viernes noviembre 27 de 2020

Opositor derechista Juan Varela gana elección presidencial de Panamá

05 mayo, 2014 Internacionales

El opositor Juan Carlos Varela, del Partido Panameñista.Foto: REUTERS

El Tribunal Electoral de Panamá anunció este domingo que el candidato presidencial opositor y actual vicepresidente del país, Juan Carlos Varela, ganó los comicios de este domingo y gobernará el país en el período 2014-2019.

«Tenemos más de un 60 % de la información necesaria (…), los magistrados consideramos que esta es una tendencia irreversible ya», dijo el presidente del Tribunal Electoral, Erasmo Pinilla, que llamó por teléfono a Varela y le anunció su triunfo.

Juan Carlos Varela es un próspero fabricante de ron y ferviente católico de 50 años, vicepresidente marginado del gobierno de Ricardo Martinelli, de quien devino férreo opositor. Varela triunfó holgadamente en las elecciones generales con 39%, siete puntos arriba del oficialista José Domingo Arias, tras escrutado más de 60% de las mesas electorales, según datos del Tribunal Electoral.

Esta fue la revancha de Varela, quien durante su campaña aseguró que sería un presidente con la «firmeza» del exmandatario colombiano Álvaro Uribe y el «corazón» de la presidenta chilena, Michelle Bachelet. Varela se hizo millonario vendiendo ron, con la empresa familiar «Varela Hermanos» en la que ha ocupado cargos directivos.

Sus opositores lo acusan de no pagar el salario mínimo a sus trabajadores, algo que desmiente. Al frente del Partido Panameñista (derecha), Varela cedió sus aspiraciones presidenciales en 2009 para integrar la alianza Cambio Democrático (CD, derecha), capitaneada por Martinelli, que arrasó en las urnas con más del 60% de los votos.

Martinelli se habría comprometido a devolverle el apoyo en 2014, algo que no ocurrió porque el propio mandatario cesó en 2011 a Varela de su cargo de canciller, que ejercía simultáneamente con la vicepresidencia, de la que no podía ser destituido por haber sido electo. Desde entonces se han enfrascado en una batalla por la paternidad de las obras y programas sociales de la actual administración.

El presidente electo, quien dice sentirse «orgulloso» de su aporte al gobierno de Martinelli y ha prometido un gobierno de «diálogo y unidad nacional», es llamado por el mandatario saliente: «botellón» (funcionario del Estado que cobra sin trabajar). Entre sus propuestas figura el control de precios de 22 productos para bajar la inflación (4% en 2013) en una economía dolarizada, llevar agua potable a todo el país, educación bilingüe con 50 nuevas escuelas, aumentar las becas y pensiones, además de nuevas líneas del metro y un cuarto puente sobre el Canal.

Varela es un colaborador del Opus Dei y admirador del papa Juan Pablo II, recientemente canonizado. «Su fe logró cambiar el mundo», aseguró a la AFP este ingeniero industrial egresado del Instituto Tecnológico de Georgia (EEUU). «Sólo soy un colaborador (del Opus), soy un pecador», dijo Varela, quien lleva en su mano izquierda una pulsera de San Benito que le regaló su esposa, con quien tuvo tres hijos.

Varela, que fue un activo militante del Partido Arnulfista -de donde inició un movimiento de renovación, el Partido Panameñista, asegura que su vida pública está destinada a la «justicia social». El candidato afirma que quedó marcado de joven por los jesuitas y por las guerras civiles de El Salvador y Nicaragua, en la segunda mitad del siglo XX.

«La perdida de vidas en Nicaragua y El Salvador marcó mi vida de joven y me ayuda a luchar para que esos conflictos nunca regresen ni a Panamá ni a la región», asegura Varela, alguno de cuyos familiares han sido ministros o diputados. Su profesor de matemáticas, Alberto Lopolito, aseguró al canal Telemetro que en esa época Varela llenó su colegio de banderas sandinistas y vendió camisetas para recaudar fondos de ayuda a Nicaragua durante la guerra.

Share Button