miércoles enero 27 de 2021

Farc rechazan acusaciones ante CPI por desaparición de más de dos mil personas

08 febrero, 2015 Generales

</a

 Durante la reanudación del nuevo ciclo de diálogos de paz que se adelantan en La Habana, Cuba, voceros de las Farc arremetieron contra del procurador Alejandro Ordónez, quien esta semana envió una documentación a la Corte Penal Internacional (CPI) denunciando más de 2000 mil violaciones de los derechos humanos por parte de esta guerrilla.

En un comunicado leído desde La Habana, Cuba, la insurgencia rechazó la acusación presentada por el procurador Alejandro Ordóñez, en la que denuncia la desaparición de 2 mil 760 personas por parte de las Farc.

Según el grupo subversivo, diversas autoridades se han dedicado a crear pruebas falsas en las investigaciones del conflicto armado que lleva más de 50 años y que ha dejado millones de afectados en el país.

“Cuando una comisión independiente reciba y posea información veraz, libre de las mentiras, manipulaciones y mala intención de quienes con mentalidad fascista fabrican expedientes contra el movimiento popular; cuando se efectué el esclarecimiento que recobre la memoria colectiva e histórica y se aseguren garantías de no repetición, sabrá el país y el mundo que eso que el procurador propaga no es más que una mampara de distracciones para proteger a los verdaderos responsables de la guerra que sufre Colombia”, aseguraron las Farc desde La Habana.

El vocero de las FARC-EP, Marcos León Calarcá, dijo en un mensaje leído desde La Habana que “tanto Ordóñez, como otros funcionarios, se han dedicado a desarrollar una estrategia orientada, no a buscar, sino a construir pruebas falsas, que coloquen a las FARC en el banquillo de los acusados, como autoras de crímenes de guerra y de lesa humanidad”.

 

Del mismo modo, Calarcá afirmó que “no es la primera vez que el señor Ordóñez se despacha contra las FARC-EP y contra el proceso de paz, y seguramente no será la última, pues parece ser que oficiosamente se impuso el papel de convertirse en el Josef Goebbels colombiano, distorsionando y desfigurando hechos, atizando pasiones y prejuicios, multiplicando y vulgarizando falsedades y engaños”.

Las FARC-EP agregaron que la actitud de Ordóñez “es combustible para perpetuar el desangre nacional” y por ende, recalcaron la necesidad de una comisión independiente que investigue a profundidad todos los crímenes del conflicto armado.

El procurador Ordónez entregó el pasado martes a la CPI una lista con 2.760 casos de desaparición forzada, responsabilizando a las Farc. De esos casos, 1.200 se presentaron desde el 2002. Las cifras pertenecen al Registro Nacional de Personas Desaparecidas de Medicina Legal.

El día de ayer, el grupo insurgente sorprendió con una serie de propuestas como gesto de buena voluntad de parte de las Farc-EP para terminar con el conflicto de más de medio siglo en el país.

Desde La Habana, Cuba, Las Farc pidieron como contribución al proceso y como garantía de no repetición, reformar las Fuerzas Militares, la Policía y los servicios de Inteligencia del Estado colombiano, así como instaron al cese bilateral del fuego.

“Tenemos que hacer una depuración del Estado y de las Fuerzas Militares y de Policía, incluyendo los organismos de inteligencia que hayan estado comprometidos con procesos de victimización, atendiendo las conclusiones y recomendaciones de la “Comisión de esclarecimiento y no repetición”, concebida como una contribución al establecimiento de la verdad histórica y al reconocimiento de los derechos de las víctimas del conflicto”, expresaron a través de un comunicado leído desde Cuba.

Pero además las Farc presentan una serie de compromisos que adquirían cuando se firme la paz, pero llama la atención el anuncio de convertirse en un movimiento político. “Las Farc se comprometerán en lo que les corresponda a contribuir a la no repetición. Dentro de sus principales aportes se encuentran: a) Su contribución a la finalización de la confrontación armada; b) Su decisión de transformarse en un movimiento político que impulse las transformaciones estructurales. c) La activa participación en la construcción de la memoria y de la verdad histórica, y de acciones reparadoras d) Sus experiencias de democracia directa y comunitaria, de economías y valores solidarios y de cooperación socia”.

Así mismo, el guerrillero, las Farc-EP sorprendieron al proponer la dejación de la lucha armada, a cambio que se les permita ser un grupo político.

Por otra parte, el miembro del secretariado de las FARC Iván Márquez y vocero de la guerrilla en la mesa de conversación de La Habana, Cuba, dijo a varios medios de comunicación que su organización buscará salir del actual proceso de que se adelanta con el Gobierno Nacional, con una amnistía.

Explicó que “la amnistía y el indulto, aplicados a los delitos políticos y sus conexos no son una perversión sino el producto de siglos de jurisprudencia”. Márquez adujo que la rebelión es un derecho legítimo de los pueblos, consagrado desde 1948 en la Declaración de los Derechos Humanos de la ONU y por lo tanto quienes cometan delitos relacionados con su oposición al gobierno, es susceptible de recibir indulto. Sin embargo, Márquez recordó que para avanzar en el proceso de desarme es prioritario acordar el cese de fuegos por ambas partes.

A pesar de su propuesta, el jefe guerrillero saludó la presencia de los militares en la comisión gubernamental. A través de su cuenta de Twitter sentenció: “Diálogo directo entre militares y guerrilleros era una necesidad. Saludamos presencia del general Flores y el coronel Sarmiento en La Habana”.

Sin embargo, los actores de la negociación no han logrado discutir tema de desarme y des escalamiento en La Habana ya que, a la fecha, no hay un acuerdo acerca de las víctimas.

El ciclo de discusiones que inició el lunes pasado entre la guerrilla de las FARC y el gobierno Santos, desarrollará el tema de la dejación de armas y la vía para el des escalamiento de la guerra.

Share Button