sábado junio 15 de 2019

Farc causan revuelo con su política antidrogas

03 diciembre, 2013 Generales

En un comunicado leído por el guerrillero “Pablo Catatumbo” las Farc exigieron una política antidroga “integral”, “soberana”, “democrática” y orientada a los “pobres del campo y a los consumidores”.

El grupo subversivo planteó diez “propuestas mínimas” sobre la política contra las drogas ilícitas y el narcotráfico, el tema que actualmente debaten los negociadores de las FARC y el Gobierno de Juan Manuel Santos en los diálogos de paz sostenidos en la Habana.

Las Farc plantearon además la creación de condiciones estructurales para superar los usos ilícitos de los cultivos de coca, marihuana y amapola y que se reconozcan y estimulen los usos alimenticios, medicinales y culturales de esas plantas. También defienden la “desmilitarización” de la política antidroga así como “el no intervencionismo imperialista”.

Por otro lado, el Fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre, expresó su desacuerdo con la propuesta de las Farc de legalizar los cultivos ilícitos, iniciativa que fue expuesta dentro del escrito.

“No estoy de acuerdo con la propuesta de las Farc de la legalización de los cultivos ilícitos, creo que es una propuesta inviable a nivel colombiano, inviable a nivel internacional, Colombia no podría dar unilateralmente un paso de esta naturaleza”, expresó el fiscal.

El comunicado cita textualmente:

“Habana, Cuba, sede de los diálogos de paz, diciembre 2 de 2013

Política antidrogas para la soberanía y el buen vivir de los pobres del campo

Diez propuestas mínimas:

En desarrollo del punto cuatro de la Agenda de conversaciones, correspondiente a la “Solución al problemas de las drogas ilícitas”, las FARC-EP presentan las siguientes diez propuestas mínimas:

1. Política anti-drogas integral, soberana, democrática y participativa, orientada a los pobres del campo y a los consumidores.

2. Condiciones estructurales para la superación de los usos ilícitos de los cultivos de coca, marihuana y amapola.

3. Reconocimiento y estímulo a los usos alimenticios, medicinales, terapéuticos, artesanales, industriales y culturales de los cultivos de hoja de coca, marihuana y amapola.

4. Sustitución de los usos ilícitos de los cultivos de coca, marihuana y amapola y programas de desarrollo alternativo.

5. Suspensión inmediata de las aspersiones aéreas con glifosato y reparación integral de sus víctimas.

6. Desmilitarización de la política anti-drogas, no intervencionismo imperialista y descriminalización de los pobres del campo.

7. Tratamiento del consumo de drogas sicoactivas como problema de salud pública y descriminalización de los consumidores.

8. Política anti-drogas centrada en el desmonte de estructuras narco-paramilitares, criminales y mafiosas entronizadas en el Estado.

9. Política anti-drogas centrada en la persecución a los capitales involucrados en el proceso económico del narcotráfico.

10. Responsabilidad de los Estados del capitalismo central, compromisos regionales y requerimientos para la implementación de una política antidrogas de carácter global.”

Share Button