jueves noviembre 26 de 2020

Santa Fe goleó a Millonarios y es líder parcial de la Liga

13 septiembre, 2014 Fútbol Nacional

Santa Fe humillo a Millonarios

Santa Fe goleó con un humillante 4-1 a Millonarios en el clásico bogotano de la fecha 9 de la Liga Postobón y tomó parcialmente el liderato del torneo tras la derrota de Deportivo Cali en Pasto (2-0).

En El Campín no pasó nada extraño. Pasó lo que se creía iba a suceder por lo presentado en esta Liga Postobón II-2014. Santa Fe, un equipo ya formado y con jugadores de mejor nivel que su histórico rival, fue implacable y demoledor frente a un equipo pobre y triste.

Por eso, cuando pitó el final del partido el discreto árbitro Adrián Vélez, las cosas quedaron en su lugar: Santa Fe goleó 4-1, sin piedad, a Millonarios que quedó complicado en la tabla de posiciones con nueve puntos en la casilla 13.

Fueron, ni más ni menos, las dos caras futbolísticas de Bogotá. El equipo rojo en lo más alto y el azul, con nuevo entrenador, triste y entregado.

Lo mejor que le puede pasar a Millonarios y a su técnico, Ricardo Lunari, es pasar la página y concentrarse en el partido de la próxima fecha contra Junior. Una nueva derrota y una nueva goleada amargaron el debut del entrenador argentino.

Las lesiones y el gol de Cuero

Apenas inició el partido, Juan Esteban ‘Ganiza’ Ortiz tuvo que ser atendido por el cuerpo médico por una molestia en su rodilla derecha. En la jugada que ingresó, llegó el primer gol de Santa Fe.

Camilo Vargas sacó el balón desde su propia área y Jéfferson Cuero lo recibió con la marca de Oswaldo Henríquez. El defensor, cuando intentó perseguir al tumaqueño, se lesionó y Cuero arrancó libre de frente al arco de Nelson Ramos. Henríquez, cojeando, intentó alcanzarlo, pero fue imposible. Cuero hizo una diagonal hacia adentro y con pierna derecha marcó el 1-0.

Henríquez tuvo que ser sustituido, y en su reemplazo entró Dahwling Leudo. Lewis Ochoa pasó a ocupar el puesto de zaguero central, mientras que Leudo se ubicó en el lateral derecho.

La pelota quieta volvió a complicar a Millonarios

Santa Fe dominaba la posesión del balón, pero después del gol no había generado otra opción de peligro. Pero a los 16 minutos de juego, tras un tiro libre de Omar Pérez, el espigado defensor Yerry Mina marcó el 2-0 con un gran remate de cabeza.

Santa Fe se relajó con el segundo gol, lo que Millonarios aprovechó liderado por un inquieto Javier Reina. El volante fue el jugador más peligroso del equipo embajador, y a los 25 minutos estrelló un potente remate en el palo izquierdo de Camilo Vargas. En el rebote, Fernando Uribe por poco marca el descuento.

La expulsión favoreció a Santa Fe

Millonarios siguió insistiendo con la posesión del balón, pero parecía que Santa Fe tenía el partido controlado, hasta que reapareció el Jéfferson Cuero de viejas épocas.

En un saque de banda, el autor del primer gol agredió sin balón a Leudo. El árbitro Adrián Vélez se encontraba muy cerca y vio como el delantero golpeaba en el rostro al defensor con uno de sus codos. Sin dudarlo, Vélez le mostró la tarjeta Roja.

Con  un hombre menos, a Santa Fe no le quedó más opción que defender el resultado. En el segundo tiempo, cuando Millonarios parecía acercarse al descuento, Leudo, quien había ingresado por Henríquez en la primera etapa, pidió el cambio al cuerpo técnico. Anderson Plata fue el encargado de reemplazar al lateral.

La goleada

El equipo embajador tuvo otra opción de marcar a los 55 minutos, pero el arquero Camilo Vargas se interpuso en el cabezazo de Fernando Uribe. En el mejor momento de Millonarios, apareció Omar Pérez. Siempre que el ‘10’ levantó la pelota, complicó al equipo de Lunari. En un tiro libre, aparentemente sin peligro, marcó el tercero y sentenció el partido.

Para terminar la pesadilla de Lunari en su debut, Luis Carlos Arias marcó un golazo de media distancia. Era el 4-0. Millonarios descontó con un solitario gol de Andy Polo, y para completar una noche para el olvido, Fernando Uribe falló una pena máxima en la última jugada del partido.

Millonarios mostró destellos que hacen pensar que el equipo puede pelear por un cupo en los ocho, pero el desorden en la defensa el algo que Lunari deberá corregir de manera inmediata. Por su parte, Santa Fe sigue disfrutando de su dulce momento y ya se ha convertido en un serio candidato al título.

Primer tiempo de certeros golpes ‘cardenales’

Cuando apenas iban tres minutos de juego Santa Fe dio el primer golpe de nocaut. Camilo Vargas, con un saque perfecto desde su arco, le entregó el balón a Jéfferson Cuero, quien supo dominar bien la pelota, y en el área, con categoría, se perfiló y conectó el remate de pierna derecha. Un impacto potente que sirvió para abrir el marcador.

Luego, Millonarios tomó aire. Pareció echarse agua en la cara, despertar y tuvo un par de llegadas, con Uribe, que Vargas atajó e impidió que llegara la igualdad. Así, con Millonarios en la búsqueda del empate, fue la hora del segundo gol ‘cardenal’. Yerry Mina, con su cabeza, convirtió tras una perfecta ejecución de Omar Pérez. En esa acción, sin dudas, se notó la diferencia entre un equipo y otro al momento de resolver las jugadas con balón parado. La suficiencia de Santa Fe para esas acciones y la pobreza de los ‘albiazules’.

Hubo un detalle más en esa primera etapa: Cuero, por golpear en la cara a Leudo (¿Sí lo alcanzó a golpear?) se fue expulsado y dejó a Santa Fe con 10 hombres a los 35 minutos del primer tiempo.

Segundo tiempo de más goles rojos

Santa Fe, como había sucedido la semana anterior frente a Deportes Tolima, no bajó el acelerador en su juego. Buscó más goles y así fue como Omar Pérez, siempre el capitán presente, aumentó el marcador y liquidó el partido cuando iban 14 minutos de esa segunda etapa. El argentino ejecutó fuerte y recto una falta fuera del área que no pudo contener el pobre de Nelson Ramos tras el desvío de Juan Esteban Ortiz.

Con ese gol de Pérez la fiesta ‘cardenal’ aumentó, y tuvo su punto más alto con el bellísimo gol de Luis Carlos Arias, quien al minuto 20 supo hacer el mejor gol de la noche. Con esa pierna izquierda que lo acompaña logró sacar un impactante remate que puso a festejar a todos los hinchas rojos de pie. La pelota se metió en el ángulo, imposible para un Ramos vencido. Fue un golpe muy fuerte para Millonarios que no podía contener la máquina ‘albirroja’ que ofrecía lo mejor de su juego en El Campín.

Como una anécdota quedará el gol de Andy Polo para Millonarios. Incluso, será aún más recordado el regalo del árbitro Adrián Vélez para los azules al sancionar una falta inexistente en el área sobre el final. Un penalti que ejecutó Uribe y que atajó en gran forma Camilo Vargas.

Santa Fe le dio la bienvenida a Lunari con una goleada previsible. El equipo ‘cardenal’ ascendió parcialmente al primer lugar de la tabla con 17 puntos y está feliz. Baila y festeja su liderato con buen fútbol y con una eficacia muy interesante.

Millonarios, por su parte, sumó una nueva y triste historia. Cayó sin atenuantes y ahora comienza el verdadero trabajo de su entrenador Ricardo Lunari, un hombre que deberá apelar a más que una frase de ánimo y motivación a sus jugadores. Deberá trabajar de verdad y tratar de recuperar dignamente a un equipo que anda de mal en peor.

En la próxima fecha, Millonarios enfrentará en El Campín a Junior (Sábado 20 de septiembre, 6 p.m.), mientras que Santa Fe viajará a Envigado para enfrentar el conjunto local (domingo 21 de septiembre, 5:30 p.m.)..

Jéfferson Cuero y Yerry Mina adelantaron a Santa Fe en la primera etapa, y a pesar de jugar con un jugador menos en el segundo tiempo, Luis Carlos Arias y Omar Pérez sentenciaron la goleada.

Share Button