domingo enero 24 de 2021

¿Trae desventajas consumir café durante el embarazo?

12 mayo, 2014 Salud

Si bien la forma como nos aproximamos al café nos evoca el placer de una humeante y aromática taza entre las manos al empezar el día o un granizado en una tarde soleada, nuevos estudios, cuyos hallazgos identifican nos abren un sorprendente horizonte científico alrededor del café y la salud, principalmente durante la gestación.

En los últimos años, el consumo de café, bebida compuesta por más de mil sustancias, ha sido tema de interés para la comunidad científica y los resultados de numerosos estudios han mostrado que su consumo puede tener efectos positivos en la salud.

El café es reconocido actualmente como una fuente muy importante de antioxidantes, y gracias a la acción de estas sustancias, su consumo puede contribuir a disminuir el riesgo de diabetes, de algunos tipos de cánceres como el de hígado, y de enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson; también se ha encontrado que no es un factor de riesgo para enfermedad cardiovascular. Investigaciones recientes han reportado una asociación entre el consumo de café y una mejor calidad de vida, así como una disminución en la mortalidad por todas las causas.

El consumo de café con moderación y preparado en forma adecuada (filtrado con papel), o instantáneo, puede hacer parte de una alimentación y estilo de vida saludables.

Mitos y realidades sobre café y gestación:

Se han atribuido diversos mitos al café durante el embarazo. La verdad es que el bajo peso al nacer, la prematurez y el aborto tienen diversas causas como fumar, infecciones urinarias durante el embarazo, anemia, hipertensión, entre otras, y no a efectos atribuibles al consumo de café. Por ejemplo, en Europa hay estudios que mencionan como aceptable un consumo de hasta 200 mg de cafeína para mujeres en embarazo y los Estados Unidos y Canadá hasta 300 mg. O sea que un consumo moderado de café son 3 a 4 tazas diarias.

Vale la pena recordar también que la cafeína está presente en una gran variedad de alimentos y no solo en el café y que el contenido de ella en el café al estilo colombiano es menor dada la forma de preparación que usa menos cantidad de café por taza. Los estudios realizados en otros países se basan en cafés preparados de forma muy diferente al nuestro (más concentración de café por taza); por lo tanto la cantidad de cafeína consumida en cada bebida en Colombia es menor. La excepción se da para el café espresso.

Estudios recientes sobre café y gestación

En 2013 se publicó el estudio Efectos del consumo de cafeína en la madre y el feto y su impacto en el embarazo y el neonato (Jahanfar S, Jaafar SH.), que comparaba el consumo de café instantáneo (con cafeína), en 568 mujeres con el consumo de café instantáneo descafeinado en 629 mujeres. Se encontró que reducir el consumo de la cafeína consumida por las embarazadas que tomaban 3 o más pocillos al día, en un promedio de 182 mg de cafeína al día durante el segundo y tercer trimestre, no afectó el peso al nacer ni se relacionó con embarazo pretérmino. Por lo tanto, se concluye que la evidencia es insuficiente para confirmar o refutar el efecto de la restricción del consumo de cafeína en el peso al nacer u otras variables relacionadas con el embarazo.

También en el 2013 la revista BMC Medicine publicó un estudio (Sengpiel V. y colaboradores), que concluyó que el consumo de café no está relacionado con bebés pequeños para la edad gestacional pero si señaló que el exceso de cafeína puede impactar.

Más recientemente, en 2014 se publicó en Evid, un estudio de Triche E. y Lundsberg L., que no encontró asociación entre el consumo de cafeína y el parto prematuro.

Durante el embarazo, aún más que en otras etapas de la vida, es clave tener una dieta balanceada, realizar actividad física y tener un estilo de vida saludable. La comunidad científica acepta hoy que el consumo moderado de café no tiene efectos nocivos para la salud humana y puede hacer parte de una dieta saludable.

Share Button