viernes febrero 26 de 2021

Biden firma decretos para paliar crisis económica EEUU desatada por el coronavirus

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla sobre los planes de su gobierno para combatir la pandemia del coronavirus durante un evento de respuesta al COVID-19, mientras la vicepresidenta Kamala Harris escucha, en la Casa Blanca, en Washington, Estados Unidos. 22 de enero, 2021. REUTERS/Jonathan Ernst

Por Steve Holland y Ann Saphir

WASHINGTON, 22 ene (Reuters) – El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó el viernes la aceleración de la entrega de cheques a las familias que más lo necesitan y el aumento de la ayuda alimentaria para los niños que normalmente dependen de las comidas escolares como fuente principal de nutrición.

Biden, que ha propuesto un paquete de estímulo de 1,9 billones de dólares, busca con los decretos aliviar la carga de las personas mientras se negocia la legislación en el Congreso. El mandatario ha hecho de la lucha contra la pandemia un foco inicial de su administración.

En los primeros días en el poder, Biden está haciendo hincapié en que el gobierno debe abordar la crisis del coronavirus con urgencia, después de que su predecesor Donald Trump le restara importancia. Más de 400.000 estadounidenses han muerto a causa del virus y se han perdido millones de empleos.

Biden dijo que su paquete de estímulo para hacer frente a los efectos económicos de la pandemia cuenta con el apoyo de empresas, trabajadores, Wall Street y Main Street.

«Gran parte de Estados Unidos está sufriendo. El virus se está expandiendo (…) Las familias están pasando hambre. La gente corre el riesgo de ser desahuciada. La pérdida de puestos de trabajo vuelve a aumentar. Tenemos que actuar. Se mire como se mire, tenemos que actuar», sostuvo Biden.

Los legisladores republicanos han cuestionado el monto de la ayuda para la pandemia y una propuesta de inversión independiente para infraestructuras, proyectos de energía verde, educación e investigación.

Brian Deese, director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, en un adelanto de las órdenes, dijo a periodistas más temprano el viernes que «estamos en un momento precario de nuestra economía».

Deese reconoció que los decretos no son un sustituto de un alivio legislativo integral, «pero proporcionarán un salvavidas fundamental para millones de familias estadounidenses».

La recesión a consecuencia de la pandemia ha golpeado duramente a los estadounidenses. Unos 16 millones están recibiendo ahora algún tipo de prestación por desempleo y se estima que 29 millones no tienen suficiente para comer.

Las mujeres, las minorías y los trabajadores de servicios de bajos ingresos se han visto afectados de manera desproporcionada, y los trabajadores negros e hispanos enfrentan tasas de desempleo más altas que los trabajadores blancos.

En uno de los decretos, Biden pidió al Departamento del Tesoro que considere tomar medidas para expandir y mejorar la entrega de cheques de estímulo, como establecer herramientas en línea para reclamar pagos.

Biden también quiere aumentar el acceso a los alimentos para millones de niños que no comen porque las escuelas están cerradas debido a la pandemia.

Para ello le pidió al Departamento de Agricultura (USDA) que considere la posibilidad de emitir una nueva pauta que aumente la ayuda brindada a las familias que normalmente dependen de las escuelas para proporcionar una comida principal del día para sus hijos. Podría proporcionar a una familia con tres hijos más de 100 dólares de apoyo adicional cada dos meses.

Share Button