiscal, a lo que el ingeniero responde: “sí este tipo le está pasando a uno de la ANI que se llama, Chacón, es que no recuerdo el nombre, que es el gerente predial de la ANI”. 

El ex director de INCO

En la segunda parte menciona al ex director del Instituto Nacional de Concesiones, INCO, Julio César Arango. El ingeniero no sabía que era él, pero llegó a su nombre por un presunto pago de $450 millones que no tenía ningún soporte y solo tenía la firma del gerente contractual, por lo que lo empezó a indagar.

“Imagínate –le dijo al hoy fiscal-, que Julio César Arango según su hoja de vida, aparece como director Nacional del INCO y esta noticia (suena una hoja), Julio César Arango dice que renunció a Inco por razones personales. Arango adelantó procesos de adjudicación en la Ruta del Sol”.

Pizano, se escucha en el audio, no sabía si había adjudicado obras en la fase uno o dos y por ello dijo que investigaría. Es ahí cuando le cuenta que vio reunido al ex senador Otto Bula y al presidente de la concesionaria de la Ruta del Sol, Eder Paolo Ferracuti en una pastelería cuando salía de un banco. Le dijo a Martínez que intentó obtener el video de seguridad.

El presunto “concierto”

Próximo a terminarse el diálogo, otro de los temas que mencionó Pizano fueron unas facturas de la empresa Sercor y de la empresa Modicorp Construcciones. El ingeniero evidenció, que al parecer, las dos compañías en sus facturas tendrían la misma letra y también el mismo domicilio.

“Hay concierto, no quiero calificarlo pero, primero es la misma letra, son firmas diferentes; la dirección de esta empresa es la misma que presentan de la otra empresa Sercor. Entonces, algo está pasando”, afirmó.

Tras ahondar un poco más en lo hablado, Pizano termina preguntándole, “Yo no sé, ya en este caso, ¿indago o me quedo quieto?”, y Martínez le responde: “Quieto”.

Share Button