martes abril 20 de 2021

Cinemateca de Bogotá presentará un ciclo de cine dedicado a las directoras colombianas

Marta Rodríguez, directora de cine colombiano. Su carrera artística se ha centrado en la expresión de las luchas populares como creadoras de un lenguaje documental distintivo. A lo largo de su carrera cinematográfica ha sido merecedora de importantes premios y reconocimientos tanto por el contenido artístico y la veracidad de sus películas como por su vida dedicada al cine. Cortesía Marta Rodríguez – HANDOUT AGENCIA ANADOLU

‘Resignificar las imágenes’ se realizará del 9 al 31 de marzo. Las 12 películas de cinco mujeres cineastas se presentarán tanto de manera virtual como presencial a un costo de cinco mil pesos. 

Por: José Ricardo Báez G.

Agencia ANADOLU

Bogotá, 09 de marzo _ RAM_ La Cinemateca de Bogotá y el Instituto Distrital de las Artes (Idartes) presentarán el ciclo ‘Resignificar las imágenes’ para conmemorar el Día Internacional de la Mujer. La muestra trae 12 películas de Marta Rodríguez, Patricia Restrepo, Camila Loboguerrero, Marta Hincapié Uribe y Laura Huertas Millán, cinco cineastas colombianas de las últimas cinco décadas que han aportado al cine nacional desde distintas aproximaciones de la creación audiovisual.

Las cinco directoras pertenecen a diferentes momentos de la historia del cine colombiano y, por eso, la muestra mezcla a Marta Rodríguez, una documentalista con más de ochenta años, con Laura Huertas, una joven directora. Según Paula Villegas, subdirectora de las artes de Idartes, también les interesaba esa relación generacional entre las películas. “Las cinco tienen una fuerte relación con la no ficción. A Laura Huertas no le interesa hablar de ficción o no ficción sino de la creación audiovisual en un campo más expandido y creo que tiene que ver también con su formación y el asunto generacional”, explica.

Como parte de la programación, se estrenará la restauración que hizo la Fundación de Cine Documental de ‘Planas, testimonio de un etnocidio (las contradicciones del capitalismo)’, de Marta Rodríguez, y la versión digitalizada de ‘¿Por qué se esconde Drácula?’ y ‘Debe haber pero no hay’, de Camila Loboguerrero. “’Resignificar las imágenes’ tiene dos lecturas, poner las imágenes, las películas y a las directoras de diferentes generaciones a conversar. Pero también hay un ejercicio con el material de archivo, que necesariamente por el paso del tiempo de las imágenes, establece un proceso de resignificación», asegura Paula.

Curiosamente la película ‘Planas, testimonio de un etnocidio (las contradicciones del capitalismo)’, de Marta Rodríguez, cumple 50 años de haberse publicado, la misma edad que tiene la Cinemateca de Bogotá, la única sala de cine pública del país. “Es algo que nos parece muy bonito porque la Cinemateca también está cumpliendo 50 años, y también estamos en el marco de los 10 años de Idartes. Esta consonancia de Cinemateca y esta película es un asunto de cómo hemos acompañado la Cinemateca y el cine, que finalmente es una misma historia”, señala Paula.

Cinemateca durante la pandemia

La pandemia del coronavirus ha afectado seriamente a la Cinemateca, en especial el recaudo de taquilla, pues ese ingreso se reinvierte en la programación y en su funcionamiento. «Nos afectó mucho porque cerramos a los siete meses de inaugurar la nueva sede, que para la ciudad y para el sector ha sido como un lugar para darle un espacio significativo al cine colombiano. Nos había ido muy bien estos primeros meses, las salas tenían buen porcentaje de asistencia y habíamos hecho un montón de experimentos del funcionamiento y de la oferta de la Cinemateca para conquistar y ampliar el público en la ciudad y en el país”.

De acuerdo con Paula Villegas, este momento tan atípico de la historia les ha enseñado y permitido tener hallazgos y nuevas ideas para conquistar un público más amplio en todo el país. Por ejemplo, la Sala Virtual tiene un alcance nacional, cualquier persona con acceso a Internet puede ver la programación completa de la Cinemateca a un cómodo precio. Además, la virtualidad ha permitido generar ejercicios de apropiación del cine por medio de conversatorios virtuales en redes sociales, que tienen mucho más alcance que los que se hacían en una sala de cine.

Por ejemplo, para este ciclo de mujeres en el cine se realizará el conversatorio virtual ‘Chircales y Planas: El cine es compromiso’, sobre dos documentales emblemáticos del cine nacional, en el cual participarán las directoras Laura Huertas Millán y Marta Rodríguez, este martes 9 de marzo a las 6:00 p.m. y será transmitido por las redes sociales de la Cinemateca de Bogotá. “Este escenario en el que tenemos canales mixtos en el que hay presencialidad y virtualidad, han sido espacios que han detonado otras reflexiones no solo sobre cómo la Cinemateca llega a los públicos sino a la manera de cómo estamos formando al público”, señala Paula.

Conmemorando a la mujer

Desde los años setenta empezó a haber una ampliación de los roles de la mujer hacia lugares desde donde pudieran aportar con una mirada crítica a través del cine. A lo largo de la historia del cine colombiano, se han ido ampliando los roles de la mujer en la creación y en la producción del cine nacional. “Sabemos que el rol femenino es importante en todos los campos de las artes, en ese sentido fortalecemos cada vez más y de manera más contundente el empoderamiento femenino y la transformación del orden social actual”, señala Catalina Valencia, directora del Idartes.

Para Paula Villegas, subdirectora de las artes de Idartes, la impronta de las mujeres en el cine nacional es que ellas pueden aportar unos puntos de vista y unas sensibilidades muy particulares sobre la historia y sobre la realidad. En especial estas cinco directoras han decidido darles voz a sectores de las sociedad que no estaban siendo representados. «Son mujeres que han abordado a través del cine un ejercicio de poner en evidencia con diferentes mecanismos asuntos sociales y políticos. Cuando digo diferentes mecanismos es porque cada una se relaciona muy distinto con el lenguaje narrativo y desde el lugar de enunciación», asegura Paula.

“Es importante ver este ciclo porque no solo permite ver diferentes lenguajes cinematográficos y acercamientos a las narraciones y a las historias, sino que permite ver las improntas de cinco directoras que están en diferentes hitos de la cinematografía nacional y que en sí mismas son autoras muy interesantes”, asegura Paula. El año pasado la Cinemateca realizó el ciclo ‘No somos Iguales’, también dentro del marco del Día Internacional de la Mujer y las manifestaciones feministas.  Para la subdirectora de las artes de Idartes cada vez es más evidente celebrar los logros de las mujeres en diferentes ámbitos, y en este caso en el ámbito de la creación audiovisual que ha tenido repercusiones y aportes fundamentales en el ámbito político y social del país.

Share Button