sábado abril 20 de 2019

Dos mujeres entran a equipo negociador del gobierno con las Farc

27 noviembre, 2013 Generales

Clic para ir a la galería fotográfica

No una, sino dos mujeres entraron al equipo negociador permanente del gobierno en las conversaciones de paz con las Farc en Cuba, según lo reveló esta mañana el presidente Juan Manuel Santos. Se trata de María Paulina Riveros Dueñas y Nigeria Rentería Lozano.

Como se recordará, el propio mandatario había anunciado que en reemplazo de Luis Carlos Villegas, designado embajador colombiano en Estados Unidos, nombraría a una mujer.

El jefe del Estado sorprendió al designar a dos mujeres y a la vez, al anunciar que Villegas seguirá de haciendo presencia de manera virtual –vía satélite– en las conversaciones y se integrara personalmente, cuando sea necesario.

El presidente Santos destacó las cualidades y condiciones de las dos mujeres que se integrarán al equipo gubernamental en La Habana.

“Ellas, como todos los negociadores, son nombradas –más que en representación de un grupo determinado– por sus méritos y por el aporte positivo que pueden dar al proceso, como estoy seguro de que ocurrirá”, afirmó el jefe del Estado.

María Paulina Riveros Dueñas, es la actual directora de Derechos Humanos del Ministerio del Interior; es abogada de la Universidad Externado de Colombia, magister en Derecho de la Pontificia Universidad Javeriana y Conciliadora en Derecho titulada por la Cámara de Comercio de Bogotá.

Ha sido delegada de Colombia ante el Consejo Económico y Social de la Organización de Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos y es experta en asuntos de paz.

Hizo parte de la delegación del Gobierno Nacional que asistió a las audiencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que sesionó en Octubre en Washington, donde Colombia ratificó las garantías legales para la protesta social pacífica.

A su turno, Nigeria Rentería Lozano, ocupa el cargo de Alta Consejera Presidencia para la Equidad de la Mujer; es abogada especializada en Derecho Administrativo.

El presidente Santos dijo que María Paulina Riveros será pleniponteciaria en el equipo negociador y se encargará de temas como la sustitución de cultivos ilícitos, las víctimas del conflicto y aspectos territoriales.

Mientras tanto, dijo que Nigeria Rentería “Nigeria velará porque se siga manteniendo un enfoque de género y equidad en las conversaciones, y estará yendo y viniendo entre La Habana y Bogotá para establecer un adecuado canal de comunicación con organizaciones de mujeres que tienen tanto que aportar, entre otras razones porque más de la mitad de las víctimas del conflicto son mujeres”.

El primer mandatario desmintió que la mujer haya estado ausente del proceso, pues advirtió que desde un principio estuvo interviniendo en la planeación y el desarrollo del mismo y al efecto, destacó que el equipo de la oficina del Alto Comisionado para la paz está dirigido enteramente por mujeres.

“La mujer ha sido piedra angular en estas negociaciones”, complementó.

“Bienvenidas, María Paulina y Nigeria, a este esfuerzo de país por terminar el conflicto y alcanzar la paz”, concluyó el Presidente Santos.

Declaración del Presidente Juan Manuel Santos sobre los nuevos miembros del equipo negociador del Gobierno en La Habana

Como es bien sabido, el doctor Luis Carlos Villegas ya se posesionó como nuevo Embajador de Colombia en Washington, está allá preparando la visita presidencial que se va a hacer la semana entrante. Y como Embajador ha dejado de formar parte del equipo negociador, permanente, del Gobierno en La Habana. Él va a continuar como parte del equipo en forma virtual. Si en algún un momento se requiere, viajará a La Habana o viajara aquí a Bogotá para participar en cualquier decisión o en cualquier negociación, si se requiere su presencia.

Pero hoy quiero anunciar el ingreso de dos nuevas personas que reforzarán el equipo como negociadoras.

Ellas, como todos los negociadores, son nombradas —más que en representación de un grupo determinado—, son nombradas por sus méritos y por el aporte positivo y constructivo que pueden dar al proceso. Y estoy seguro que así ocurrirá, porque las conozco muy bien a estas dos grandes personas.

Se trata de las doctoras María Paulina Riveros y Nigeria Rentería.

María Paulina Riveros es abogada, tiene una maestría en Derecho, y conciliadora en Derecho, y tiene una muy destacada trayectoria en el sector público en temas de derechos humanos y de interlocución con diversas comunidades, con las minorías; trabajó en la Presidencia, ha trabajado en el Ministerio del Interior y ha trabajado conmigo muy de cerca, conozco muy bien sus capacidades.

Y ella va a reforzar nuestro equipo de plenipotenciarios en la mesa, en temas que tienen que ver con sustitución de cultivos ilícitos, en el tema de las víctimas —es un tema que ella conoce muy bien—, en aspectos territoriales, que es también otro tema donde ella tiene una amplia experiencia.

El caso de Nigeria Rentería. Es nuestra actual Alta Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer, es también abogada y ha sido juez, ha sido Secretaria de Gobierno en la capital del Chocó, en Quibdó; ha sido Secretaria General y Asesora de la Mujer de la Alcaldía de Cali, y es también o ha sido asesora de enfoque diferencial, Directora de la regional del Chocó y Subdirectora Técnica de Familia en el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Y Nigeria va a velar porque se siga manteniendo un enfoque de género, de equidad, en las conversaciones —esto es muy importante— y estará yendo y viniendo a La Habana-Bogotá, sobre todo para establecer un adecuado canal de comunicación con las organizaciones de mujeres que tienen tanto que aportar. Entre otras razones porque más de la mitad de las víctimas en este conflicto son mujeres. Eso es muy importante tenerlo en cuenta.

Me siento muy contento y muy honrado de reforzar nuestro equipo negociador con estas dos colombianas que tienen tanto talento y que tienen tantas capacidades. Y que estoy seguro van a generar mucha confianza, sobre todo las personas que las conocen, pueden dar fe de esto.

Quiero aprovechar esta oportunidad para agradecerle y reconocer el trabajo de todo el equipo de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz. Y que quiero resaltar, esto está dirigido enteramente por mujeres. Y esto ha sido, el trabajo de estas mujeres, piedra angular en estas negociaciones. O sea que los que están diciendo que falta la presencia de la mujer no están en lo correcto. En todo el proceso, desde el inicio, han estado jugando un papel muy, muy importante; en la planeación de este proceso y en el desarrollo del proceso.

Está Elena Ambrosi, que está a cargo del área temática. Está Mónica Cifuentes, que está a cargo del área jurídica. Está Marcela Durán, que ha estado a cargo del área de las comunicaciones. Está María Inés Restrepo, que dirige Fondopaz y se encarga de toda la logística. Está una persona muy importante, Lucía Jaramillo Ayerbe, desde el puro comienzo; inclusive con ella desde mucho antes hablábamos sobre esta posibilidad de lograr la paz y ella ha estado presente desde el primer momento, como parte del equipo negociador.

Y también Juanita Goebertus. Juanita es una persona muy, muy importante, que ha aportado sus conocimientos jurídicos. Es experta en justicia transicional, en derecho internacional y ha sido una pieza angular también de todo este proceso.

Y es gracias al trabajo de estas mujeres que hemos podido llegar al punto donde hemos llegado.

Como ha dicho el doctor Humberto de la Calle, estamos frente a una verdadera oportunidad, con un optimismo moderado, porque todavía falta mucho camino por recorrer.

Hace un año, cuando lanzamos los lineamientos de la Política Pública de Equidad de Género, que hoy es una realidad, con la presencia precisamente de la expresidenta de Chile Michelle Bachelet, y quien posiblemente vuelva a ser Presidenta —en ese entonces era Directora de ONU Mujeres—, yo dije que tendríamos más mujeres acompañando las conversaciones de paz. Y hoy estamos confirmando que así es y así será.

De manera que bienvenidas María Paulina y Nigeria a este esfuerzo por el país, tal vez el esfuerzo más importante, porque se trata ni más ni menos que terminar un conflicto de más de 50 años, que ha desangrado y si logramos terminar ese conflicto, este será otro país.

Por eso les deseo mucha suerte. Estoy seguro que su aporte será muy importante. Todos juntos seguiremos trabajando por alcanzar la paz.

Muchas gracias.

Share Button