sábado enero 16 de 2021

Procuraduría destituyó e inhabilitó por 11 años al alcalde de Yopal

08 julio, 2014 Judiciales

Willman Celemín, alcalde de Yopal ( Casanare).

La Procuraduría General de la Nación destituyó e inhabilitó por once años, en primera instancia, al alcalde de Yopal, (Casanare) Willman Enrique Celemín Cáceres por haber incurrido en una serie de irregularidades en procesos de contratación en el año 2012.

Jaime Rodríguez, defensor del alcalde de Yopal, apeló la decisión, al señalar que se sancionó a su defendido «con argumentos que llenos de errores». La ampliación de la apelación se conocerá este martes, en una nueva audiencia que se llevará a cabo en la Procuraduría.

Celemín, al conocer la decisión en primera instancia, guardó silencio y aseguró que «por ahora» no tiene nada qué decir.

Irma Trujillo Ardila, la procuradora delegada, señaló que el primer cargo tiene que ver con la suscripción y ejecución del convenio 364 del 2912 de cooperación con la Caja de Compensación Familiar del Casanare (Comfacasanare) para brindar atención integral a 640 adultos mayores del municipio.

Este contrato, según la Procuraduría, se hizo de forma directa, violando el proceso contractual y por un costo superior a los 570 millones de pesos. Recursos que salieron del presupuesto de la Alcaldía de Yopal.

La falta fue calificada como «gravísima» por el ente disciplinario por la «desatención en el cumplimiento de sus deberes». El Ministerio Público señaló que Comfacasanare «no tenía como cumplir el convenio y tuvo que subcontratar». Agregó que por el monto del convenio se debió hacer una licitación pública.

«Cuál era la idoneidad de este contratista si tuvo que subcontratar la mayoría de acciones», se preguntó la Procuraduría, que reiteró que dicha cooperativa «no participó en un proceso de selección, de licitación».

En el segundo cargo, la Procuraduría habló de la celebración del contrato 1353 de 2012 con el que se suministraron 157 paquetes de relajación estético- corporal, así como del 1305 del 2012 para proporcionar ocho paquetes de turismo social para los funcionarios de la Alcaldía.

«Dichas actividades fueron netamente estéticas. No tienen nada qué ver con la prevención en salud como señaló la Alcaldía (…) eran para satisfacción personal no laboral», señaló la procuradora delegada, quien calificó dicha falta es «grave».

El Ministerio Público también cuestionó el convenio para la prestación de servicios suscrito para la adquisición, montaje y desmontaje del pesebre navideño y figuras luminosas en el parque ‘El Resurgimiento’, ubicado en la plaza central del municipio.

«La actividad aquí contratada no desarrolló, ni se enmarcó en ninguno de los programas de bienestar social o del programa de incentivos, permitidos por las disposiciones del Sistema de Estímulos para los empleados del Estado, Ley 1567 de 1998 y el Decreto 1227 de 2005», dijo el organismo.

Estos contratos habrían sido enmarcados dentro del Sistema de Estímulos Colectivos para los servidores públicos de la administración municipal, pese a que no cumplían con dicho fin.

Celemín afronta otro proceso en la Procuraduría por el tema del agua en esa ciudad, donde según el Ministerio Público la actuación tardía del señalado para dar solución al problema de desabastecimiento ha puesto en riesgo la salud de los habitantes de la capital del Casanare.

El pasado 24 de junio, al término de una audiencia dentro de una investigación que le sigue la Procuraduría por el problema del agua en la capital del Casanare, el alcalde Willman Celemín aseguró que el problema del agua en Yopal no es tan grave, contrario a un informe del Instituto Nacional de Salud que había alertado sobre el estado del líquido en esa región del país.

Share Button