sábado julio 20 de 2019

Estas son las oportunidades potenciales de la Alianza del Pacífico

10 febrero, 2014 Generales

Los mayores beneficios de la Alianza del Pacífico se darán en sectores de la agroindustria como la galletería y panadería, chocolatería, alimentos para mascotas, carne de bovino cuando se tenga acceso sanitario, avicultura y productos lácteos.

Así mismo, la apertura comercial abriría un escenario para el sector de textiles y confecciones, tabaco, cosméticos y metalmecánica, por cuenta de las mejores reglas de origen y los avances en materia regulatoria.

Para el sector de cuero, calzado y marroquinería el escenario de la Alianza del Pacífico es de gran interés y proyección, por cuanto amplía el potencial de una mayor participación en el mercado internacional, debido a que la dinámica, profundidad y dimensión comercial del nuevo escenario representa un mercado de más de 200 millones de habitantes.

El protocolo también identificó potencial en exportaciones de software para Perú, México y Chile. Así mismo, en servicios de comunicación gráfica a México y servicios de ingeniería a Perú y Chile.

La libre circulación de bienes viene acompañada de seguridad jurídica y normas claras para promover el comercio de servicios y la inversión. Por ejemplo, en compras públicas, que será nuevo con Perú y se fortalecerá con México, se permitirá a las empresas colombianas licitar en igualdad de condiciones que las empresas locales y facilitar la contratación con los gobierno gracias a la mayor transparencia que exige el acuerdo.

El protocolo define, además, mecanismos de apoyo para asegurar que las pequeñas y medianas empresas se beneficien de las oportunidades que ofrecen la Alianza del Pacífico, lo que según el el economista y director del Centro de Competitividad de la Universidad del Rosario, Saúl Pineda, “se traducen en generación de empleo e ingresos de calidad para las Pymes”.

Sin embargo, el agro colombiano está a la expectativa frente al acuerdo, pues teme que la liberación arancelaria traiga efectos negativos, por considerarse el sector más sensible. Precisamente, los productos agrícolas son los que han quedado en el 8% que se irán desgravando a largo plazo. Entre ellos están el maíz, en el que se acordó un plazo de desgravación gradual de hasta 17 años con 12 de gracia; carne de bovino, 10 años con 5 de gracia; y carne de cerdo, 5 años de gracia.

Share Button