miércoles diciembre 2 de 2020

Cancillería colombiana rechaza nueva demanda de Nicaragua y llama a consultas a embajadora

27 noviembre, 2013 Generales

La canciller María Angela Holguín reaccionó hoy energicamente contra la nueva demanda instaurada por Nicaragua contra Colombia por supuestamente incumplir fallo de Corte Internacional de Justicia de La Haya y confirmó que llamó a consultas a la embajadora colombiana en Managua, Luz Stella Jara.

La embajadora de Colombia en Managua, Luz Stella Jara, llegará al país este jueves, , confirmó la cancillería colombiana, hace pocos minutos.

«No hemos desconocido el fallo, no hemos desconocido a la Corte. Lo que hemos dicho es que no lo podemos aplicar

Todas estas razones y esta hostilidad de Nicaragua nos llevan a tomar una decisión y es que hemos llamado a consultas a la señora embajadora Luz Stella Jara. Debe estar llegando el día de mañana para que nos informe la situación por la cual es también imposible tener un diálogo con Nicaragua», dijo la canciller Holguín  en Bogotá, en diálogo con los periodistas.

A través de la cuenta en Twitter, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia precisó:

“Canciller Holguín acaba de anunciar que Gobierno colombiano llama a consultas a Embajadora en Nicaragua”.

Ayer martes, Nicaragua acusó a Colombia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) de “amenazar con el uso de la fuerza” y de “desconocer derechos” suyos en el mar Caribe.

El pedido de Nicaragua a la CIJ de manera expresa es que “juzgue y declare que Colombia está violando” sus derechos.

El19 de noviembre de 2012 la CIJ mediante sentencia le reconoció derechos a Nicaragua en aguas del Caribe que Colombia tenía como suyas, pero el gobierno del presidente Juan Manuel Santos ha dicho que considera “inaplicable” esa determinación.

“Hemos dicho que nuestro ordenamiento jurídico nos impide aplicar el fallo y estamos esperando el pronunciamiento de la Corte Constitucional, que está en sus plazos, para decidir sobre la demanda que interpuso el propio Presidente, con la cual se aclarará el camino que debemos seguir”, dijo hace pocas horas la canciller Holguín.

Se pudo establecer que Nicaragua interpuso el martes mismo ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) un nuevo recurso en el que le pidió que “juzgue y declare que Colombia está violando” obligaciones internacionales relacionadas con “abstenerse de la amenaza o el uso de la fuerza bajo la Carta de la ONU y el derecho consuetudinario”.

Nicaragua también solicitó a la Corte que “juzgue” a Colombia por la obligación de abstenerse de violar las zonas marítimas nicaragüenses reconocidas por la sentencia, así como los derechos soberanos y jurisdicción del país centroamericano en esas zonas.

Según Nicaragua, la Corte de La Haya debe declarar que “Colombia está en la obligación de cumplir la sentencia (del 19 de noviembre del 2012, que le reconoció derechos económicos a ese país en el mar Caribe), restablecer las consecuencias jurídicas y materiales de sus hechos ilícitos internacionales y pagarle plena reparación por el daño causado por esos actos”.

Además, alegó la plena competencia de la Corte para conocer de esta acción por estar Colombia sujeta a esta jurisdicción hasta hoy 27 de noviembre, cuando, a su juicio, vence, por completarse un año de la denuncia del Pacto de Bogotá por el gobierno colombiano. Nicaragua tiene diez acciones entabladas ante la Corte de La Haya contra otros vecinos suyos.

En la nueva demanda ante la Corte de La Haya, el gobierno nicaraguense argumenta supuestas amenazas de Colombia con el uso de la fuerza en el mar Caribe.

La canciller señaló previamente: “Nos notificamos ayer y responderemos cuando corresponda”.

Además consideró “increíble que Nicaragua siga buscando la Corte de La Haya para dirimir asuntos bilaterales, sin que previamente haya hablado con nosotros”.

Advirtió la canciller que Nicaragua no ha hecho “ningún tipo de manifestación de las quejas que hace en la Corte, ni hay ningún tipo de nota al respecto”.

Como se sabe, el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, le cercenó a Colombia más de 70 mil kilómetros (Nicaragua dice que 90 mil) de mar territorial en el Caribe, alterando los límites del país, hecho que está clara y precisamente establecido en la Constitución colombiana y que sólo puede modificar el Congreso de la República.

El tribunal redujo el territorio marítimo colombiano al entregar una mayor porción a Nicaragua, con lo que al menos dos de los cayos colombianos -Quitasueño y Serrana- quedaron rodeados de aguas nicaragüenses.

Según un mapa publicado por el gobierno nicaraguense, ahora la cartografía en el Caribe es así:

Share Button