viernes diciembre 4 de 2020

Administración Cundinamaquesa garantiza diagnóstico y tratamiento oportunos de tuberculosis

26 marzo, 2014 Cundinamarca

Desde el 24 de marzo de 1982, la Organización Mundial de la Salud, conmemora el Día Mundial de la Tuberculosis para adelantar acciones que disminuyan el índice de esta peligrosa enfermedad en el mundo. En Colombia se diagnostican 12.000 casos al año. En 2013 se registraron 343 en Cundinamarca

Desde el 24 de marzo de 1982, la Organización Mundial de la Salud, conmemora el Día Mundial de la Tuberculosis con el ánimo de llamar la atención sobre el problema de salud que aún representa esta enfermedad y favorecer su control.

El lema para 2014 es “Diagnóstico y tratamiento para todos”, que se traduce en un compromiso de todos los actores del sector de la salud como Entidades Promotoras de Salud, EPS; Instituciones Prestadoras de Servicios, IPS; secretarías de salud, alcaldías y comunidad en general, para disminuir las barreras de acceso al diagnóstico, garantizar la calidad y oportunidad en el tratamiento, tareas en las que Cundinamarca avanza con paso firme.

En Colombia se diagnostican aproximadamente 12.000 casos al año, de los cuales en 2013, se registraron 343 en Cundinamarca, con una mayor afectación al género masculino con 61% y 39% en las mujeres. Según estudios de la Secretaría de Salud de Cundinamarca, esta enfermedad afecta principalmente a quienes están en una edad económicamente activa es decir entre los 15 y los 59 años.  A la fecha, se estima que el 34% de los pacientes del Programa de Tuberculosis en Cundinamarca, está afiliado al Régimen Contributivo, 61% al Régimen Subsidiado, 3% pertenecen al régimen especial y el 2% son no asegurados, por lo cual se trabaja intensamente en llegar a toda la población con un tratamiento oportuno.

La Secretaría de Salud de Cundinamarca, promueve las acciones correspondientes para adoptar las medidas establecidas por el Ministerio de Salud, a través del Plan estratégico “Colombia libre de tuberculosis 2006-2015”, para impulsar la estrategia Tratamiento Acortado Estrictamente Supervisado DOTS/TAES, con el fin de reducir la incidencia, prevalencia y mortalidad por tuberculosis, con programas de supervisión del tratamiento, capacitación a profesionales de la salud, pacientes y familiares, asesoría asistencia técnica, acompañamiento a las IPS, con el propósito de mejorar la calidad de la atención, brindando un acceso oportuno a los servicios de salud,  y con acciones de sensibilización e información a la comunidad general y a grupos vulnerables como los indígenas, personas privadas de la libertad en establecimientos carcelarios, desplazados, reinsertados, personas viviendo con el VIH, personas adictas a las drogas y habitantes en situación de calle.

Las autoridades departamentales destacan que los indicadores del Programa de Prevención y Control de la Tuberculosis, muestran resultados alentadores debido a la mayor oportunidad y calidad del diagnóstico de los casos, garantía del tratamiento y seguimiento a todos los pacientes y el fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica, lo cual se traduce en un alto compromiso con la salud de los cundinamarqueses.

En línea con la estrategia del Ministerio de Salud, la Secretaría de Salud de Cundinamarca, avanza en el mejoramiento de los laboratorios, la capacitación y supervisión de los equipos de la red pública y privada.

QUÉ ES LA TUBERCULOSIS: Se cree que es una de las infecciones más antiguas de la humanidad y aún hoy, se mantiene como una de las 3 enfermedades infecciosas que causan el mayor número de muertes, junto con el Sida y la malaria. Es provocada por el bacilo Mycobacterium Tuberculosis, que afecta principalmente el pulmón, sin embargo puede afectar otros órganos, como la pleura, el estómago, los ganglios, los órganos genitales y el hueso y se transmite por vía respiratoria, al hablar, al toser o estornudar; no se trasmite por utilizar los mismos cubiertos, por dar la mano, por tocar o usar la ropa o las sabanas, ni por transfusión de sangre.

QUIÉNES ESTÁN EN MAYOR RIESGO: Principalmente internos en cárceles, habitantes en situación de calle e indígenas, entre otros. Vale destacar que el tratamiento es gratuito y su duración es de aproximadamente seis meses.

El tratamiento correcto de la tuberculosis disminuye las posibilidades de transmisión. El enfermo deja de ser infectante aproximadamente a las dos semanas del inicio del tratamiento.

Todas las personas en contacto cercano con un enfermo de tuberculosis deben acercarse a su prestador de salud u hospital de primer nivel de su localidad para descartar que tengan la enfermedad.

Los estudios que deben realizarse las personas que han tenido contacto con un enfermo de tuberculosis son gratuitos.

El Sistema General de Seguridad Social en Salud, diagnostica y trata la tuberculosis en forma gratuita.

Share Button