sábado octubre 16 de 2021

Presencia de militares en Cuba equipara a las FFMM con el terrorismo: Uribe Vélez

21 agosto, 2014 Política

Centro democratico4

El expresidente y Senador, Álvaro Uribe Vélez, expresó este jueves su rechazo y preocupación por la decisión del Presidente de la República de enviar militares activos a deliberar en La Habana con las Farc.

“Esa presencia pone a las Fuerzas Armadas a deliberar en contra de la Constitución por una decisión de abuso de poder del Presidente, que como comandante de ellos les ordena, en nombre de la disciplina, acudir a La Habana a violar la prohibición constitucional de deliberar, con el efecto nefasto de afectar seriamente la seguridad en Colombia”, afirmó Uribe Vélez, en conferencia de prensa.

Agregó que al enviar a los militares activos a deliberar con el grupo terrorista de las Farc “equiparan lo no equiparable”, y seguidamente explicó las razones:

“Equiparan a las fuerzas institucionales de la democracia con el terrorismo y equiparan sus misiones, que no son equiparables. El fuego del terrorismo es delito, la acción de las Fuerzas Armadas es el cumplimiento de su misión constitucional de defender el orden jurídico y de garantizar la seguridad de los ciudadanos. Entonces, todo esto desemboca en un grave riesgo de seguridad y en una nueva afectación institucional”.

El expresidente Uribe reiteró que “las Fuerzas Armadas son las fuerzas institucionales del Estado, los otros son los terroristas verdugos del pueblo colombiano. La misión de las Fuerzas Armadas es la seguridad, la tarea de los otros es el crimen”.

Por su parte, el Director General del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, quien también estuvo presente junto a toda la bancada del Partido en la conferencia de prensa, rechazó que se quiera igualar a la Fuerza Pública con el grupo terrorista de las Farc y buscar un cese al fuego bilateral, con el agravante que en los últimos meses se han incrementado las acciones criminales.

“Esta semana, el Presidente de la República le anunció al país el envío de militares activos a deliberar a La Habana con el terrorismo de las Farc, para la búsqueda de un cese bilateral. Esto significa igualar las fuerzas legítimas del Estado con actores terroristas al margen de la ley, que tanto daño le han hecho a los colombianos. Por eso queremos anunciarle a todos los colombianos nuestra oposición a esa orden que ha dado el Presidente”, declaró Zuluaga.

Tres razones

El Senador Alfredo Rangel expuso las tres razones por las que el Centro Democrático considera que el país no puede aceptar que los militares activos deliberen en La Habana con el terrorismo.

1. “Lo consideramos ilegal. Porque está violando el precepto constitucional según el cual las Fuerzas Militares no son deliberantes y esa negociación con el terrorismo nos abre paso a la deliberación.

Creemos que afecta la misión institucional de las Fuerzas Militares que le ordena mantenerse activas de manera permanente, para combatir todo tipo de amenazas contra la seguridad nacional, contra la seguridad de los ciudadanos. Un cese al fuego bilateral significaría paralizar a las Fuerzas Militares y eso está en contra del mandato constitucional”.

2. “Humilla y desmoraliza a las Fuerzas Militares. Porque iguala a terroristas que están asesinando y masacrando soldados y policías, con los militares que son las Fuerzas Armadas legítimas del Estados colombiano. Esa igualación le puede abrir paso –eventualmente- a un reconocimiento del estatus de beligerancia, por parte del Gobierno a estos grupos terroristas, lo cual es algo absolutamente inaceptable porque legítima y valida sus acciones violetas y terroristas a lo largo y ancho del país”.

3. “También afecta a la seguridad nacional. En primer lugar envía a la tropa un mensaje equívoco de contemporización con el terrorismo, que podría desmoralizar aún más a las Fuerzas Militares y afectar negativamente el nivel de operatividad en contra de los grupos terroristas.

No se puede repetir un cese bilateral del fuego. La nefasta experiencia que vivimos los colombianos cuando en el gobierno de Belisario Bentancur se acordó, entre el Gobierno de entonces y la guerrilla de las Farc, un cese bilateral del fuego, fue aprovechado por ese grupo guerrillero para expandirse a lo largo y ancho del país, multiplicarse, desdoblar sus frente y afectar la seguridad.

Esa experiencia de cese al fuego bilateral no se puede repetir, la guerrilla incumpliría como ha incumplido todos sus compromisos de manera consecutiva y reiterada con el Estado colombiano. Es necesario que el Gobierno exija un cese al fuego de manera unilateral e incondicional, para que los diálogos continúen con éxito”.

Share Button