jueves junio 17 de 2021

Código General Disciplinario aprobado en la comisión primera del senado

25 noviembre, 2014 Política

La comisión primera del senado debatió y aprobó, con la participación de las distintas bancadas el proyecto de ley del Código General Disciplinario, que amplía la capacidad sancionatoria y disciplinaria de la Procuraduría General de la Nación, en sus diferentes instancias.

En palabras de los legisladores  -de la comisión de asuntos constitucionales que sesionó este martes por más de cinco horas- “esperan que el desarrollo normativo aprobado, le permita al Ministerio Público seguir produciendo resultados contra la corrupción en Colombia”

La columna vertebral de la iniciativa, gira en torno a que mantiene los poderes y las competencias sancionatorias en cabeza dela Procuraduría para los servidores públicos que infrinjan la ley, tanto las facultades de suspensión como de destitución para los funcionarios elegidos, a través del voto popular.

Adicionalmente, el proyecto de ley unifica esas mismas competencias, al tiempo que las Personerías en el país, quedan vinculadas a la Procuraduría. “Las  Personerías tienen hasta hoy muchas responsabilidades. Más de 1.000, en el ejercicio de responsabilidad ciudadana” dijo el senador ponente Eduardo Enríquez Maya (Partido Conservador)

El proyecto de ley ordinario aprobado en primer debate, pasa ahora a la plenaria del senado. “En este período es importante y fundamental abrir un gran debate nacional sobre las bondades de la iniciativa, que moderniza el Código Nacional Disciplinario”, dijo el senador Fabio Amín (Partido Centro Democrático)

En palabras de los senadores de la comisión primera, la iniciativa apoya al Gobierno del presidente Juan Manuel Santos en la lucha contra la corrupción. “Es un paso adelante en la articulación de normas, sino que deja vivo y con dientes el poder sancionatorio de la Procuraduría en todos sus órdenes”, recalcó el senador Manuel Enríquez Rosero (Partido de la U)

La iniciativa que le quedan tres debates –en su calidad de ley ordinaria- está bajo la “mira” de los funcionarios públicos en Colombia, así como la academia, observatorios legislativos y la opinión pública entre otros, dejando sentado las bases para investigar y sancionar todo comportamiento

Share Button