jueves julio 29 de 2021

Procurador, no presuma como el vocero de la sociedad colombiana: Santos

07 abril, 2015 Política

Santos y El Procurador

 El presidente Juan Manuel Santos se refirió nuevamente al procurador Alejandro Ordóñez, considerando que si bien ha fijado posiciones en torno al proceso de paz, son propias y de una parte de la sociedad, por lo que le pidió aclarar que no habla en nombre o que representa a todos los colombianos.

En entrevista con La FM, el jefe de Estado le dijo al procurador, “no presuma como vocero de la sociedad colombiana, porque una parte muy importante de esa sociedad colombiana no se siente reflejada en ese procurador”.

“El tiene unas creencias y una posición que refleja un segmento de la población, bienvenido sea y si quiere hacerlas públicas pues perfecto, pero tiene que cuidarse como procurador de no incurrir en esas exageraciones de estar permanentemente criticando el proceso”, que afirmó en muchas ocasiones se le ha explicado.

El mandatario manifestó además que espera que el procurador Ordóñez no esté mezclando su posible candidatura presidencial con su papel en el Ministerio Público.

“Ojalá no mezclara lo uno con lo otro, no es conveniente para el país tener personas en esas entidades de control que hagan política con su puesto, ojalá el procurador tenga el cuidado de diferenciar lo uno con lo otro”, le dijo el jefe de Estado.

Sobre el último cuestionario en torno al proceso de paz que le envió el jefe del Ministerio Público, señaló que ya se han respondido, que son las preguntas que siempre se hacen y que personalmente se le han explicado los detalles de lo que ocurre en La Habana y los alcances de las negociaciones.

El regreso de Mora a La Habana y el futuro de la negociación

El presidente Santos se refirió además al proceso de paz, dijo que el jueves regresará el general Jorge Enrique Mora a La Habana, e insistió en que nunca se retiró del proceso.

“Mora está muy contento y muy orgulloso de lo que está haciendo”, dijo el mandatario quien señaló que el mismo lo ha expresado, que “poder estar en la mesa es un inmenso honor, el lo siente así y el mismo lo ha dicho”, por lo que incluso les ha expresado a los propios militares que apoyen el proceso de paz..

Se refirió a algunos generales en retiro que no están de acuerdo con los diálogos con las Farc señalando que “al general Bedoya no le gusta el proceso de paz”, desde la época de las elecciones.

Sin embargo, para el mandatario, lo importante es que los comandantes y oficiales activos están “totalmente alineados” con las negociaciones.

Frente al tema del ELN, señaló que “estamos ensayando pero todavía no lo hemos podido meter al tren”.

Agregó sobre la negociación con las Farc que si no llega a un acuerdo y “si al final me toca correrme, me corro, pero le queda a uno la conciencia tranquila de que hizo todo lo posible”.

En otros temas el mandatario reveló que no conoció finalmente quien le interceptó su correo electrónico, y manifestó su preocupación por la vulnerabilidad de la seguridad electrónica en el mundo.

Sobre Uribe dijo que quisiera una reconciliación para que se uniera al proceso de paz, pero por un “problema personal que desconozco”, no ve que se pueda dar en el futuro inmediato una reconciliación.

En cuanto a la Cumbre de las Américas habló de la importancia de promover el diálogo entre Estados Unidos y Venezuela, así como la relevancia del encuentro que se dará con Cuba y destacó las propuestas que llevará en materia de educación, drogas y superación de la pobreza extrema.

El presidente Juan Manuel Santos se pronunció nuevamente en contra de lo que calificó como “las posiciones incomprensibles” del Procurador General de la Nación, Alejandro Ordoñez Maldonado”, y tras reiterar que se está extralimitando en sus funciones haciendo, además, ataques mentirosos contra el proceso de paz, advirtió que tiene diferencias profundas con el funcionario, pues subrayó “yo soy una persona bastante liberal y él es una persona ultraconservadora” que se proclama como “un fanático religioso” y como “un procurador con sotana”.

De paso, el presidente Santos hizo una corta referencia al expresidente Alvar Uribe Vélez y dejó entrever que no insistirá más en buscar una conciliación con él.

“No hay en este momento ninguna posibilidad de reconciliación, muy a mi pesar”, expresó Santos tras advertir que el exmandatario “perdió su rumbo” y él, como Jefe de Estado, prefiere continuar con el suyo.

“Lo intenté y no lo logre”, señaló, a tiempo que advirtió que el exmandatario tiene “un problema personal”, pero… “no me trasnocha un solo segundo”.

Respecto al procurador Ordoñez Maldonado dijo: “Yo no tengo nada contra la sotana, lo que si sería censurable es que debajo de la sotana tuviera alguna intención política. Ojala no mezcle lo uno con lo otro”-.

Y complementó: “No es conveniente para el país que el procurador haga política con su puesto. Ojala tenga el cuidado de diferenciar lo uno con lo otro”.

Los pronunciamientos los hizo el mandatario colombiano en declaraciones a la emisora la FM, a propósito de las pretensiones presidenciales de Ordoñez Maldonado, advirtiendo que por estas razones nunca votaría a su favor.

El presidente Santos señaló que el procurador tiene derecho a hacer las críticas, pero que no presuma como vocero de la sociedad colombiana porque una parte muy importante de la sociedad colombiana no se siente identificada con el procurador.

“El tiene unas creencias y una posición que refleja un segmento de la población. Bienvenido sea y si tiene sus creencias y quiere hacerlas públicas, perfecto. Lo que tiene es que cuidarse en no incurrir en esas exageraciones de estar permanentemente criticando un proceso en el que muchas ocasiones le he dicho no hay diferencias”.

Respecto a los reiterados pronunciamientos de Ordoñez en contra del proceso de paz dijo que “a veces toma posiciones que para mi son incomprensibles” y agregó que “así le expliquen de mil maneras lo que está pasando en La Habana está dispuesto a no escuchar. De hecho aseguró que hubo temas tratados en la Casa de Nariño que se supone que no saldrían de allí y Ordóñez terminó emitiendo un comunicado y cargando contra él, situación que le molestó”.

El presidente Santos calificó de mentirosas las afirmaciones del procurador y subrayó que estas “no le hacen bien a la democracia”.

A instancias de la FM, el primer mandatario dijo que no solo absolverá las 45 preguntas formuladas en una carta que le envió el Procurador, sino a otras 100 críticas o ataques que se le han hecho al proceso de paz de La Habana, muchas de las cuales, dijo, no tienen fundamento o corresponden a algunas dudas que se tienen en torno a las conversaciones con las Farc.

De todas maneras dijo que “hay gente que no quiere entender lo que quiero decir así él lo explique y haya sectores interesados en mentir”.

Al respecto, se refirió también a las “cifras amañadas” que presenta el partido Centro Democrático sobre la supuesta inseguridad en Colombia, que añadió, le miente a la sociedad a tal punto que les hace creer lo que no es cierto.

“A punta de repetir eso, la gente lo va creyendo”, aseveró. De hecho recordó que reiteradamente ha dicho que las Fuerzas Militares no están en discusión en Cuba y aceptó que a unos militares en retiro no les gusta el proceso. “Al general Bedoya no le gusta el proceso de paz, pregúntele por qué no le gusta”.

El presidente Santos recordó un hecho particular. La versión según la cual él había sacado de los diálogos de paz al general Jorge Enrique Mora Rangel. El jefe de Estado dijo que los sectores de oposición armaron escándalo y lo cierto es que, aseguró, el general Mora está contento con su rol en los diálogos de paz.

Al respecto, agregó que el general Mora regresa este jueves a La Habana”.

Al igual que con respecto al expresidente Uribe, el presidente Santos hizo una breve referencia a la posición del Fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre en torno al proceso de paz.

Dijo que este tiene otra función completamente distinta, que es ayudar a interpretar la justicia transicional. Lo importante es lo que se negocia y se decida en la mesa, concluyó.

Santos defendió en forma vehemente el proceso de paz de La Habana y reiteró que su propósito es acabar el largo conflicto armado a través del diálogo, pero advirtió que si las Farc, de cuyos miembros dijo que por algunas de sus actitudes parecen “brutos”, no aceptan esta oportunidad histórica para finalizar la guerra, pues no tiene inconveniente en romper las negociaciones.

“Si al final me toca correrme, me corro, así de sencillo”, precisó Santos, quien subrayo que de tener que terminar las conversaciones lo haría con “la consciencia tranquila” por el hecho de haber intentado.

De otra parte, Santos instó a los colombianos a hacer “oídos sordos” a quienes dicen que la visita del papa Francisco está politizada, al tiempo que dijo que espera que la llegada del Sumo Pontífice una, no divida, a los colombianos.

El mandatario aseguró que le informó al papa Francisco cómo va el proceso de paz, al tiempo que dijo desconocer cuál será la fecha para que se lleve a cabo la visita.

Otro tema tratado por el presidente Santos fue el de la ley de Garantías, cuya eliminación propuso recientemente.

“Si no hay reelección, la Ley de Garantías no tiene razón de ser en muchos de sus aspectos”, reiteró y agregó que derogarla permitirá que los dignatarios locales empleen mejor el presupuesto.

Acerca de las críticas que esta decisión implicó, el mandatario se preguntó cuáles son los supuestos intereses que él persigue con ello. “¿Cuál maquinaria?” Se preguntó Santos ante las críticas.

El presidente reconoció que decisiones de este tipo son impopulares, no gustan, pero son las mejores para el país. De hecho reconoció que muchas de dichas decisiones las ha tomado sintiéndose solo. “Me puedo dar el lujo de tomar decisiones impopulares, si creo que son las que le convienen al país”, dijo.

“La opinión pública, cuando evalúe los resultados, dirá que fue un gobierno extraordinario”, agregó el mandatario de los colombianos. Santos también dijo que una decisión que no le costó tomar fue la de suspender los bombardeos contra las Farc. A su juicio, es un paso normal en el desescalamiento del conflicto. Sobre este grupo guerrillero atinó a decir que tuvo gestos con el cese unilateral del fuego, al tiempo que dijo que no sabe dónde está ‘Timochenko’, su máximo líder.

Corte Constitucional

Santos aseguró que pedirle la renuncia a los magistrados de la Corte Constitucional es “romper la Constitución” y de ahí que la crisis del alto tribunal la corregirá “la institucionalidad”.

El mandatario aseguró que si bien se sorprendió con el escándalo de la Corte serán las instituciones quienes la corrijan. Y en cuanto a la reunión del fiscal con los magistrados indicó que se han reunido porque “son sus íntimos amigos”.

Finalmente, el mandatario dijo que se siente “triste” por no poder conciliar con el expresidente Álvaro Uribe, de quien dijo “hizo muchísimo por este país”. De todas formas, aseguró, lo del ahora senador contra él es personal.

Share Button