lunes junio 21 de 2021

Así es el nuevo Boeing 787 Dreamliner de Avianca

Cuenta con tecnología de avanzada y un diseño pensado para mejorar la experiencia de los pasajeros.

La compañía usará la aeronave para cubrir sus rutas en Norte y Suramérica, así como hacia Europa.

Foto: Archivo particular La compañía usará la aeronave para cubrir sus rutas en Norte y Suramérica, así como hacia Europa.

La aerolínea Avianca comenzó en firme el proceso de incorporación de una flota de 15 aviones de última generación Boeing 787-8 Dreamliner, en un proceso que tomó más de siete años en materializarse. El negocio se pactó en marzo del 2007, cuando el nuevo modelo estaba en fase de planeación y construcción, con la expectativa de recibir la primera nave en el año 2010.

Siete años después, este jueves en la mañana, arribó al país la primera de estas aeronaves con las que la firma busca atender las rutas de medio y largo alcance en Colombia, Estados Unidos, Suramérica y Europa.

Sin embargo, las expectativas que tenía la aerolínea, de estrenar comercialmente este año su nueva aeronave de última generación, se materializarán solamente hasta el próximo año, específicamente el 16 de enero del 2015, para cuando se proyecta transportar los primeros 250 pasajeros en la ruta Bogotá-Nueva York.

En mayo pasado, el presidente de la compañía, Fabio Villegas Ramírez, señalaba que la llegada estaba esperada para septiembre, pero se conoció que al ser una aeronave de última generación en la que intervienen proveedores de 45 países, fue necesario esperar a que se surtieran las validaciones de los componentes, toda vez que los procesos técnicos son más complejos.

Luego del primer vuelo comercial en el 2011 del modelo 787 Dreamliner, en el primer año de operación algunas unidades tuvieron inconvenientes con el sistema eléctrico y, tras varios incidentes con las baterías de litio, el 17 de enero del año pasado la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) suspendió temporalmente todos los vuelos, medida que duró hasta el 25 de abril, cuando el nuevo sistema de baterías recibió la aprobación formal.

Aunque esta situación tuvo incidencia a nivel mundial, Jim Proulx, funcionario de comunicaciones del área de Ventas Internacionales de Boeing, sostuvo que la firma trabaja muy de cerca con sus clientes en el momento de entregar los aviones y se abstuvo de comentar sobre la demora en la entrega.

Ahorro importante

El presidente de Avianca, Fabio Villegas, estimó que la entrada del nuevo modelo de aviones debe generar ahorros operaciones entre el 15 y el 20 por ciento, además de que va a tener unos beneficios y comodidades sustanciales para los viajeros.

A este primer avión se unirán otras tres aeronaves que estarán arribando al país en las próximas semanas, cuya autonomía de vuelo le permitirá a la compañía cubrir vuelos interoceánicos, conectando a los viajeros que salen de Bogotá, Cali y Medellín con destino a Madrid, Barcelona y Londres. Asimismo, estarán asignadas al servicio de vuelos de Colombia a Buenos Aires, São Paulo, Santiago de Chile y México.

Tras su llegada a Bogotá, el Boeing 787-8 de Avianca inició el proceso de nacionalización, así como de acreditación ante la Aeronáutica Civil y la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA), fase que incluye vuelos de certificación, de entrenamiento para las tripulaciones y pruebas de evacuación, así como la certificación del equipo de ingenieros, técnicos y del personal encargado de la asistencia en tierra.

Desde hace más de un año, 80 técnicos expertos aeronáuticos, 100 empleados de atención en rampa y despacho, así como un total de 74 pilotos, 400 auxiliares de vuelo y 30 agentes de operaciones de apoyo, se han venido preparando y acreditando en los centros entrenamiento de Boeing en Miami y Seattle (Estados Unidos) y ante las autoridades aeronáuticas respectivas, como personal idóneo para la manipulación, reparación y operación de cada una de las partes que conforman esta nueva generación de aeronaves que llega al país.

Share Button