miércoles noviembre 25 de 2020

La inclemencia del Denali sigue reduciendo el grupo de expedicionarios

05 junio, 2014 Deportes


Desde el pasado 20 de mayo nueve colombianos se tomaron la decisión de subir al monte más alto de América del Norte, McKinley Denali, pero poco a poco ese grupo se redujo a seis expedicionarios. Ahora Sergio Vargas ha decidido abandonar el grupo cuando ya se acercaban al último tramo de montaña.

“Tomé la decisión de renunciar a viajar con mí equipo para culminar el ascenso al monte Denali, y digo a “culminar” el ascenso porque las montañas no sólo se suben a partir del momento de llegar al campamento base y comenzar las largas jornadas hacia la cumbre, y después las largas y a veces más peligrosas jornadas de descenso, en donde de manera oficial se alcanza el objetivo” dijo Sergio en la bitácora del día 14.

El expedicionario también expresó: “En esta ocasión tomé la decisión de renunciar en el último tramo, el de escalar. Ese tramo final que valida todo lo anterior, que es el que permite culminar con éxito todo lo hecho, para unos puede ser un elemento integrador de todo lo anterior y para otros puede ser todo. Yo soy un convencido que una cosa sin la otra no puede ser y también que todo lo que se hace, tiene como objetivo estar en la montaña, escalarla y alcanzar la cumbre. Por eso siento que…. estoy sin estar estando”.

“Indudablemente soy y seguiré siendo parte de este equipo por siempre… Sin estar, porque mi cuerpo físico no está allá con mis hermanos, estando porque ya estuve allá en el Denali. Conozco muy bien esa montaña, sé lo dura que es, lo implacable cuando se porta mal y lo hermosa y majestuosa que es cuando nos deja entrar, es una montaña única”, dijo Sergio Vargas al iniciar el descenso.

Sergio ha tomado la decisión de regresar porque conoce las inclemencias por las que tendrán que pasar sus hermanos, como los llama. “Este es un momento crucial para nuestro equipo, es el momento de la verdad, deben estar subiendo al campamento de altura que en condiciones climáticas normales es difícil, pero cuando estas se extreman, es imposible y altamente peligroso para quienes toman la decisión de seguir”.

Share Button