lunes octubre 26 de 2020

Lecciones del COVID-19

«Me basta con examinar una brizna de hierba, o un puñado de tierra, para ver la mano del Creador. Isaac Newton

Por: Lorena Rubiano Fajardo

Bogotá, 27 de abril_ RAM_ Después de llorar cerca de 200.000, desaparecidos en el mundo, por esta pandemia del Covid-19, tenemos que ser realistas, aterrizar, para ver las cosas desde una perspectiva positiva, para aprovechar la crisis y volvernos a reinventar, a saber que tenemos que seguir los que sobrevivamos, por este camino de la vida.

Tomemos la lección que nos está dando el planeta, ya tenemos aire más puro, los animales salen y se pasean por el mundo, inclusive especies que se creían extinguidos, los habitantes del mar, toda la fauna y la flora se muestran y festejan en su habitad, la ausencia de la mano depredadora del hombre, reverdecen los campos y las selvas respiran profundo, ante la ausencia de las motosierras que arrasan con sus frondosos árboles.

De manera que es un momento inesperado y trágico, pero afortunado para cambiar nuestro chip, estoy segura de que todos hemos cambiado, la plata no lo es todo,  estamos pensando diferente, vemos con más amor, a nuestros a familiares y amigos, a nuestros vecinos y extraños, a nuestros coterráneos,  todos al tiempo hemos salido a nuestros balcones a aplaudir a Dios por la vida , a nuestros médicos y a todos los personas de la salud, que se sacrifican en clínicas y hospitales por mantener con vida a las víctimas de la pandemia .

Obviamente este virus, es otro de los inventos de las guerras biológicas que las grandes potencias desarrollan, se sabe que además de este virus, hay muchos más en laboratorios en diversas partes del mundo. Nosotros   debemos aprender la lección, corregir los errores del manejo que le estamos dando al planeta, y junto con líderes sensatos, humanistas y ecologistas, trazarnos un nuevo rumbo económico social y político, o el mundo entra en la pandemia de su extinción.

¿Que pensaran ahora estos países que han invertido miles de millones de dólares en armas nucleares, destructivas y de muerte, cuando un diminuto virus está destruyendo sus economías y sus egos políticos, con los que trataron de dominar el mundo?

Colombia, se dio cuenta que no tiene una salud fuerte, solida, con galenos bien remunerados, que la empresa privada de la salud fracaso, que sus altos costos matan lentamente y que debemos reestructurarla en su totalidad, Que nuestro país no debe comprar armas letales, gastar en aviones de guerra internacionales como los f 16 y submarinos nucleares ,que  esa plata se las demos a nuestros campesinos para producir comida que es lo que va a necesitar el mundo, porque la hambruna va a matar más seres humanos que el Covid -19 . Mirar al campo es urgente señor Presidente, pero no a través de Finagro para favorecer a los terratenientes, los mismos del Agro Ingreso Seguro, debe ser a través de cooperativas productivas y hacer esa reforma agraria que tanto necesita el país. Aprovechemos la pandemia para retomar nuestra vocación agrícola.

[email protected]

Share Button