jueves mayo 19 de 2022

Regreso a la presencialidad educativa no tiene reversa en Bogotá

10 enero, 2022 Bogotá, Educación

Regreso a Clase

BOGOTA, 10 enero,2022_RAM_ Desde que llegó la pandemia a Bogotá, y por consiguiente al país, la prespecialidad educativa se convirtió en un debate entre los gremios de educadores y el Gobierno nacional.

Ad portas de que arranque un nuevo calendario escolar en medio de un cuarto pico de contagios de covid-19, entidades como la Asociación Distrital de Trabajadores de la Educación (ADE) y la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), están haciendo fuerza para que el retorno de estudiantes y maestros a las aulas se dé cuando el Estado garantice las condiciones mínimas de seguridad.

En los últimos 10 días, en Bogotá hubo un total de 44.612 contagios, posicionándose nuevamente como la primera ciudad del país con más nuevos enfermos con covid-19.

De hecho, con corte al 10 de enero en Colombia había un total de 149.155 casos activos del virus, de los cuales 40.567 los aportó la capital (al cierre de esta edición las cifras de Saludata aún no se han actualizado).

Ante esta nueva escalada de casos, derivados de ómicron (la variante con la que los epidemiólogos pronostican que el covid-19 se volverá endémico por su elevado nivel de contagio), ¿estará en juego la prespecialidad educativa en el Distrito capital?

La pregunta es ineludible si se tiene en cuenta que este martes 11 de enero comienza el calendario para docentes y el próximo lunes 24 de enero estarán ingresando los 400 colegios oficiales, con alrededor de 800 mil estudiantes.

“Nos hemos preparado no solo en la parte física de los colegios sino de las familias. Necesitamos seguir cuidándonos y que los niños asistan a los espacios educativos. Por eso celebramos la decisión” del Gobierno nacional, indicó la secretaria de Educación, Edna Bonilla, la última vez que se refirió a este respecto.

Añadió, además, que en Colombia la educación es presencial, “y nosotros vamos a mantener esta decisión de permanecer absolutamente presenciales. No vamos a tener educación no presencial en el 2022”.

Por lo mismo, durante todo el mes de diciembre la Secretaría de Educación invitó a los padres, madres y cuidadores de los niños entre los tres y los 11 años, a que asistieran a los puntos de vacunación y vacunaran a sus pequeños. Este es un proceso que, vale referirlo, avanzó de manera considerable en el último mes del año.

De hecho, ayer al cierre de esta edición, de los 872.288 niños en este grupo etario que deben ser vacunados, ya tienen la primera dosis 53% de los mismos, mientras que 21,91% ya tienen la segunda dosis.

No obstante, el llamado de la ADE y de Fecode es a que el gobierno garantice las medidas mínimas de seguridad para docentes y alumnos antes del retorno a las aulas. A este respecto, el presidente de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, William Velandia, aclaró a la opinión pública el pasado 8 de enero que el gremio no se opone a la prespecialidad, pero que sí debe velar por la salud de sus afiliados y alumnos.

“Fecode y el magisterio jamás ha dicho que no a la prespecialidad. No nos estamos oponiendo a la misma y siempre la hemos defendido. Al comienzo de la pandemia le hicimos una propuesta al Gobierno nacional para que mirara cómo se podían habilitar los colegios de manera que se hicieran los acondicionamientos de manera rápida. Fuimos los primeros que defendimos el proceso de vacunación y directamente con el presidente lo dijimos. Incluso fuimos de los primeros que dijimos que los niños de 12 años se debían vacunar. El problema es que se habiliten las condiciones. Estamos listos para ir a la presencialidad, pero queremos que se cumpla lo acordado”, indicó hace un par de días el presidente Velandia.

Punto aparte, la Secretaría de Educación fue clara, desde que se confirmó la llegada de la variante ómicron, en que el sector educativo mantendrá todos los protocolos de bioseguridad alusivos al uso de tapabocas, al distanciamiento y al lavado de manos, pero adicional a ello, la secretaria Bonilla Seba explicó un nuevo protocolo de rutas que se instaurará en lo corrido de este año.

“El aforo quedó liberado, pero seguimos con los protocolos de activación de rutas: si se presenta un caso, nosotros trabajamos de la mano con la Secretaría de Salud y podremos hacer visitas a los colegios y tomar determinaciones. Ya no cerramos el colegio completamente cuando se presente un caso, sino que se examinará si el niño o el docente tuvo contacto y con quién para ir cerrando. La nueva variante nos tiene que enseñar a seguir con las prácticas de cuidado y autocuidado, y el colegio es el espacio pedagógico por excelencia para poner en práctica todas esas medidas de autocuidado”, explicó.

Así mismo, vale referir que cada institución educativa tomará las decisiones respectivas con relación a las medidas de bioseguridad que se implementen, por ejemplo, a la hora de los recreos. De hecho, algunos colegios instauraron las denominadas burbujas, que son el grupo de niños de un curso, que saldrán al recreo por turnos.

“Con los profesores nosotros tenemos mucha gratitud. En 99% asistieron presencialmente a los colegios y esperamos que en el 2022 sea igual y los educadores asistan a los colegios en Bogotá. Han sido pocos los que no han asistido, más por situaciones médicas y demás”, finalizó diciendo la secretaria Bonilla Seba.

$5,8 billones para la educación en 2022

Vale referir que el sector de Educación del Distrito tendrá un presupuesto de 5,8 billones de pesos este año, lo que equivale al 22% del total del presupuesto de la ciudad. Esta cifra representa un incremento del 12,9% en comparación con los recursos que se le asignaron a esta cartera en el 2021. Del total, 5,4 billones de pesos serán para inversión y 463 mil millones para gastos de funcionamiento.

Estos recursos serán invertidos en cerrar brechas tecnológicas, avanzar en el bilingüismo y garantizar el acceso y la calidad de la educación en todos los niveles con proyectos estratégicos que permitan enfrentar los efectos de la pandemia en el aprendizaje y garantizar el acceso y la permanencia integral bajo las nuevas condiciones de normalidad.

Con estos recursos se trabajará para garantizar los tres grados de educación inicial hasta llegar al 100% en transición, 90% en jardín y 18,4% en prejardín. También serán invertidos para ampliar a 385.344 estudiantes las modalidades de Jornada Única y Jornada Completa 2.0, y acompañar a 220 colegios en el proyecto de bilingüismo.

Por último, la intención del sector educativo es que este 2022 sea un año para seguir cerrando brechas, por lo que la Secretaría se propone entregar 20.050 nuevas tabletas con conectividad para estudiantes de secundaria y media (este año entregó más de 105 mil), construir siete colegios nuevos e intervenir el 100% de instituciones educativas priorizadas para su mejoramiento.

Share Button