jueves julio 29 de 2021

Farc arremeten contra la justicia por caso Pretelt y notifican que no aceptarán ni cárcel ni someterse a este aparato judicial

21 marzo, 2015 Judiciales

Jefe negociador de la guerrilla Iván Márquez

 La guerrilla de las Farc notificó hoy que no acepta cárcel ni tampoco someterse a la justicia colombiana, por corrupta y plantea comenzar en la Mesa de conversaciones de La Habana “una reflexión profunda sobre los cambios urgentes que requiere la justicia y clama indignado todo el país”.

“No será, ni con esta justicia corrompida, o con la que resulte de un maquillaje o reforma que la mantenga en los vicios más abyectos, con la que nos puedan arrinconar como reos, jurándonos cárcel por habernos levantado en armas contra la opresión. En absoluto. Ni la aceptamos antes, cuando ya la sabíamos deshonesta, ni la aceptamos ahora en tal estado de inmundicia, ni la aceptaremos retocada”, precisan los cabecillas de las Farc en un comunicado emitido desde la capital cubana.

En el escrito, titulado “¿cómo creer en la justicia?, los voceros del grupo guerrillero tercian en el escándalo desatado en la Corte Constitucional por el magistrado Jorge Pretel y afirman que “Colombia demanda un análisis a fondo sobre lo que está ocurriendo con el desacreditado sistema judicial, vergüenza de la nación”.

Añaden que “el país no merece tener un presidente de la Corte Constitucional como el señor Pretelt, corrupto magistrado que refleja la degradación de la institucionalidad colombiana, de un sistema que se autodenomina Estado de Derecho, cuando está plagado de corrupción, sobornos enmermelados, a favor de intereses privados, mafiosos y violentos. Cuando está plagado de corrupción, sobornos enmermelados, a favor de intereses privados, mafiosos y violentos”.

Señalan luego que para cambiar toda esta situación se debe convocar una Asamblea Constituyente “donde podamos entre todos concertar y formular salidas a esa espantosa situación, y honrar la justicia en el sentido más amplio” y proponen “un diálogo con los sectores del país que igualmente sienten esta vergüenza, e invitar a reunirnos con los que conocen de cerca qué está pasando en esas instituciones, en la judicatura y en el sistema de leyes inicuas e inocuas, y que pueden junto a nosotros ver diagnósticos y enunciar ideas que se articularán en ese espacio constituyente”.

En ese sentido, reseñan:

  1. Nos sumamos a la indignación nacional por esta corrupción y al sentimiento que crece frente al control jurídico-penal sobre fenómenos de naturaleza social, económica y política, en un dramático contexto de exclusión y desigualdad.
  1. Está demostrado que no será, ni con esta justicia corrompida, o con la que resulte de un maquillaje o reforma que la mantenga en los vicios más abyectos, con la que nos puedan arrinconar como reos, jurándonos cárcel por habernos levantado en armas contra la opresión. En absoluto. Ni la aceptamos antes, cuando ya la sabíamos deshonesta, ni la aceptamos ahora en tal estado de inmundicia, ni la aceptaremos retocada.
  1. Para iniciar los trabajos a fin de sustanciar los cambios que deberán formularse en el escenario de compromisos políticos y garantías para una paz estable y duradera, solicitamos a los especialistas que han examinado dicho fenómeno de captura mafiosa y clientelar, selectiva e ineficaz, de los órganos de la “justicia” y no comparten esa lógica; pedimos a la academia y centros de estudio, a quienes monitorean los niveles y relaciones de esas redes de corrupción y las denuncian; a los movimientos sociales que no sólo han sufrido esa descomposición, sino que han generado formas propias de Derecho, de mandatos y visiones alternativas, para que comencemos en la Mesa de conversaciones una reflexión profunda sobre los cambios urgentes que requiere la justicia y clama indignado todo el país.
Share Button