lunes julio 26 de 2021

Despedidos como héroes los militares asesinados por las Farc en Cauca

17 abril, 2015 Generales, Política

Homenaje en el Guaviare

 En nueve poblaciones del país se realizaron los sepelios y los homenajes a los soldados asesinados por la guerrilla de las Farc en Timba, Cauca. Cientos de personas se volcaron a las calles para despedir a los uniformados que fallecieron en una emboscada perpetrada por la columna móvil Miller Perdomo de las Farc.

En el Carmen de Bolívar se realizó el sepelio del soldado profesional Óscar Blanco Díaz, de 23 años. Allí los habitantes de la población marchan por las calles con banderas blancas que dicen paz. El expresidente Álvaro Uribe asistió para acompañar a los familiares.

«Por favor presidente Santos, si va a haber un acuerdo de paz que sea lo más pronto posible pero que no haya más muertos en Colombia», dijo uno de los asistentes a la marcha.

El soldado José Guevara Inocencio, de 29 años, que deja huérfano a su hijo de cinco años, fue despedido en Támara, Casanare.

«No me siento capaz de ir a vivir sola a la casa, yo siempre esperaba que él me llamara, ahora no va a llamar más», señaló Eliana Herrera, esposa del soldado fallecido.

En Bucaramanga fue sepultado el soldado Víctor Alfonso Páez Álvarez, que de sus 25 años había pasado siete en el Ejército.

«Él era el que me daba todo a mí, los remedios y todo. Yo nunca esperé esto», señaló la madre del militar.

El soldado Libardo Sánchez Cotazo fue homenajeado en Popayán, Cauca, donde centenares de personas acompañaron el desfile fúnebre.

«Mi hermano se fue como un héroe», indicó Norfalia Cotazo.

Familiares, amigos y conocidos despidieron al soldado Antonio Alexander Turriago Arce en Villavicencio, Meta.

«Él murió en lo que a él le gustaba, murió con su uniforme», afirmó su madre Carmen Arce, que previamente había denunciado que supuestamente no les permitían disparar a los guerrilleros, al parecer, por la tregua unilateral que adelanta ese grupo.

Esa denuncia fue rechazada por el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

También hay luto en Nariño, donde fueron velados los soldados Carlos Alexander Popayán, del municipio de Funes, y Franklin Prado Botina, de La Cruz.

En ambos municipios los ciudadanos han rechazado lo ocurrido y pidieron al Gobierno que no deje solos a los uniformados que se encuentran combatiendo en el país.

En Alcalá, Valle del Cauca, despidieron al soldado Juan Sebastián Puentes Hernández, de 21 años, que solo llevaba nueve meses en el Ejército y se había incorporado buscando la forma de darle un mejor futuro a sus seres queridos.

Su familia, que no estaba de acuerdo con la opción de vida que había tomado, lo recordó con cariño.

El sargento segundo Diego Edison Benavides Molina recibió el último adiós de sus familiares en Pitalito. En la población de Huila un gran número de personas siguió la caravana en motocicletas mientras exhibían banderas blancas y de Colombia.

«Yo le doy gracias al Ejército porque me han colaborado en todo», dijo la esposa del suboficial, que estuvo 15 años en el Ejército y era el encargado del pelotón cuando fueron atacados.

En el Cantón Norte de Bogotá, que amaneció tapizado con flores que dejaron los ciudadanos, se realizó el sepelio del soldado José Wilfrido Laguilavo Lavacude, de 25 años. Al lugar asistió el presidente Juan Manuel Santos, el ministro Juan Carlos Pinzón y la cúpula militar.

«Es injusto que siempre sea el pobre el que paga. Las Farc son unos cobardes criminales», declaró una tía del militar asesinado.

Share Button