sábado diciembre 3 de 2022

Alcaldesa de Bogotá le pide a la ONU que exija la inclusión de jóvenes en la mesa de diálogo con el Gobierno

Alcaldesa de Bogotá Claudia López

 Agencia ANADOLU

Bogotá, 12_mayo _ RAM_Miles de colombianos protestan contra varias políticas del Gobierno desde el pasado 28 de abril en unas manifestaciones en las que han habido denuncias de excesos de la fuerza pública.

Frente al paro nacional que vive Colombia hace dos semanas, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, le pidió a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y a la Conferencia Episcopal que exijan la inclusión de representantes de los jóvenes en la mesa de concertación que adelanta el Gobierno de Iván Duque.

“Los jóvenes son los que están en las calles, los jóvenes son los que están pidiendo una oportunidad de empleo y de salir de la pobreza junto con sus familias”, enfatizó López en relación a las jornadas de protestas que vive el país desde el 28 de abril.

López añadió que para avanzar en la solución a la crisis social se requiere de una genuina mesa de negociación, que “el Comité del Paro y el Gobierno Nacional se vuelvan a sentar y lo primero que discutan es como van a traer a los jóvenes de la calle a la mesa para que su voz esté directamente representada y no sea suplantada”.

La gobernante también le solicitó a los mediadores -la ONU y la Conferencia Episcopal- que no permitan suspender el diálogo que el Gobierno sostiene con diferentes frentes de la sociedad.

Sobre la situación de la COVID-19, la alcaldesa dijo que la ciudad está al borde del colapso hospitalario. «Hemos tenido una ocupación hasta del 96% de UCI, evidentemente la interacción humana cualquiera sea su forma produce más contagio, habíamos logrado bajar, pero las movilizaciones de las dos últimas semanas sin duda volvieron a subir, tenemos más de 5.200 contagios por día”, afirmó.

Finalmente, López hizo un llamado a quienes saldrán a las marchas este miércoles 12 de mayo. “Yo rogaría a los manifestantes, a los protestantes y al Gobierno nacional que es hora de pasar del bloqueo al diálogo”, señaló.

Los colombianos salieron a las calles para rechazar una reforma tributaria impulsada por el Gobierno, pero aunque el proyecto fue retirado del Congreso y su autor, el ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, renunció, las manifestaciones sociales no han cesado.

A las protestas se han unido varios sectores con diferentes reclamos al Gobierno y manifestantes que se han expresado por las denuncias sobre excesos de la fuerza pública durante sus intervenciones en las movilizaciones.

El saldo de las dos semanas de protesta es preocupante, aunque distinto según las fuentes. La Defensoría del Pueblo habla de 42 fallecidos (41 civiles y un agente de Policía). El Ministerio de Defensa menciona 33 muertos (32 civiles y un policía). Pero organizaciones como Temblores ONG y el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) contabilizan 40 homicidios, 12 víctimas de violencia sexual, más de mil detenciones arbitrarias y más de 500 desaparecidos.

Share Button