jueves septiembre 23 de 2021

Agenda que se discute en La Habana avanzará sin modificaciones

04 diciembre, 2014 Económicas

Jefe Negociador de Paz, Humberto De la Calle Lombana (4) copy

El jefe negociador del Gobierno, en los diálogos de paz que se gestan en La Habana, Humberto de la Calle Lombana, anunció que de mutuo acuerdo con los representantes de la guerrilla narcoterrorista de las Farc, la agenda de concertación que se discute, no tendrá modificación alguna.

“Las decisiones que se tomaron ayer no modifican el deseo que hayan conversaciones expeditas, no significan un alargamiento de las conversiones y tampoco un cambio en el modelo de la negociación”, expresó de la Calle.

El jefe negociador del Gobierno durante la versión 80 del Congreso Nacional Cafetero, enfatizó en que no se considerando ningún cese al fuego temporal, ni un armisticio y ninguna tregua”.

“Cuando hablamos de “desescalamiento” estamos hablando de posibles medidas destinadas al fin del conflicto. No estamos hablando de regularizar la guerra sino de terminarla. Y estamos pensando que puede haber inicialmente medidas, más de carácter humanitario que militar, que vayan bajando la intensidad de la confrontación”, indicó.

Así mismo, de la Calle dijo que en el próximo ciclo de conversaciones se recibirá la última visita de víctimas y que la continuarán su trabajo la subcomisión del Fin del Conflicto y la Comisión de Género, que recibirá a expertas nacionales e internacionales en los problemas de género.

A su llegada de La Habana, el Jefe del Equipo Negociador afirmó que se ha generado buen ambiente después de las reuniones de evaluación del proceso y explicó el alcance del “desescalamiento” del conflicto.

El Jefe de la Delegación del Gobierno, Humberto de la Calle, calificó como una buena noticia, incluso para quienes tienen reparos, el reinicio de las conversaciones y el mantenimiento del tono de esos diálogos.

En un comunicado emitido ayer, Plenipotenciarios del Gobierno y delegaciones de las Farc en La Habana, anunciaron que retomaran los diálogos de paz entre el 10 y 17 de diciembre próximo. También afirmaron que la última delegación de víctimas que viajará a Cuba lo hará el 15 del mismo mes.

“Hemos acordado que el próximo ciclo tendrá lugar entre el 10 y el 17 de diciembre con el propósito de avanzar en el tema de desescalamiento del conflicto con el fin de llegar a un acuerdo lo más pronto posible en esta materia”, expresó un vocero de la delegación garante.

También indicaron que acordaron en enero del próximo año, reanudar la mesa de trabajo.

“Luego de analizar conjuntamente los hechos de las últimas semanas, consideramos superada la crisis” manifestaron los voceros.

Los diálogos se suspendieron después de que el frente 34 de las Farc secuestrara al general Alzate, al cabo Jorge Rodríguez y a la abogada Gloria Urrego, en el corregimiento Las Mercedes, en el Chocó.

Cabe recordar que en una misiva dirigida al exsecuestrado general Alzate, el máximo jefe del grupo narcoterrorista de las Farc, alias Timoleón Jimenéz, expresa la intención de dialogar pues considera que la voz del mencionado “pesa y define muchas cosas”.

“Es mucho lo que podríamos hablar sobre eso”, señala el mandamás de las Farc en una carta abierta que publicó en internet, en la cual en principio señala que el secuestro del oficial, que se prolongó 14 días en el Chocó, “se trata de un caso excepcional y rarísimo, aunque también podría indicar que la agudeza de la confrontación empieza a afectar las más altas jerarquías del mando militar, algo impensable hasta ahora” señala máximo jefe del grupo narcoterrorista de las Farc.

Según el narcoterrorista guerrillero, alias Timochenko, para el Gobierno, el secuestro del general Alzate, no es atribuible a una acción honorifica de las fuerzas insurgentes sino a “la agudeza de la confrontación que empieza a afectar las más altas jerarquías del mando militar, algo impensable hasta ahora”.

Alias “Timochenko” en su comunicado enfatiza en que la decisión que tomo el presidente Juan Manuel Santos de suspender los diálogos de paz, fue motivada por el hecho de que hubiera sido el senador Uribe el encargado de publicar la noticia sobre el secuestro de Alzate.

“Se dice que el senador Uribe puede moverse con libertad gracias a más de 300 integrantes de los cuerpos de seguridad del Estado que trabajan las veinticuatro horas para protegerlo. Una radiografía exacta de su seguridad democrática. Algo muy serio debe pasar en un país en el que sólo se siente seguro quien está rodeado por decenas de escoltas fuertemente armados” señala el narcoterrorista.

Expresa que no pretende magnificar a su ejército revolucionario, pero es” innegable que son mayores que lo que predica a diario el señor ministro de defensa”.

Share Button