miércoles enero 27 de 2021

Gobierno y oposición en Venezuela acuerdan iniciar proceso de diálogo

09 abril, 2014 Internacionales

El Gobierno y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) acordaron este martes iniciar un proceso de diálogo que contará como “testigos de buena fe” con los cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín; Brasil, Luiz Alberto Figuereido; y Ecuador, Ricardo Patiño, así como con el nuncio apostólico, Aldo Giordano.

Al término de una reunión que se extendió por más de tres horas en Casa Amarilla, los distintos voceros de las partes comparecieron ante los medios para ofrecer el balance de este acercamiento.

Pasadas las 6:30 de la tarde, el primero en declarar fue el vicepresidente Jorge Arreaza, quien subrayó que “en las próximas horas” se llevará a cabo una “reunión formal que será pública” entre el oficialismo y la oposición. El alto funcionario subrayó que de estas conversaciones no saldrán “pactos sino acuerdos de trabajo”.

Finalizada la exposición de Arreaza, intervino el secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo. “Quiero simplemente dejar el testimonio de que uno de los asuntos que más nos ha preocupado, que más nos ha motivado a venir a esta reunión, que más nos ha motivado a nosotros durante la reunión sostenida hoy (martes) y también a los representantes del Gobierno, es la situación de los estudiantes venezolanos”, enfatizó Aveledo.

El portavoz de la MUD aseguró que en todo este proceso de diálogo que se disponen a comenzar “estará muy presente” el respeto a los derechos humanos de “nuestra juventud y nuestros estudiantes”

 “Este no es el inicio del diálogo. Es una reunión exploratoria”. Estas fueron las primeras palabras que pronunció Aveledo al llegar pasadas las 2 de la tarde de este martes a la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, donde lo esperaba el presidente Nicolás Maduro.

Acompañado por el jefe del partido ‘Un Nuevo Tiempo’, Omar Barboza, y el gobernador del estado Lara, Henri Falcón, Aveledo fue recibido en Casa Amarilla por el canciller Elías Jaua y el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez.

De acuerdo con el portavoz de la MUD, el encuentro con los representantes del Gobierno, en el que estuvieron presentes cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), serviría “para ver si hay condiciones para que el diálogo se produzca”.

En la cita, realizada a puerta cerrada, las partes tenían previsto definir la agenda que desarrollarán posteriormente, así como la escogencia de un “tercero de buena fe” que facilite el intercambio entre chavistas y opositores.

La preocupación por remarcar el carácter “exploratorio” de esta reunión fue tal que incluso la oposición habría rechazado la petición de Maduro de tomarse una foto con la delegación de la alianza. “El Gobierno puede usar la imagen para decir que significa el inicio del diálogo que demandamos y, de esa manera, ‘matar’ el proceso desde el arranque”, argumentó una fuente de la MUD.

Antes de que se registrara este primer acercamiento entre Maduro y sus detractores, la misión de la Unasur que visita Caracas conversó en la mañana de este martes, primero, con el vicepresidente Jorge Arreaza y el canciller Jaua, y, después, con voceros de la alianza opositora en las salas de un hotel caraqueño.

Luego de sondear las posiciones de chavistas y opositores, el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, aseguró que existen “excelentes condiciones” para el diálogo en Venezuela. “Todos rechazan la violencia y están dispuestos a decirlo públicamente”, subrayó el diplomático ecuatoriano, tras destacar que es una “excelente noticia para Venezuela y América Latina saber que nuestros hermanos, que están viviendo una situación de violencia, se puedan sentar a conversar”.

Al preguntarle si Maduro había aceptado las “condiciones” impuestas por la MUD para adelantar un proceso de conversaciones, Patiño respondió tajantemente que “aquí nadie pone condiciones”. Igualmente, agregó que las partes coinciden en tres puntos: la elección de un “testigo de buena fe”, elaborar una agenda de manera “conjunta” y que los diálogos sean “públicos”.

Con respecto a este último aspecto, la oposición ha exigido que la discusión con el jefe de Estado sea transmitida en cadena de radio y televisión, tal como el mandatario suele difundir sus alocuciones.

Un miembro de la MUD que ha participado en las reuniones con Unasur resaltó la labor “profesional” de la mayoría de los cancilleres.

“Saben que aquí se juegan el prestigio del foro, al que tratan de convertir en una instancia para resolver conflictos políticos para desplazar a la Organización de Estados Americanos (OEA)”, señaló la fuente, que llamó la atención sobre el interés que habría despertado en los diplomáticos sudamericanos las denuncias sobre violaciones a derechos humanos. La excepción habría sido el canciller de Argentina, Héctor Timerman. “Parece un militante del chavismo”, se quejó otro dirigente opositor.

Al margen de la MUD, la diputada destituida María Corina Machado también se acercó en horas de la mañana al hotel donde se encontraban los representantes de Unasur. Allí pudo exponer sus posiciones a los cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín; Chile, Heraldo Muñoz; y Uruguay, Luis Almagro.

Aunque no ofreció declaraciones, Machado escribió posteriormente en su cuenta en Twitter el siguiente mensaje: “La protesta pacífica es un derecho al que no vamos a renunciar ¡No aceptamos un diálogo que pretenda desmovilizarla!”.

Share Button