viernes junio 21 de 2019

Con victoria inició Deportivo Cali su participación en Copa

13 febrero, 2014 Fútbol Internacional

En la primera jornada de la fase de grupos de la Copa Libertadores 2014, se dieron cita Deportivo Cali y el paraguayo Cerro Porteño en un encuentro que finalizó con una victoria (1-0) de los locales gracias al tanto convertido por el experimentado mediocampista, Jhon Viáfara.

El tiempo inicial del partido no fue muy vistoso para el gusto de los espectadores, con mucho juego en el sector medio de la cancha y escasas opciones frente  a las porterías, pero donde los guaraníes mostraron de manera constante, mayor claridad en el desarrollo de su juego, orden defensivo, superioridad en la posesión del balón e importante presencia en campo rival, aunque sin opciones claras de gol en el arco de Faryd Mondragón.

Deportivo Cali, que por apartes del primer tiempo buscó jugar con balón al pie y aprovechar la velocidad y explosión de sus hombres, se vio neutralizado por la propuesta realizada por los visitantes, quienes con un buen sistema de presión evitaron que los ataques de los locales fueran profundos y constantes reduciendo las opciones de gol, al remate dentro del área de Luis  Payares sobre el minuto 16.

Tras cuarenta y cinco minutos sin mayores sobresaltos llegó el tiempo complementario donde se mantuvo un juego poco vistoso pero con más dinámica, exigencia física y mayor volumen ofensivo en las porterías.

Nuevamente Cerro Porteño fue quien desde el primer minuto mostró mayor intención y presencia en ataque aprovechando la pasividad defensiva y la poca claridad ofensiva de los locales, situación que obligó al técnico del Cali,  Leonel Álvarez a autorizar el ingreso del jugador Carlos Rivas con el fin de sumar en movilidad y explosión en el ataque.

La lectura realizada por el entrenador antioqueño fue acertada y a partir de ese momento, Deportivo Cali se vio con mayor dinámica y presencia ofensiva consiguiendo sobre el minuto 66 la opción más clara de abrir el marcador gracias a un remate cruzado del delantero recién ingresado.

Y tras el desarrollo de un juego más dinámico y  de ida y vuelta en las dos porterías y más emotivo,  llegó el tanto de la victoria para los locales en un remate de cabeza del mediocampista Jhon Viáfara sobre el minuto 72.

Con la desventaja en el tanteador,el  entrenador de los guaraníes realizó una serie de cambios con el fin de intesificar la ofensiva y encontrar el gol de la paridad sin embargo, encontró una reactiva y numerosa defensa contraria que con todas sus energías luchó por el triunfo que a esa altura del encuentro conseguían.

El final del encuentro fue decretado y la tranquilidad se reflejó en el rostro de jugadores y cuerpo técnico del Deportivo Cali, quien retoma la senda de la victoria tras un mal arranque en la Liga Postobón.

Cerro Porteño volvía a visitar al Deportivo Cali después de aquella semifinal de 1.999 que fue favorable al equipo verde. Esta vez era el debut con el equipo paraguayo utilizando el mismo equipo titular que fue campeón en el 2013.

En los primeros minutos ambos equipos demostraron querer jugar la pelota por el piso, Cerro Porteño no se tiró atrás esperando lo que haga el local, por el contrario, fue a buscar el arco de Mondragón y tratando de tener el balón el mayor tiempo posible.

El primer intento del Deportivo Cali fue a los 15 minutos con un tiro libre sobre la derecha. El disparo fue de Vladimir Marín con su acostumbrada potencia, Junior Fernández no pudo controlar en el primer disparo pero se repuso y pudo detener la pelota ante la entrada de un delantero colombiano.

Luego de esa llegada, el Cali tuvo el dominio del balón y comenzó a insinuar peligro para el arco de Fernández. Dos minutos después, Danilo Ortiz cometió una falta por la izquierda y de vuelta los locales tuvieron un tiro libre peligroso que no trajo consecuencias.

Fue Cerro Porteño el que tuvo la más clara posibilidad en la primera etapa. A los 39 minutos tras un error defensivo, Corujo ingresó al área y cuando tenía todo para patear al arco, volvió a enganchar y se perdió el primero para Cerro.

La etapa se fue sin grandes emociones, con los dos equipos jugando mucho más en el medio que cerca de los arcos, con Cerro bien parado en defensa las veces que llegaba el Cali.

El local comenzó mejor la segunda parte, se paró más en el terreno de Cerro Porteño y empujó al Ciclón hacia Roberto Fernández, sin embargo, en los primeros minutos el dominio fue estéril ya que no crearon jugadas claras de gol a excepción de un buen paso a Ramírez que contuvo Fernández con una salida rápida de su arco.

Cerro perdió precisión y eso fue aprovechado por el Deportivo Cali que iba presionando cada vez más hacia Junior Fernández. Leonel Álvarez comenzó a mover su banca y Carlos Rivas ingresó por Cristian Marrugo.

Cuando el Cali comenzaba a movilizarse por izquierda creaba muchos inconvenientes a los azulgranas ya que Corujo y el propio Bonet estaban más preocupados en el ataque y dejaban un hueco para que los colombianos se metan por ese sector.

Pero el gol llegó después de un ataque por el sector derecho del ataque colombiano. Robin Ramírez desbordó y puso el centro al medio, no hubo dialogo entre Danilo Ortiz y Roberto Fernández. Cuando el arquero salía con posibilidades de hacerse con el balón apareció el defensor que desvío y el mismo llegó hasta Viáfara que con golpe de cabeza anotó el primero del verde.

Recién después del gol del local, Francisco Arce ordenó los cambios. Rodolfo Gamarra y Daniel Güiza ingresaron por Ángel Romero y Julio dos Santos. Cerro comenzó a jugar con tres en ataque para buscar la igualdad.

Cerro intentó ir para adelante pero ya no de la forma en que lo buscaba generalmente, Romero procuró con un remate de media distancia, después con un tiro libre controlado por Mondragón.

Terminó el juego con derrota azulgrana en el inicio de la Libertadores en un grupo que será complicado, fue un paso en falso, Cerro no puede permitirse otro más en los siguientes partidos.

Share Button