viernes octubre 22 de 2021

Presupuesto General para 2015 fue aprobado con un faltante de 12,5 billones

16 octubre, 2014 Económicas, Política

Durante el debate, la mayor parte de los peros estuvieron relacionados con el desfinanciamiento del presupuesto.

Tras momentos de fuerte tensión por la presión que hizo la oposición política, fue aprobado el Presupuesto General 2015, aforado en 216,2 billones de pesos y con un faltante de 12,5 billones.

El último de dos debates le correspondió a la plenaria del Senado, pues ayer, la Cámara ya había completado el trámite de la carta presupuestal del próximo año, que destinará 119,3 billones de pesos al funcionamiento; 47,3 billones a la deuda y 49,4 billones a la inversión.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, explicó la razón por la cual, el presupuesto tiene un faltante. Se trata de la expiración de dos impuestos con los que se cuenta este año, cuya vigencia se termina para el año entrante: patrimonio y 4×1.000. Entre los dos, aportarán 10,5 billones de pesos y los restantes recursos se obtendrán de la sobretasa del 3 por ciento al impuesto conocido como Cree. La caída de las rentas petroleras fue el motivo que argumentó Cárdenas, para disponer de menos recursos que exigen tramitar en forma paralela con el presupuesto, una reforma tributaria que ya fue radicada.

Durante el debate, la mayor parte de los peros estuvieron relacionados con el desfinanciamiento del presupuesto. El senador Iván Duque expresó que «presupuestos desfinanciados pueden llevar a dictaduras tributarias». Entre tanto, el senador Jorge Robledo, del Polo Democrático, expresó su preocupación por la tendencia a dejar un proyecto de trascendencia, para el último momento. «Deberían dejarle a la plenaria del Senado la oportunidad de poder modificar los proyectos, pues en este caso, no se le podrá modificar ni una coma».

Robledo se refería a que la premura del tiempo, pues el cronograma para la aprobación del proyecto vencía el próximo 20 de octubre (lunes, día que no sesiona el parlamento) impedía cualquier cambio. Si se modificaba, aunque fuera una letra, era necesaria una conciliación entre las dos cámaras, para lo cual ya no habia tiempo.

La tensión creció tras las intervenciones del Centro democrático, partido encabezado por el senador Álvaro Uribe. Esta bancada anunció su voto negativo, lo que puso en aprietos la iniciativa presupuestal, pues, tras el debate que se llevó a cabo en el día, en la plenaria (reforma de poderes), la mayor parte de los congresistas abandonó el estrado legislativo. Tanto así que, solo había 55 parlamentarios, con los cuales se podía dar curso a la votación. No obstante, el grupo liderado por Uribe, y otros oponentes del Gobierno, anunciaron su retiro, lo que desccompletó el quórum necesario.

Al final, tras momentos angustiosos, la bancada del Centro Democrático retornó y expresó que con ello, serían los salvadores del proyecto. De 55 parlamentarios participantes, 41 votaron a favor y 14 en contra.

Luego de la aprobación en plenaria del Senado, el presupuesto queda solo pendiente de la firma presidencial, para convertirse en ley de la República.

Share Button