viernes diciembre 4 de 2020

“En Colombia ya no hay enemigos de la paz”: Gobierno

29 abril, 2015 Política

Néstor Humberto Martínez NeiraEn la sorpresiva reunión que se desarrolló en la mañana de este miércoles entre el expresidente Álvaro Uribe y el ministro de la Presidencia, Néstor Humberto Martínez, se habló sobre las diferencias que el uribismo tiene ante varios temas de la agenda nacional.

El primer encuentro formal entre el Gobierno y uno de sus más fuertes opositores duró una hora y media, y se llevó a cabo en la oficina del exmandatario, quien estuvo acompañado por el senador Honorio Henríquez.

Al cierre de esta reunión, el Ministro de la Presidencia dijo a modo de conclusión: “El expresidente Uribe es un patriota, nosotros trabajamos por Colombia, luego no puede haber sino una agenda amplia de comunidad de intereses por el país”.

Y agregó más tarde: “Hay que reafirmar que el presidente Uribe no se opone a la paz, no hay enemigos de la paz”.

Para el ministro de la Presidencia, Néstor Humberto Martínez este tipo de encuentros son muy positivos pues se logran identificar diferencias y puntos de encuentro respecto a temas trascendentales como el proceso de paz.

Según Martínez: “El presidente Uribe no se opone a la paz y se puede decir que en Colombia ya no hay enemigos de la paz”, añadió.

Agregó que ya puso al tanto al presidente Santos de los detalles de este diálogo y que si bien no hay agendas para acercamientos o reuniones, vio una actitud positiva.

“La decisión del presidente Santos es abrir el diálogo político con todos los sectores… en estas materias la consigna es perseverar, perseverar y perseverar”, concluyó, parodiando una forma de expresarse del ex mandatario.

Dijo que es necesaria una convergencia nacional para rodear el proceso de paz en la que estén todos los sectores incluido el uribismo, reiterando la invitación del Gobierno para que hagan parte de la comisión asesora de paz.

La mano derecha del presidente Juan Manuel Santos, el ministro de la Presidencia, Néstor Humberto Martínez, señaló que el senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez “no se opone a la paz”.

En su declaración, dada varias horas después de un sorpresivo encuentro con el exmandatario, Martínez consideró además que “en el país no hay enemigos de la paz”.

“Esa fue una reunión convenida desde ayer (martes) con el expresidente Uribe, siguiendo una política de abrir caminos de diálogo con todos los sectores. Hablamos de todo y se aprovechó para hablar de paz, la economía, la inversión, el agro, la seguridad y la reforma del equilibrio de poderes”, dijo.

Según el ministro, es muy importante este diálogo con la oposición y con el expresidente Uribe porque se “logra identificar los puntos de desencuentro y puntos de identidad hacia delante para hacer un trabajo mancomunado para el país”.

“Para empezar hay que reafirmar que el presidente Uribe no se opone a la paz…en Colombia no hay enemigos de la paz”, insistió.

De acuerdo a Martínez, la nueva directriz y decisión del presidente Juan Manuel Santos es abrir diálogo político y encontrar puentes de entendimiento. “Por eso con el Centro Democrático hay que perseverar, perseverar y perseverar”, añadió.

“Lo importante es que hagamos convergencia nacional entorno a la paz”, agregó.

Uribe al respecto

Entre los temas que se abordaron estuvieron la paz y las críticas del Centro Democrático a lo que se discute hoy en La Habana.

“Le repetí a él, por supuesto, con inmenso respeto, todas las preocupaciones que nosotros tenemos por la economía, la empresa privada, el orden público, las Fuerzas Armadas, y por lo de La Habana”, contó el expresidente.

Agregó que le pidió al Ministro mirar «el proyecto de alivio a las Fuerzas Armadas» que presentó su bancada, el cual, precisó, «no tiene impunidad y no involucra a las Fuerzas Armadas en justicia transicional».

También le manifestó que el Centro Democrático considera «urgente un cese de actividades criminales de la guerrilla, verificable». «Eso sería una buena señal al país y permitiría avanzar en el diálogo sin afanes», subrayó el exmandatario, quien ignoró la pregunta sobre si hay alguna posibilidad de que se reúna con el presidente Juan Manuel Santos.

El expresidente insistió en que no hubo novedad en los puntos que le expuso a Martínez, ya que fueron observaciones coherentes con las inquietudes que él y su bancada advierten constantemente.

Aunque ninguno de los dos se refirió a encuentros futuros, ambos coincidieron en que fue un diálogo amable.

Share Button