miércoles enero 26 de 2022

La Hacienda Casablanca se consolida como la representante de lo mejor del café en Colombia

La finca que se consolida como la representante de lo mejor del café en Colombia Liliana Caballero, gerente de la finca Café Hacienda Casablanca que se encuentra en Santander, Colombia. (Juan David Moreno – Agencia Anadolu)

Por: Sergio García Hernández

AGENCIA ANADOLU

Bucaramanga, 22 diciembre,2021_ AGENCIA ANADOLU_ “El ganador es Santander, Liliana Caballero”, fueron las palabras que escuchó la gerente de la finca Café Hacienda Casablanca cuando fue declarada como la ganadora del concurso Yara Champions Program, en 2016, que cada año premia a la finca colombiana con el mejor café bajo el título de la ‘Taza de Oro’.

Los reconocimientos no pararon en 2016 sino que se han extendido desde entonces e incluyen ser finalistas del prestigioso concurso de Yara Champions Program, en el que participan cientos de fincas, tanto en 2017 como en 2018.

“Eso demuestra una consistencia en la calidad de nuestros cafés porque realmente a veces no es fácil mantenerla. Se gana un concurso, pero no es sostenible la calidad”, explica Caballero a la Agencia Anadolu.

La gerente de Café Hacienda Casablanca describe a los premios que ha tenido su finca como un “trascender” porque le han dado un reconocimiento a los cafés que cultivan.

“Una de las características de ese premio es que nos llevaron a Seattle, Estados Unidos, a una feria de cafés especiales donde logramos tener un ‘stand’. Ahí nos conocieron muchos de nuestros compradores que tuestan y que nos compran el café”, narró Liliana Caballero.

La cultivadora de café asegura que sus productos han logrado entrar en los mercados de Australia, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Hong Kong. “Iniciamos con Procolombia, pero tenemos el registro de exportación directo por lo que hacemos las exportaciones nosotros mismo con nuestras conexiones”, explica con una sonrisa.

La ganadora del prestigioso concurso detalla que el café de su finca tiene la certificación “Rainforest” que “son unos principios que evalúa que haya un trato justo a los trabajadores de la hacienda y que se usen productos amigables al medio ambiente”.

Caballero comenta que Yara es una multinacional que hace un concurso nacional y selecciona varias fincas para compartir sus procesos en buenas prácticas en el cultivo el café.

De hecho, Yara Champions Program hace parte de un programa que tiene como objetivo alcanzar estándares en la producción de café que generen valor tanto al agricultor como a sus cultivos.

Los miembros del programa, según explica la multinacional, reciben acompañamiento permanente, asesoría personalizada, capacitaciones, asistencia agronómica, planes nutricionales especialmente diseñados para sus cultivos, entre otros beneficios, para asegurar la excelencia en todas sus operaciones.

Caballero narra la historia de su finca a los turistas que la visitan con el deseo de probar uno de los mejores cafés, tanto del departamento colombiano de Santander como del país, que es cultivado una altura de 1.550 metros sobre el nivel del mar y que cuenta con las variedades Colombia, Castillo, Geisha, Borbón Rosado y Tabi.

La finca se encuentra en manos de Liliana Caballero, desde hace 16 años, quien cuenta que en ella se creó un proyecto familiar en el que están involucrados sus padres, su esposo, hermano y sobrino.

“Esta es una finca dedicada al café de especialidad donde también hacemos turismo dedicado al café con un recorrido por las instalaciones de la hacienda, que data de 1830, rodeada de árboles, cascadas, nacimientos de agua y recorridos por cafetales”, asegura la gerente.

Para Liliana el reconocimiento que ha ganado su finca desde hace 16 años, cuando el presente que vive era apenas un sueño, es el resultado del “esfuerzo” en el trabajo diario. “Lo logramos gracias a la pasión que tenemos por el café”, detalla.

Destaca que la calidad se logra con el seguimiento a aspectos claves como “coger una buena variedad de café, recolectar solo frutos maduros y hacer procesos de fermentación, idealmente, para potencializar las notas del proceso o variedad que se está haciendo”.

A modo de consejo para los consumidores del producto insignia colombiano, Caballero recomienda que para estar seguro de tomar un buen café se le compre en grano porque de esa forma se puede identificar su tostión o si está mordido o picado por insectos.

“El aspecto es un factor determinante para la calidad. Adicionalmente se conserva con mejores características si se compra en grano”, explica la reconocida cafetera santandereana.

Para Caballero el consumidor tiene un papel clave para que Colombia se mantenga como un productor de calidad pues es el que tiene en sus manos, según sus palabras, la elección entre un gran café y al que llama “el del empaque rojo” sin especificar la marca.

* Invitación del Fondo Nacional de Turismo (Fontur) de Colombia.

 

Share Button