viernes diciembre 2 de 2022

El Ojo del Halkón El odio carcome

Por: Rubén Darío Mejía Sánchez

No sabemos qué está pasando en los últimos años y principalmente en los últimos días, cuando el odio está a flor de piel y no pensamos sino cosas negativas, en vez de pensar que se debe trabajar unidos, para sacar adelante el país.

Aquí hay unas personas que se creen superiores a otros, unos por qué son blancos, otros porque son ricos y otros simplemente porque son ignorantes y consideran que ser superior a los demás es lo más importante, sin pensar que mientras más se busquen soluciones y se deje trabajar a quienes deben de trabajar, esto permitirá alcanzar excelentes resultados para un futuro qué es lo que nos importa, futuro que debemos dejar para nuestros hijos o en el caso de los mayores, que debemos de dejar a nuestros nietos y a los hijos de esos nietos que serán los pobladores de este bello país que se llama Colombia.

Escuchar hablar a los extranjeros sobre Colombia es algo que da gusto, algo que agrada, escuchar a los colombianos hablar de Colombia dan ganas de llorar.

Vivimos de los recuerdos, pero no de los recuerdos lindos, de esos recuerdos que nos llevan a una juventud en donde todo era bueno a pesar de que no era color de rosa, en donde los mayores trabajaban y los jóvenes respetaban, en dónde era más importante estudiar que estar vagando por las calles, en donde las mujeres ocupaban un puesto grande en la familia por el respeto que había hacia ellas y que ellas mismas buscaban tener. Ahora parece que nadie, ni nosotros mismos, ni los hombres, ni las mujeres ni nadie queremos en este momento hacernos respetar sino que nos traten de cualquier manera, recordemos que de la manera que nos tratemos así nos tratarán.

Hay escándalo por donde quiera, escándalos en la política, escándalos lo peor en la juventud, la juventud que puede cometer todos los errores que sean porque eso es normal entre las personas de esa edad, pero más adelante piensan cómo corregir y que todo lo hacen basado en el respeto y en el deseo de llegar más adelante.

Hay un grupo de jóvenes que no piensan en el futuro, qué se han dedicado a no hacer nada, solo a estar al frente de las computadoras, de las Tablet, de los teléfonos y que el mundo llegué como llegué; pensar que ellos son la base fundamental de las futuras generaciones, el gobierno, los que tengan las grandes empresas, los que tengan que hacer que este país progrese y que solo falta saber administrar.

Hemos perdido tanto en valores, qué profesiones como el periodismo, la que ejerzo hace más de 50 años ha decaído y en vez de cumplir con el lema de informar a la ciudadanía se ha hecho de lado de los grandes, informar sin darse cuenta que el daño que se está haciendo el bastante grande.

Este es un país donde no se respetan las autoridades, donde no se respetan a las personas de color, donde no se respeta a los mayores y donde no se respetan a las mujeres y es por eso que no es mucho lo que podemos esperar porque así se puede decir que estamos perdidos.

Acaba de subir al gobierno Gustavo Petro, un político que ha luchado todo su tiempo para llegar allí, lo logró y quiéranlo o no es el presidente de los colombianos y se merece respeto, qué se le dejé gobernar y que si comete errores le digamos que errores está cometiendo y no hablar por hablar y no por poner talanqueras. No señores, cada quien tiene la oportunidad de hacer las cosas sean buenas o sean malas, el pueblo tiene la oportunidad para criticar y condenar, de lo contrario no se va a saber cuáles son los resultados de los programas que se tienen.

Una de mis políticas ha sido no estar pegado de los gobiernos porque creo que eso le resta seriedad e independencia a un periodista, he estado ahí para cumplir con mi labor de informar y de verdad que da tristeza ver los noticieros de televisión y escuchar algunos espacios de radio en donde los periodistas no están para informar sino para opinar, olvidando que hay espacios para opinar y hay espacios para informar. El periodista debe de estar para educar y orientar, el periodista debe de estar para ayudar al más pobre y al más débil, el periodista debe estar para decir la verdad y no tapar los errores de los mandamases en un país que trata de salir adelante.

Así como vamos, vamos mal, hay que dejar gobernar, hay que esperar cómo se van dando las cosas y no criticar por criticar por criticar por criticar y muchas veces sin tener las bases y los fundamentos para hacerlo.

Sabemos que es muy difícil cambiar de una ultraderecha a una ultraizquierda, que para mí no sería una ultraizquierda porque veo que es una izquierda lánguida por lo que ha demostrado hasta este momento, qué es un presidente que quiere gobernar y hacer las cosas, qué ha cometido errores en lo que ha dicho en un comienzo, pero recordemos como cuando el muchacho va a la escuela, al colegio o a la universidad que se habla de los primíparos, qué son los que cometen los errores y que son los que tienen que aguantar todas las burlas de los que ya se creen que son los dueños, amos y señores de cada una de las situaciones.

Aquí no hablemos únicamente del señor Petro y de su grupo de gobierno, hablemos que Colombia es el país admirado en el extranjero por las personas de bien, ese país que tiene tanto para dar por sus riquezas naturales, es el país que tiene tanta gente buena y trabajadora, ese país que debe de salir adelante y no el país de esa gente que solo mira lo malo, en vez de dar nuevas soluciones y que trata de ganarse el poder hablando mal de los demás y solo pensando que lo que ellos hicieron fue lo mejor.

Nadie es perfecto, ni los gobiernos que estuvieron ni los que estarán, ni los que están, pero la verdad es que hay que luchar para que el país salga adelante y evitar tanta sangre. No entendemos porque ese terror cuando se habla de la paz, parece que estuviéramos felices al oír que hay masacres en los pueblos, en los campos y alguien decía algo muy importante: “y ustedes los de las ciudades viven lo de los robos callejeros, por la delincuencia común, pero en el campo se debe estar con un ojo abierto y otro cerrado es decir no se puede dormir, porque no se sabe en qué momento llega uno de esos desquiciados que tiene esta sociedad y acaba con familias enteras solo por oír el traqueteo de las balas.”

Si trabajáramos unidos conseguiríamos un país mejor del que tenemos, si no criticáramos tanto, trabajaríamos unidos, pensaríamos que cada quien tiene su oportunidad, si estuviéramos unidos no haríamos las cosas por hablar.

Ya cuando uno está pasado de los 70 años mira atrás y se da cuenta que a pesar que lo pasado no fue lo mejor, lo actual está muy mal y que se puede esperar de un futuro?

[email protected]

Audio

 

Share Button