viernes noviembre 27 de 2020

Fiscalía pide revisar extradición de carpintero pedido por EE. UU.

09 septiembre, 2014 Judiciales

Al Departamento de Justicia de Estados Unidos llegó este lunes una solicitud de la Fiscalía para que verifique la plena identidad de Ariel Josué Martínez Rodríguez, un carpintero señalado de liderar una red de lavado de activos con transacciones electrónicas por internet.

Este lunes se conoció que la Presidencia firmó la extradición a ese país, para que responda ante una corte del sur de la Florida por delitos relacionados con el narcotráfico. El mes pasado, la Corte Suprema de Justicia avaló el envío y negó la práctica de pruebas a favor de Martínez, de 43 años.

La Iglesia católica en San Vicente del Caguán (Caquetá), donde vive Martínez, le pidió este lunes al presidente Juan Manuel Santos revisar el caso, que fue publicado este domingo por EL TIEMPO.

“Señor Presidente, ocurrió lo que más nos temíamos, que usted firmara ese documento. La noticia la recibo en momentos en que le escribía una carta y en ella le mencionaba un ejemplo de algo que siempre me decía mi mamá cuando niño: ‘hijo, no se meta nada en la boca sin saber qué es’”.

“Por favor, Presidente, tenga en cuenta la barbaridad que se va a cometer. Van a extraditar a un inocente”, escribió el sacerdote José Samuel García, del Seminario Mayor de San Vicente del Caguán.

Al tiempo que la Fiscalía le pidió a EE. UU. revisar el caso para “descartar que se trate de un homónimo”, los abogados de Martínez dijeron que harán uso de un último recurso que tienen para frenar la extradición: una reposición. Este deberá ser resuelto por el Ministerio de Justicia.

“Soy capaz de meter las manos al fuego por este hombre humilde, incapaz de cometer algo indebido”, dijo el sacerdote García, quien ha liderado marchas en San Vicente del Caguán para pedir la libertad del carpintero.

Ariel Martínez es conocido en el pueblo por haber llegado al Caquetá en 1991, tras haber sido desplazado de Boyacá por la violencia paramilitar. Su padre y un tío habían sido asesinados.

Desde ese momento, dicen los pobladores y su familia, se dedicó a tajar madera. En marzo pasado fue capturado en un operativo del Gaula del Ejército y la Fiscalía para responder por lavado de dinero producto del narcotráfico.

Estados Unidos dice que entre febrero del 2008 y junio del 2009 Martínez recibió giros por miles de dólares a través de una cuenta abierta en un banco en el norte de Bogotá. La familia del carpintero, preso en la cárcel La Picota, dice que en estos momentos no tiene cuenta bancaria, y que sus gastos los lleva a mano.

Señalan que Martínez apenas sabe leer y escribir, y que desde 1991 no salió del Caquetá, donde reside con su esposa y cuatro hijos.

Por ahora, la única opción para Martínez y su familia es que prospere el recurso de reposición que interpondrán para evitar la extradición.

Share Button