lunes agosto 2 de 2021

Enseñarle a la gente a cumplir una norma por simple que sea, es invertir en la reconciliación del país: Viceministra de Justicia

14 marzo, 2015 Generales, Judiciales

 No colarse en una fila, respetar los turnos, cumplir los reglamentos entre vecinos, acatar las normas de tránsito, evitar la trampa o simplemente ceñirse a la ley, son los resultados que persigue el Ministerio de Justicia con una serie de proyectos que no solo buscan un impacto en la administración de la justicia sino en la convivencia entre los ciudadanos.

“Invertir en la cultura, en el cambio de actitud de las personas, en propiciar conductas que generen el cumplimiento voluntario de las normas y el rechazo social hacia las prácticas ilegales, es invertir en la reconciliación nacional, es evitar los conflictos y prevenir la violencia”, explicó Ana María Ramos, Viceministra de Promoción de la Justicia.

Su afirmación tuvo lugar durante el primer Encuentro Interinstitucional sobre Cultura de la Legalidad, cuyo fin se centró en conocer los enfoques y acciones que se están desarrollando desde distintas entidades del Gobierno nacional en materia de Cultura de la Legalidad para identificar puntos de articulación.

Entre las experiencias que se presentaron se encuentran las relacionadas con cambio en las creencias sobre la justicia, el diseño de herramientas innovadoras, programas de formación para funcionarios públicos, activación de estrategias comunitarias, programas de prevención de la violencia intrafamiliar, vitaminas del buen trato, laboratorios de convivencia social, entre otras.

Según los asistentes a la mesa de trabajo, uno de los grandes desafíos de este tipo de estrategias de sensibilización y conciencia social, es combatir la desconfianza que tienen las comunidades en las instituciones del Estado. Así mismo, destacan la importancia de generar procesos no masivos, sino particulares que salgan de lo territorial a lo nacional.

“El gran reto es articular acciones con todas las instancias sociales, desde instituciones, servidores públicos, estudiantes y ciudadanía en general. Todos, actores claves para prevenir y superar comportamientos que van en contravía de las normas formales, morales y sociales” concluyen los participantes de la jornada.

La reunión contó con la presencia de delegados de la Policía Nacional, la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República, la Procuraduría General de la Nación, el Departamento Nacional de Planeación y los ministerios del Interior, Educación, Salud y Justicia, quienes compartieron las estrategias que lideran cada una de éstas entidades, en términos de enfoques, públicos objetivo, territorios y líneas de intervención.

Share Button