jueves junio 17 de 2021

Un oscuro panorama registró (ANI) en las obras de la doble calzada Bogotá Girardot

12 octubre, 2014 Bogotá, Cundinamarca, Económicas

tunel_bog_girardot

Un oscuro panorama registró la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) en las obras de la doble calzada Bogotá Girardot tras una evaluación de la concesión que debe concluir a comienzo de 2015.

Dice el informe que «luego de 9 años de construcción, las obras presentan un 95,58% de avance y según reportes de la interventoría, muchas de las que se encuentran pendientes están inactivas».

Destaca que entre entre las obras pendientes por ejecutar está la construcción de puentes peatonales, retornos, pasa ganados, y estabilización de taludes.

Queda en duda la calidad del pavimento pues el contrato «obliga a la concesión a entregar las obras con unos parámetros mínimos de calidad», que a juicio del informe están por debajo de lo pactado.

Dice la ANI que este índice de estado, que para el contrato con la CABG (Concesión Autopista Bogotá Girardot) se exige que sea superior 4.5, según informes de interventoría “no se está? cumpliendo actualmente en la gran mayoría de los trayectos del corredor”.

El contrato con la Concesión Autopista Bogotá Girardot (CABG) inició en el año 2005 y se estima que termine a comienzos de septiembre de 2015, una vez se obtenga el ingreso esperado pactado.

Luego de 9 años de construcción, las obras presentan un 95,58% de avance y según reportes de la interventoría, muchas de las que se encuentran pendientes están inactivas.

túnel ventana

Entre las obras pendientes por ejecutar está la construcción de puentes peatonales, retornos, pasa ganados, estabilización de taludes, entre otros.

Si bien la construcción de la segunda calzada contratada ya se encuentra terminada, el contrato obliga a la concesión a entregar las obras con unos parámetros mínimos de calidad, como lo es el índice de estado, el cual es la ponderación de las mediciones de rugosidad, fisuras y grietas, resistencia al deslizamiento, estado de las bermas, zonas laterales, señalización, ahuellamiento y deformaciones en la vía, que determina de manera objetiva el cumplimiento de los requisitos para la seguridad y el confort a los usuarios.

Tunel Bogotá-Girardot

Este índice de estado, que para el contrato con la CABG se exige que sea superior 4.5, según informes de interventoría “no se está? cumpliendo actualmente en la gran mayoría de los trayectos del corredor”. Esta medida de seguimiento y de calidad indica qué tan regular es el pavimento, de inicio a fin de la obra. Si se encuentran ondulaciones en el mismo, ese nivel va disminuyendo.

Adicionalmente, en el túnel Guillermo León Valencia (GLV), puesto al servicio en el 2011, aún no se ha construido el revestimiento secundario en los nichos de parqueo y en el túnel ventana, los cuales fueron diseñados y propuestos por el mismo concesionario en comunicaciones CABG-IN-0627-09 de 30 de Noviembre de 2009, CABG-IN-0828-10 de 27 de Diciembre de 2010, entre otras y recientemente catalogadas por el mismo como obras no necesarias y que solo cumplen funciones estéticas.

El mismo túnel GLV presenta daños en 230 losas del pavimento que deben ser reparadas y que en caso de no realizarse rápidamente, puede incrementarse la magnitud de los daños y afectar la seguridad del usuario.

Grieta en una de las losas del túnel

La reparación de estas losas podrá tardar hasta dos meses, generando cierres en uno de los carriles del túnel.

Actualmente la ANI retiene a la CABG alrededor del 22% de los ingresos de peajes, por los incumplimientos en las obligaciones pactadas y dichas retenciones acumulan cerca de $39.000 millones a la fecha, de los cuales cerca de $19.000 millones corresponden a los incumplimientos en el túnel GLV.

Dado que la terminación de la concesión se daría en cerca de 11 meses y los reportes por parte de la interventoría muestran poco avance en las obligaciones pendientes, la ANI ha incrementado el seguimiento a este proyecto con el fin de garantizar que la región y los usuarios reciban la obra culminada en su totalidad y con la calidad mínima requerida en el contrato existente.

Aunque el estado actual del túnel no presenta riesgo para la seguridad de los usuarios, la ANI reitera su invitación a respetar las señales de tránsito y a conducir con precaución.

Share Button